Cómo reaccionamos ante el amor

Expertos señalan que los hombres necesitan vivir una experiencia romántica para enamorarse; por su parte, las mujeres dan mayor importancia a los pensamientos metafóricos.
pareja  (Foto: CNNMoney.com)
Ivonne Vargas
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Los hombres tienen una mala reputación de ser menos románticos que las mujeres. Sin embargo, ellos no están exentos de ese sentimiento, la diferencia está en cómo procesan esa información en su cerebro: el sexo masculino necesita vivir una experiencia romántica para enamorarse, las féminas sólo requieren imaginarla.  A propósito de este mes, en el que los mexicanos destinan entre 600 y 1,000 pesos en la compra de obsequios para celebrar el día de San Valentín (según datos de la Procuraduría Federal del Consumidor), el Laboratorio de psicología biológica de neuromarketing, una empresa mexicana, realizó un estudio comparativo acerca de la actividad cerebral de un grupo de 12 voluntarios que fueron expuestos a la misma experiencia romántica. 

Investigadores mexicanos analizaron 16 regiones cerebrales, para obtener un mapa de cómo fluye la información romántica en la mente del ser humano. Los resultados refieren que en las mujeres destaca el pensamiento metafórico, es decir, ellas imaginan más de lo que ocurre en realidad, atribuyéndole múltiples significados a eventos simples. Los hombres, por el contrario, sienten el romance con el cuerpo, de forma concreta y tangible, con sensaciones como escalofríos y tensión. 

Si los hombres sienten ‘a flor de piel' el romance, porque su fama en el tema está en ‘entre dicho'. Es una cuestión cultural y de comunicación, las mujeres asocian más este comportamiento con las palabras, "quieren escuchar que su pareja les diga lo que sienten una y otra vez". Los varones son de comportamiento, suelen mostrar sus sentimientos con acciones, señala en su libro "5 Simple steps to take your marriage from good to great", Terri Orbuch. 

La investigación del laboratorio mexicano, confirma que si bien hay diferencias entre hombres y mujeres durante la percepción del estímulo romántico, esto no sucede en la forma de procesar la información a largo plazo. 

Esto significa que la principal diferencia en una experiencia de ese tipo radica en cómo viven el evento, pero no en las explicaciones racionales que se dan sobre el mismo. Por ello, los dos sexos pueden hablar de "lo que pasó" con mayor facilidad, cuando durante hay malentendidos en la relación. 

En lo que sí coinciden al máximo hombres y mujeres, es en privilegiar el contenido verbal por sobre el resto de los componentes de la vivencia romántica. Esto es, aunque la información se procesa de forma diferente en cada uno, las palabras y la forma en que son dichas son el eje rector de cómo se vivirá la experiencia sentimental. "Esto podría explicar el fuerte poder seductor de la correspondencia escrita, los sistemas de mensajería instantánea, o el infalible correo", señalan los investigadores mexicanos. 

¿Y la respuesta emocional?

Resulta que ambos sexos se emocionan con la misma intensidad en un evento romántico. La diferencia radica en la duración de ese sentimiento. Mientras los hombres reportaron seis picos emocionales (reacción fisiológica caracterizada por incremento en el ritmo cardíaco, dilatación de las pupilas y sudoración) en una situación de cinco minutos, las mujeres reportaron un total de 14 en el mismo período de tiempo. 

Las mujeres, a manera de conclusión, incluso pueden llegar a enamorarse de algo que aún no han conocido, teniendo un lapso de "enamoramiento" más largo; los hombres, por su parte, necesitan poder experimentar para llegar a esa etapa, sostiene el estudio del Laboratorio de psicología biológica de neuromarketing.

¿Quieres más noticias como esta?
Obtén los mejores consejos laborales y de management.

 

 

Ahora ve
Dos ciudades de AL están entre las 10 más peligrosas del mundo para las mujeres
No te pierdas
×