3 reglas de ventas para el trabajo

Crear una marca como profesionista y ser consistente en ella son los primeros pasos para crecer; es importante considerar los proyectos que representen un crecimiento y con metas establecidas.
mujer-trabajo-freelance-JI.jpg  (Foto: Jupiter Images)
Ivonne Vargas Hernández

En México, los jóvenes representan 18.7% de la población, es decir, 20.24 millones de personas entre 15 y 24 años de edad, y 9.8 millones son adultos jóvenes, de acuerdo con datos de la Encuesta Nacional de Dinámica Demográfica.  Este año, de acuerdo con datos del INEGI, la población juvenil alcanzará su máximo histórico, eso significa que el nivel de competencia en el mercado laboral será mayor, tanto para los egresados que deben competir por una primera oportunidad, como para los profesionistas experimentados y ávidos de una oportunidad para apuntalar su desempeño profesional. 

El primer paso para alcanzar el objetivo de incorporarse a un proyecto que represente crecimiento es "tener claro lo que realmente se quiere" y complementar la formación adquirida con conocimientos variados. Hasta para emprender, aunque tengas una idea de negocio, la persona debe haber tenido la experiencia de saber chambear, reportar a alguien, tener a gente a su cargo, entre otras funciones, dice el consultor senior de Financial Services de Michael Page, Iván Trigo. 

Otro aspecto para tomar el control del futuro profesional, y que no suele trabajarse en las universidades, es que el profesionista se percate que él es su propia marca, la cual merece atención y cuidado constante. "La imagen de una persona debe expresar el mensaje: puedes confiar en mi, soy un experto y haré todo lo posible porque tu área luzca con mi presencia", señala la psicóloga y especialista en reclutamiento de recursos humanos, Elsa Noriega

Un profesionista, dice, aunque no se dedique a la comercialización, debe ser hábil para vender sus servicios a varias empresas, sea dueño de un negocio o labore de planta en una compañía. Además, necesita ser disciplinado para mantener el valor de su marca, es decir se congruente con lo que se ofrece, "no pues pedir una jefatura y al momento de tener un problema con uno de los integrantes del equipo desertar". 

Aprender a vender y que te compren, es un paso determinante para el éxito de un profesional, pues "aún cuando hayas sido un alumno de 10, y domines los idiomas, sino sabes quién puede requerir esos servicios y cómo colocarlos, el crecimiento laboral se estanca", aclara Noriega. 

¿No estoy ofertando bien?

De acuerdo con el doctor en pedagogía, Ángel Díaz, uno fenómeno que se vive en el sector laboral es la desilusión profesional que enfrentan los estudiantes y recién egresados, ante la baja remuneración que pudieran recibir al entrar al terreno profesional. 

Cual sea el camino elegido para enrolarse profesionalmente: abrir un negocio o construir una carrera corporativa, no está demás trabajar en la marca profesional para vender mejor tus proyectos. Toma nota de los siguientes puntos para volver más eficientes tus propuestas. 

1. Vende emociones

Lección de ventas. Recuerda la última vez que disté más propina en un restaurante, ¿por qué lo hiciste? La persona que te atendió te hizo sentirte bien. Una situación similar sucede en las empresas.

Lección profesional. Los jefes contratan y ascienden a quienes hacen sentir bien, es decir, dan un valor adicional al trabajo. Por ejemplo, aquéllos que además de cumplir con sus funciones se llevan bien con el resto del equipo, o saben cómo darle la vuelta a un conflicto en el área para sacar adelante los pendientes. Las personas, aunque no lo acepten, compran sentimientos, y el tratar de ser empático con quienes te rodean o expresar en una entrevista laboral que entiendes las necesidades del puesto y ayudarás con los objetivos, suma puntos a la vista de los demás, puntualiza Noriega. 

2. Identifica tu valor.

Lección de ventas. ¿Qué te hace elegir un producto de belleza por sobre otro? Sus características, identificas para qué sirve, por qué es único y qué ventajas te dará. 

Lección profesional. Pregúntate, como profesional, de qué manera quieres ser identificado en el medio laboral y la próxima vez que alguien te cuestione cuál es tu experiencia y exactamente qué sabes hacer, puedas dar una respuesta contundente de las habilidades por las cuales es necesario que te contraten o asciendan. a respuesta necesita ser sencilla, de lo contrario puedes confundir. Si suenas a que eres un profesional "multi- tareas, podría dar la impresión de que abarcas mucho sin dar resultados certeros en una tarea concreta.

Esta regla es valiosa para los freelance, por ejemplo. "Aunque prestes servicios a varias compañías, en el medio debes ser identificado como ‘excelente para cierta cosa...', pero con la habilidad de sumarte a proyectos de otra índole por tu capacidad de disciplina, investigación, entre otros factores", añade Noriega. 

3. Haz todo inmediato. Hacer sentir importante a un cliente es una regla básica en ventas, por ello cuando una persona llama para solicitar un servicio y la atienden mal, o permanece horas en el teléfono sin recibir una respuesta clara, opta por cambiar de compañía o se mantiene en ella pero informa a su red de conocidos sobre lo terrible que le parece determinada empresa. 

Lección profesional. En el mundo de indiferencia que puede vivirse en una oficina, cualquier gesto que indique "lo que tú me pides es importante" marcará la diferencia en el trato que recibas de tus compañeros y directivos.

Si el jefe te pide nuevas propuestas para cambiar un proyecto, entrégalas en breve, y no esperes a que la información sea solicitada una y otra vez. Eso conlleva, por otra parte, a tener prioridades en la oficina. En caso de que, por el momento, no puedas trabajar en esas iniciativas, por sobrecarga laboral, coméntalo "en forma política. Eso forma parte de aprender a poner limites, los cuales también son necesarios si se aspira a crecer en la dirección que realmente te importa como profesionista", puntualiza Elsa Noriega.

Ahora ve
El primer robot de videojuegos del mundo tiene forma de araña
No te pierdas
×