Los famosos también quieren licenciatura

Varios actores han ido más allá de su formación en arte dramático para cursar una carrera; además de su oficio actoral, Natalie Portman, por ejemplo, estudió una licenciatura en psicología.
natalie portman  (Foto: CNN)
Ivonne Vargas Hernández
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Estudiar una carrera universitaria es una actividad que no sólo buscan quienes desean una trayectoria corporativa o poner un negocio. También hay otros profesionistas que ‘voltean' a la universidad, como los actores, aunque su oficio sea el de estar buscando el ‘papel' de sus vidas.  Tienen dotes para actuar, pero algunos también tienen un IQ (coeficiente intelectual) brillante, que les hubiera permitido -aliados de otras habilidades- desempeñarse en diferentes campos laborales, aunque optaron por quedarse con los escenarios. 

En forma general, el coeficiente (o cociente) intelectual es una estimación de las habilidades cognitivas que tiene una persona, es decir, inteligencia en relación con su grupo de edad (el IQ medio es de 100). Si alguien supera esa medida llegando, por ejemplo, a 130 en su grupo, se considera superdotado, explica la psicóloga Elsa González. 

Más allá de tener un coeficiente muy elevado,"hay estudios que demuestran que a pesar de tener ese indicador alto, las personas no saben utilizar sus capacidades de razonamiento", dice González.

Resulta que hay famosos que además de brillar en un reflector, les interesaba contar con un ‘papelito' universitario

¿Qué les aporta o cómo influye esto en su carrera? A decir del director de la Escuela de Psicología de la Universidad Anáhuac del Norte, José María López Landiribar, tener una formación universitaria contribuye en su personalidad, con experiencias que les darán seguridad personal. Los actores "son personas que tal vez sean muy exitosas en esa actividad, pero (a veces) fuera de ella se sienten muy vulnerables o inseguros".

El desenvolverse en un ambiente universitario fortalece su autoestima, la visión de sí mismos y de cómo relacionarse con sus públicos. "Es una forma de crecimiento, de superación, que es parte del propio éxito que se pueda tener" en el arte, por ejemplo.

Incluso, añade el especialista, en ese medio se está expuesto todo el tiempo a entrevistas y participaciones en público. Una carrera universitaria les da formación profesional en otra área de su interés, pero también les "abre vetas" para trabajar en su expresión, lo que les ayuda a tener una mejor imagen pública

A propósito de la recién celebrada entrega de los premios Oscar, aquí una lista de ‘famosos' que han optado por sumar a su trayectoria una carrera distinta a su oficio actual.

Mejor actriz

Natalie Portman se llevó tal reconocimiento este año por su actuación en la película 'El Cisne negro' (Black Swan). Ella estudió psicología en la Universidad de Harvard en 2003 y, en declaraciones realizadas a medios ha señalado que esa formación le ayudó a interpretar, de mejor manera, su papel en la película premiada. También ha tomado cursos de posgrado en la Universidad Hebrea de Jerusalén. De acuerdo con información publicada en sitios como celebrityodor.com y archure.net, su IQ es de 150. 

Mejor actriz de reparto

La ganadora en esta categoría fue Melissa Leo, conocida por su papel de Kay Howard en la serie Homicide: Life on the Street. Lo que se sabe -poco- de esta actriz es que estudió Ventas (similar a Administración) en la State University of New York. 

Mejor vestuario

Colleen Atwood recibió el premio en esta categoría por su participación en Alice in Wonderland (Alicia en el país de las maravillas). Ella ha sido nominada nueve veces en ese rubro, y además de interesarle ese tema, estudió pintura en el Cornish College of the Arts, en Seattle. 

Mejor dirección de arte

Todd Cherniawsky obtuvo la estatuilla este año por 'Alicia en el país de las maravillas', y ha sido diseñador escénico, ilustrador y director de arte para otros proyectos, como Ocean´s thirteen, Beowulf, Polar Express y Avatar. Tiempo atrás, estudió Production Design en la Facultad de Arte de la Universidad de Alberta, en Canadá. 

Otras celebridades han apostado por iniciar desde jóvenes con sus estudios en arte dramático. Es el caso del ganador al Oscar como mejor actor, Colin Firth, quien se preparó en el National Youth Theatre, en Londres, y en el London's Drama Centre. 

Lo curioso es que su papel en The King´s Speech (El discurso del rey) no parece estar muy ‘ajeno' a lo que ha escuchado hablar ‘en casa', porque su padre es profesor de historia en la Universidad de Winchester y su madre da clases de religión en la Open University en Londres.

Hay otros actores que han ganado el premio de la Academia, en ediciones anteriores, y también pasaron por aulas universitarias. Tal es el caso de Jodie Foster, quien ha logrado dos premios Oscar y es licenciada en literatura por la Universidad de Yale y tiene un IQ de 132, de acuerdo con información de celebrityodor.com. 

Reese Witherspoon estudió literatura inglesa en la Universidad de Stanford, y recibió la estatuilla en 2005 por su papel en la película Walk the Line.

Ahora ve
Trump busca reforzar el cerco económico a Corea del Norte con nuevas sanciones
No te pierdas
×