Titulación virtual, una opción en México

Ingeniería en la UNAM, la primera en realizar un examen profesional por videoconferencia; Pablo Álvarez, radicado en Estados Unidos, obtuvo su título por esta vía.
video conferencia  (Foto: Photos to go)
Ivonne Vargas Hernández
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Escuchar que los estudiantes se capacitan a través de Internet o trabajan en proyectos "en línea" es común. Pero desarrollar un examen profesional por esta vía es otro reto, el cual asumió la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), que tituló mediante esta modalidad a un alumno de la Facultad de Ingeniería (FI).  Dos equipos de videoconferencia, uno en Los Ángeles y otro en Ciudad Universitaria, permitieron que Pablo Álvarez Tostado concluyera la carrera de Ingeniería Mecánica. El estudiante dejó la Facultad con un 90% de los créditos avanzados, para encontrar una oportunidad laboral en Estados Unidos, país del cual - por circunstancias personales- no puede salir.

Este proceso de titulación implicó pláticas con profesores para lograr que Pablo aprobara -en extraordinario- las materias que debía; hallar un director de tesis dispuesto a asesorar por computadora y establecer contacto con la Escuela de Extensión de la UNAM en Los Ángeles (ESELA) para organizar el enlace remoto. Estas fueron "algunas de las variables que debimos prever", comenta el secretario de Servicios Académicos de la universidad, Miguel Figueroa Bustos. 

Para Bustos, que se trate del primer joven de licenciatura de la FI que se titula desde el extranjero, representa un avance importante: significa que alumnos que se vieron obligados a salir del país pueden terminar sus estudios, "e incluso darles continuidad", dice. 

Tan lejos y tan cerca

A los residentes en California les preocupaba que el pesado tránsito de la ciudad les impidiera llegar a tiempo a la ESELA, y los que estaban en el Distrito Federal se inquietaban ante la posibilidad de que la misma complicación, pero en el Periférico, demorara su llegada a Ciudad Universitaria, sede de la máxima Casa de Estudios.

Además del alumno y los sinodales, los más inquietos en este encuentro eran los responsables de la sala de videoconferencias del Centro de Docencia de la Facultad de Ingeniería, quienes temían que el intercambio de datos en Internet fuera lento y dificultara el enlace virtual. 

"Los nervios eran porque nunca habíamos hecho algo así. Es la primera vez en esta facultad que alguien se titula desde el extranjero y queríamos que todo saliera bien", expresa la encargada del área de Formación y Desarrollo en Cómputo para la Docencia de la UNAM, Yenni Quintana Sánchez. 

Al iniciar el enlace, para Pablo eran las 10 de la mañana y para los sinodales las 12:00 en punto. La charla virtual se dio sin trabas, y bastó un "buenos días, Los Ángeles; buenas tardes, México", para que él diera comienzo. "Es una verdadera sorpresa verte al fin", dijo en el examen Francisco Solorio Ordaz, quien dirigió la tesis del estudiante, titulada 'Diseño hidráulico de un sistema de riego por goteo para una huerta aguacatera pequeña'. 

"Quien pasa por aquí (la FI, en la UNAM) sabe que un buen ingeniero nunca deja del todo su escuela, por más tiempo que haya transcurrido o por más lejos que esté. Así, un buen día, Pablo decidió que era momento de terminar lo que había dejado trunco y se comunicó para preguntar qué podía hacer para cumplir con las seis materias que debía: ‘sólo que tengo un problema', comentó, ‘no puedo salir de los Estados Unidos'", platica Figueroa Bustos. 

Inmediatamente, detalla, se buscaron opciones para que presentara sus exámenes extraordinarios y el joven se sujetó al rigor que eso implicaba, como prepararse en las bibliotecas cercanas a su casa y trabajo. Tras acreditar las evaluaciones por Internet, Pablo buscó dónde cumplir las 460 horas de servicio social requeridas para titularse, y se puso en contacto con la Escuela de Extensión de Los Ángeles. 

El estudiante se colocó en esa oficina, donde entabló relación con muchas personas en su misma situación, pues parte de sus deberes era atender el teléfono y dar asesoría en línea a universitarios radicados en Estados Unidos, que buscaban alternativas para concluir sus estudios.

Para el estudiante hubiera resultado fácil escribir su trabajo sobre la naranja, uno de los cítricos que crece con facilidad en Los Ángeles, pero decidió desarrollar la tesis sobre el aguacate Hass, cultivado en Uruapan, Michoacán, pues busca que su proyecto sea de ayuda para los productores de ese estado, que están sujetos a las temporadas de lluvia.

Su proyecto de titulación plantea la propuesta de crear un sistema hidráulico que, mediante el riego por goteo, incremente la producción aguacatera de los campesinos en esa localidad y que esto les ayude a ahorrar agua, para que su jornal no tenga que depender del ciclo de lluvias. 

"Un sistema de tuberías, una bomba y la disposición estratégica de surtidores alrededor de las raíces de los árboles es lo único que se requiere. La inversión no es mucha, pero el ahorro que arroja esta propuesta desde el primer año es de miles de pesos", expuso el ingeniero en la videoconferencia. 

Para el examen, Pablo Álvarez se preparó ‘a conciencia'. Determinó costos de material en las casas de construcción de Michoacán, hizo análisis de la pérdida de agua por evaporación en la vegetación de la zona, evaluó esquemas del clima regional, entre otras acciones. 

"¿Que cómo hice mi tesis desde acá?", respondió Pablo a un sínodo, "la parte teórica quizá fue un poco más sencilla, visitaba las bibliotecas públicas angelinas; sin embargo, con lo que tuve que indagar de México, la investigación tomó otro (perfil) casi detectivesco. Con la experiencia obtenida al presentar mis exámenes a distancia, o de apoyar en la ESELA, vi el poder de una computadora y un teléfono bien utilizados. A veces hacía búsquedas por Internet; otras, echaba mano de la Sección Amarilla y llamaba a Uruapan. Así, poco a poco, el rompecabezas tomó sentido", recordó el ahora ingeniero en su examen. 

¿Quieres más noticias como esta?
Obtén los mejores consejos laborales y de management.

Esta experiencia abre nuevas posibilidades para los alumnos, pero sobre todo para la Facultad de Ingeniería, que ya está a la espera de más estudiantes que decidan concluir su carrera sin importar qué tan lejos se encuentren. "Tan sólo bastan las ganas y una computadora", puntualiza Figueroa. 

En otras latitudes, la Universidad Tecnológica Metropolitana de Chile también ha realizado un examen profesional por videoconferencia, enlazando a un estudiante de la Escuela de Cartografía, quien presentó su trabajo de titulación desde Ginebra, Suiza.

Ahora ve
Periodista hispana vivió en carne propia la intolerancia de integrante del KKK
No te pierdas
×