Mexicanos confían en cambiar de empleo

Nueve de cada 10 profesionistas en el país estima que podría encontrar un mejor trabajo en 2011; diversificar la actividad laboral es una clave para lograr el éxito, revela un estudio.
empleado-entrevista-trabajo-JI.jpg  (Foto: Jupiter Images)
Ivonne Vargas
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Decir que el mercado del empleo en el país es difícil o vive en recesión, no empaña el anhelo de un gran número de profesionistas de empezar este año con una oferta de trabajo.  Así lo confirma una encuesta realizada por la consultora de recursos humanos Randstad, la cual refiere que casi nueve de cada 10 mexicanos tienen la confianza de mejorar sus condiciones laborales este 2011. 

México ocupó la tercera posición en confianza, respecto a oportunidades para mejorar en el terreno laboral, al igual que India, con 87%. China y Argentina registraron una puntuación más alta en ese indicador, con 94 y 89%, respectivamente. Grecia, Reino Unido y Japón, son los países menos optimistas, con 45, 43 y 19%, respectivamente, de acuerdo con el sondeo realizado en 27 países. 

"Estas cifras son un termómetro de cómo los trabajadores en el mundo perciben las oportunidades de negocio que tienen sus diferentes empresas. Lo que se observa es una confianza en el desarrollo y crecimiento de las organizaciones", refiere la consultora internacional. 

En el continente americano, Argentina y México son los países más optimistas, mientras que Estados Unidos, es el que menos confianza tiene y ocupa la posición 19 mundial, con sólo 54 %. 

El nivel de certidumbre, varía de acuerdo con las profesiones. Hay actividades que enfrentan mejor "los golpes" que dejan una crisis e, incluso, esos fenómenos económicos las benefician. Administradores, ingenieros en diversas tecnologías, abogados fiscales, son un caso concreto de ello; tras la recesión encuentran un mercado ávido de contratarlos para sanear la situación de una compañía tras el mal panorama económico, dice el psicólogo de la Facultad de Psicología de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), Mario López.

Otras actividades que son golpeadas "con menos intensidad" en el contexto actual, dice, corresponden al área de salud (médicos, nutriólogos, psicólogos, etcétera), la de ventas y la de manufactura. En algunos de esas profesiones se encuentra la mayor demanda de estudiantes, pero la realidad es que tales servicios siempre serán solicitados. "La diferencia es que ahora la gente está buscando quien le ofrece más y mejores alternativas por su dinero. Se está dispuesto a pagar un sobreprecio, siempre y cuando ese especialista garantice algo: que sabe escuchar a su cliente", apunta el especialista. 

De acuerdo con un análisis publicado por USNews, existen algunos mercados que se convertirán en grandes empleadores, a mediano corto plazo. Entre éstos, destaca el de personas de mayor edad. Este sector, al jubilarse, requiere reorganizar sus actividades, y ahí hay alternativas para quienes oferten cursos com alguna especialización, servicios geriátricos, de salud, entretenimiento, entre otros. 

Las empresas orientadas a la industria de reparación, por ejemplo, de autos y casas, tienden a cotizarse durante y después de la crisis. No sólo se convierten en empleadores, sino que son opciones para iniciar negocios propios, indica el psicólogo de la UAM. 

Para Gonzalo Estrada, autor del libro "Cómo conseguir trabajo en tiempos de crisis", otro opción que permite encontrar nuevas fuentes de empleo, es ser un profesionista abierto a propuestas que tal vez no sean las actividades que siempre se han realizado, que signifiquen una posibilidad de mantenerse activo en el mercado. 

Los comunicadores son un ejemplo concreto, "las generaciones que sólo piensan en encontrar trabajo en un medio podrían estar perdiendo buenas oportunidades en otras áreas de esa profesión, como la parte de asesoría en comunicación organizacional", puntualiza López.

Ahora ve
Mancera entrega las llaves de la primera casa antisísmica de la CDMX
No te pierdas
×