Un buen puesto no es panacea de la mujer

El sexo femenino en México no se conforma con tener empleos estratégicos, ellas quieren más; salarios competitivos y libertad para administrar su tiempo, son algunas de sus demandas.
mujer-computadora-pagina-internet-JI.jpg  (Foto: Jupiter Images)
Ivonne Vargas Hernández
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

La incorporación del sexo femenino a puestos ‘clave' en las organizaciones es un hecho, pero aún existen diversos factores que ellas quisieran mejorar, como el salario y las condiciones laborales. Así lo reflejó una encuesta realizada por el portal de empleos ZonaJobs, que abordó las prioridades de la mujer mexicana al buscar trabajo. Entre éstas destacan: lograr desarrollo profesional, un salario competitivo, horarios flexibles y un buen clima laboral. En menor grado consideran relevante contar con prestaciones adicionales, como descuentos y servicios de cafetería, reveló el análisis.

De un universo superior a 5 mil 800 entrevistadas, el 18% dice estar contenta en su actual empleo y tener una buena percepción económica. Otro 51% señala estar feliz con su trabajo, pero inconforme con: sueldo (36%); clima laboral (6%) y sus tareas (9%). El 30% está buscando una nueva opción laboral, porque está insatisfecha con el proyecto en donde se desempeña.

La mayor parte de las mujeres (45%) trabaja de seis a nueve horas diarias. Un porcentaje menor, aunque muy representativo (26%) labora de nueve a 12 horas diarias, y sólo un 8% invierte menos de seis horas al día en esa actividad. Aquellas con un horario flexible son "menos", menciona el informe.

La administración del tiempo y un equilibrio de la vida laboral con la personal es una combinación ‘vital' para las mujeres, quienes además de buscar la satisfacción y el éxito profesional deben - en muchos casos- destinar tiempo a su hogar. Aunque es importante dedicar un espacio a ellas mismas, eso no parece tener una prioridad en la mayoría de los casos, puntualiza la encuesta. 

"Las mujeres se sacrifican más en una relación para atender a los hijos. Generalmente, llegan a ausentarse del trabajo de tres a cinco años, y cuando (los menores) entran a la escuela es el momento en que se reincorporan a la vida laboral", señala el texto.

Sin embargo, la etapa de la adolescencia (en la familia) puede representar otro cambio; en este caso, dos de cada 10 ejecutivas llegan a cambiar su dinámica laboral para estar más al pendiente de sus hijos, expresa Roberto Díaz, investigador del Tecnológico de Monterrey, campus ciudad de México. 

Respecto a la presencia femenina en puestos directivos, el especialista señala que México sigue teniendo "una cultura machista" en el tema, pero no es la única región con ese comportamiento, "también se puede ver (ese patrón) en los asiáticos", dice. 

En este contexto, detalla el investigador, la mujer tiene que aceptar - en ocasiones- sueldos más bajos, porque hay menos oportunidades. No obstante la diferencia salarial, ellas son igual o más productivas que los hombres. 

Lo que más ayuda al sexo femenino es el poder para negociar. "Su agresividad, los amigos o contactos que hayan logrado cosechar dentro y fuera de sus trabajos (sirven) para poder destacar dentro de las empresas". Las mujeres, subraya Díaz, deben aprovechar su facilidad -casi inherente por naturaleza- para establecer un networking (red de contactos) efectiva.

Barreras ¿imaginarias o reales?

El reporte del portal del empleo menciona que, de las mujeres sin oferta de trabajo actualmente (el 56% de las encuestadas), el 79% está buscando empleo pero no encuentra; el 5% se dedica a estudiar y el 7% es ama de casa.

En el ámbito laboral, la mayoría de las mujeres no creen que su género limite algunas propuestas laborales, sin embargo, sobresalen áreas de oportunidad laboral en los departamentos de Recursos Humanos y en tareas de Responsabilidad Corporativa, en especial en todo lo relacionado con equidad de género, menciona el informe.                                                                                

El papel de las ejecutivas en el crecimiento de un país es vital. De acuerdo con el informe 'The Gender Dividend: Making the Business Case for Investing in Women', de Deloitte, el desarrollo, promoción y retención del talento femenino en el ámbito público y privado es un factor clave para el éxito de las organizaciones y de la economía mundial.

Sin importar esa consigna, la realidad demuestra que su talento sigue siendo poco utilizado. "En Europa, las mujeres representan el 45% de la fuerza de trabajo -con más de la mitad de los graduados universitarios-, sin embargo, son sólo el 11% de los ejecutivos de las empresas", señala el reporte.

Esas cifras contrastan si se considera -por ejemplo- su poder como consumidoras. "Influyen hasta un 80% en las decisiones de compra", cita el estudio de la consultora.

Si las oportunidades laborales y de crecimiento profesional estén al alcance de hombres y mujeres por igual, ambos géneros tienen una mejor calidad de vida y eso impacta, positivamente, en el desarrollo de la sociedad, concluye el country manager de Dridco (operadora de ZonaJobs) en México, Ariel Cilento.

Ahora ve
El agradecimiento con el que Agustín Carstens se despidió de Banxico
No te pierdas
×