El futuro del trabajo, ¿está en la casa?

Gracias a las telecomunicaciones, los recién graduados ahora pueden laborar en la sala de su hogar; este esquema funciona para muchos empresarios, que contratan a sus empleados de forma virtual.
mujer-trabajo-empleo-casa-emprendedor-JI.jpg  (Foto: Jupiter Images)
Jessica Dickler

Cada mañana, Octavia Silvia se levanta, se baña, se pone su ropa de trabajo, se maquilla, y comienza a trabajar como asistente administrativo, desde la mesa de su sala.  Silva contesta el teléfono y realiza otras tareas para Surprise Industries, una compañía que planea regalos sorpresa excéntricos, desde una clase para mezclar música en consolas, hasta escuela de pilotaje. Ella se da media hora para comer y termina su jornada laboral a las 6 de la tarde.

"Me pongo esos límites para que sea como trabajar en una oficina de verdad", dice Silvia.

Ella es una del creciente número de profesionales jóvenes que elige trabajar desde su casa, pues las oportunidades de telecomunicaciones han aumentado casi 400% en los últimos tres años, según el sitio de búsqueda de trabajo FlexJobs.com.

"Recibimos muchas llamadas y preguntas de buscadores de trabajo jóvenes que están interesados en obtener un trabajo flexible y en telecomunicaciones", dice la presidenta ejecutiva de FlexJobs, Sara Sutton Fell.

De hecho, Sutton agregó que el número de buscadores de empleo jóvenes que usan FlexJobs para encontrar este tipo de puestos aumentó 181% en los últimos tres años.

"En verdad les gusta porque se ajusta al balance de trabajo y vida que las generaciones jóvenes realmente quieren", dijo Melanie Holmes, vicepresidenta en servicios de empleo en Manpower. "Mi generación comenzó a ser adicta al trabajo, pero esta generación no es así".

También funciona para muchos empresarios, que contratan empleados de forma virtual. Jack Goldberg, presidente de la compañía de mercadeo en línea BirdDog Media, dice que la mayoría de sus empleados tiene entre 24 y 28 años de edad, y todos trabajan desde casa. De hecho, no hay una oficina principal.

A Goldberg le encanta manejar su negocio desde casa, sobre todo porque puede saludar a su hija cuando llega de la escuela, y cree que aunque algunos empleados se sienten solos en su domicilio, la mayoría disfruta de la libertad y la flexibilidad.

Esto también describe a Zach Welch, de 25 años, que trabaja desde su departamento de una habitación de Seattle. Es desarrollador de programas para BrainGlue, una agencia de mercadeo con base en Menlo Park, California, que se concentra en redes sociales.

"Mi escritorio está en mi habitación, así que salgo de la cama y comienzo a trabajar", dijo Welch.

Le encantan los horarios flexibles que ofrece trabajar desde casa, por lo que puede ir a esquiar de vez en cuando por las tardes. Pero también le cuesta trabajo estar lejos de sus compañeros. "Soy una persona extrovertida por naturaleza, y extraño el aspecto social", admitió.

En general, este aspecto puede ser negativo para este tipo de empleos. "No tienen la profundidad de las relaciones", dice Doug Arms, vicepresidente de la compañía de contrataciones Adecco. "Las interacciones cara a cara tienen cierto valor".

¿Quieres más noticias como esta?
Obtén los mejores consejos laborales y de management.

Arms cree que compartir una oficina puede ofrecer un impulso mayor, así como un impulso psicológico. Incluso cree que eso es lo que lo ha ayudado en su propia experiencia profesional. "Ha habido ocasiones en las que otras personas me superan en rendimiento, pero las relaciones que cultivé impulsaron mi carrera".

Arms recomienda dejar algo de tiempo para interactuar cara a cara con gestores y otros empleados al menos una vez a la semana, para desarrollar una conexión personal.

Ahora ve
Trump vuelve a defenderse por disturbios en Charlottesville atacando a la prensa
No te pierdas
×