Rotación laboral, enemiga de la empresa

De acuerdo con Grupo Regus, 8 de cada 10 trabajadores mexicanos consideran cambiar de trabajo; el 53% de los empleados se va por falta de promoción y porque no se toman en cuenta sus resultados.
trabajador triste renunciar  (Foto: Photos to Go)
Ivonne Vargas
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

El índice de rotación de los empleados mexicanos ha crecido a lo largo de los últimos años, y para 2011 y 2012, hasta 8 de cada 10 trabajadores piensan en cambiar de trabajo. Así lo confirma una encuesta elaborada por el proveedor de soluciones para lugares de trabajo, Grupo Regus. La investigación arroja como principales motivos de renuncia la precariedad de los salarios; baja satisfacción laboral; nula o escasas oportunidades de crecimiento; sobrecarga laboral y hasta el tiempo invertido en los largos traslados de casa a oficina.

Por lo regular, detrás de una excesiva rotación hay desmotivación, "el empleado se siente insatisfecho por detalles que pudieran parecer insignificantes, pero que impactan su autoestima, como el hecho de nunca ser requerido para tomar un taller. La distancia que haga a su oficina puede ser tan sólo el pretexto para irse, particularmente si tiene la oportunidad de brincar rápidamente a otro empleo", explica la psicóloga industrial Martha Soriano.

De acuerdo con el estudio de Regus, la decisión de cambiar de "aires laborales" es una constante entre los mexicanos, sin importar la situación actual del empleo. Según datos de la Secretaria del Trabajo, en enero de 2011, con relación a diciembre de 2010, sólo se generaron 15,882 trabajos, cuando en el mismo periodo del año anterior la cifra ascendía a 35,500 plazas.

La encuesta Regus Business Tracker arrojó que 53% de los trabajadores (de un universo de 10,000 encuestados, 500 en México) estaría dispuesto a abandonar su actividad laboral actual debido a la falta de promoción, y a que su empresa no toma en cuenta los resultados otorgados. A su vez, 43% y 32% de los participantes no se quedaría en una organización que carezca de visión estratégica, o donde no exista comunicación por parte de los directivos, respectivamente.

Otros factores que los participantes destacaron son: estrés y sobrecarga de trabajo (27%), así como un trayecto demasiado largo de la casa a la oficina (24%). Por su parte, 16% de los encuestados también se marcharía si las prácticas de empleo flexible no estuvieran permitidas, como laborar entre el hogar y la oficina. Casi un tercio de los trabajadores (28%) requirió que su horario laboral fuera flexible. "La última gota que derramaría el vaso" sería el factor de tener colegas groseros e instalaciones miserables (15%).

Enamore a sus empleados

La rotación de un empleado se manifiesta de manera diferente según la edad, el sexo, el nivel ocupacional y la antigüedad en la organización. Las personas jóvenes tienden a moverse más rápido. Los motivos personales son los que orillan a las mujeres a cambiar de trabajo, con mayor frecuencia, mientras que las causas laborales son las que empujan a los hombres a renunciar. En cuanto a la antigüedad, "las investigaciones demuestran que las personas que llegan a los 10 años en las compañías suelen ser más estables", indica la investigación Comportamiento organizacional, controversias y aplicaciones, realizada en la Universidad de San Diego (San Diego State University).

En el caso de México, los empleados tienen su razón para querer cambiarse de empresa. Las compañías, en promedio, invierten 387 dólares para atraer talento, cifra muy inferior a los 475 dólares en Latinoamérica; 737 en Europa, y 3,375 en Estados Unidos, según arroja el estudio Saratoga, elaborado por la consultora PriceWaterhouseCoppers.

La encuesta, aplicada a más de 1,000 organizaciones de 10 países de América Latina, encontró que en México existe un índice de rotación laboral de 5%, por encima de Argentina (3.2%) y Colombia  (2.2%).

El promedio de este comportamiento en América Latina, de acuerdo con la investigación, es de 2.89%, lo cual implica que el porcentaje de desvinculación laboral voluntaria en México es el más alto en la región, siendo el sector de ventas al detalle el más activo en este tema.

Para lograr que los colaboradores se desempeñen en un ambiente laboral que los incentive, estas son algunas recomendaciones que las empresas pueden poner en marcha:

1. Fomentar sociabilidad. Establecer como prioritario el trabajo en equipo e impulsar la convivencia entre sus integrantes, permite crear lazos de afectividad, seguridad, lealtad y confianza hacia la organización. El buen ambiente en la oficina mejora el desempeño del empleado y disminuye el estrés al que se encuentra sometido habitualmente.

2. Romper con estándares. Es importante dedicar uno o varios días para verificar las condiciones en que están laborando los empleados. Por ejemplo, ver que el aire acondicionado funcione; que la iluminación sea correcta; el baño y comedor sean gratos al empleado; que cuenta con el material requerido para hacer su actividad laboral, etcétera. Aquí la clave es no esperar a que alguien más haga esto, como líder de un departamento hay que tomar la iniciativa de evaluar esos aspectos.

"Una oficina bien dispuesta con muebles sencillos, aunado a colores claros y adecuados, mantendrán una atmósfera que inspirará orden, visión clara y tranquilidad, que estimularán la eficiencia y rendimiento en el trabajador", comenta la directora general de Regus México, Mónica Cati Cerda.

3. Mente sana en cuerpo sano. Como empresas, no hay que perder de vista que la gente requiere de momentos de esparcimiento para rendir mejor. Así que una propuesta a emprender es permitir a los empleados practicar alguna rutina física, por al menos diez minutos al día dentro del horario laboral. Levantarse unos minutos a caminar puede formar parte de esa gimnasia laboral, que permite al colaborador revitalizarse.

4. Entregas puntuales. Como jefe hay que trazar objetivos y metas, a corto, mediano y largo plazo, de acuerdo con las necesidades de la compañía. Es vital ser claro al momento de hacerlo, esto será la directriz que permita que todos los asalariados vayan hacia la misma dirección.

5. Pensar en terceros. Las empresas deberían centrarse en las actividades que generan ingresos y subcontratar el resto. Los servicios administrativos y de asistencia los pueden realizar otras compañías, dejando así a los empresarios que se concentren "en lo que saben hacer mejor", refiere Cati Cerda.

¿Quieres más noticias como esta?
Obtén los mejores consejos laborales y de management.

6. Innovación vs tradicional. Aunque sea un esquema que, de inicio, puede resultar complejo por la organización que implica, se puede comenzar a planear modelos de home office para puestos de trabajo que así lo permitan. Lo importante es establecer bajo qué mecanismos se evaluarán las entregas y cómo será la dinámica laboral.

"Actualmente, el crecimiento de un negocio depende en gran medida de su capital humano y en este mundo del trabajo acelerado se han visto forzadas las empresas a sacar el máximo partido de su personal", detalla Mónica Cati Cerda. Eso de inmediato conlleva al tema de capacitación, es la mejor inversión a largo plazo y donde existe un aliciente para mejorar el desempeño profesional.

Ahora ve
Dos aeronaves del Ejército se impactaron en Tecámac
No te pierdas
×