Profesionista: sácale ventaja a Twitter

Una red social puede hacer más efectiva la organización del trabajo, la clave es que sea privada; para tener más control sobre los contenidos existen Yammer y WackWall, que ofrecen esos servicios.
TWITTER  (Foto: CNN)
Ivonne Vargas Hernández
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Los poco más de 75 millones de usuarios de Twitter son muestra del veloz crecimiento que ha tenido esta red social; cada 2 ó 3 segundos se está creando una cuenta en el mundo, según datos de la consultora RJMetrics. Este medio es, sin embargo, ¿lo más eficaz en cuestión de herramientas de trabajo? Twitter es funcional por su inmediatez y penetración, permite organizarse colectivamente y difundir acontecimientos en tiempo real. "Rediseña movimientos sociales, pero muchas veces no se reflexiona sobre las repercusiones del contenido de un mensaje o cómo lo recibirán los seguidores", señala la especialista del Instituto de Investigaciones Sociales (IIS) de la UNAM, María Josefa Santos.

Uno de los beneficios de esa herramienta, agrega, es que los ‘tuiteros' comparten información al momento sobre los sucesos más relevantes en sus países, "como lo que sucedió en Egipto y en Libia". Sin embargo, también hay que ‘lidiar' con la existencia de cuentas dedicadas a envíos de spam, mensajes basura no solicitados, usuarios agresivos e incluso "pagados" para dañar la imagen o reputación de personalidades registradas, dice Santos.

Para la especialista, en este nuevo mecanismo de expresión es importante pensar en el tipo de mensaje que se ‘emite', en especial si se sabe que entre los seguidores puede haber compañeros de trabajo.

Tener una cuenta de Twitter, dice la académica, va más allá de ‘lanzar' los 140 caracteres que primer vengan a la mente. Hay que considerar otros aspectos, entre éstos definir si el perfil será público o privado. Además, no es recomendable publicar datos personales (como teléfono y dirección) y hay que pensar si sólo habrá envío o se dará cierta interacción. 

Originalmente, esta herramienta fue concebida como un servicio de microblogging, para compartir estados de ánimo con familiares y amigos. Ahora, esta red social permite tener información que va más allá de divagaciones personales, "sale del control de los di señadores de la tecnología, de los gobiernos y de todas las esferas de autoridad, acostumbrados a controlar lo que ocurre en sus países", indica Santos.

Por su poder de penetración, añade, hay que aprender a sacarle provecho a esta herramienta, en especial en cuestión laboral. Aquí, la recomendación es considerar una cuenta exclusiva para grupos de trabajo. Con una red propia se puede tener más control sobre los contenidos, identificar qué tipo de material se sube y quienes pueden visitar ese dominio, señala Jonathan Corona, ingeniero en sistemas computacionales del Instituto Politécnico Nacional.

En el mercado hay varias opciones ‘ejecutivas' para comunicarte al estilo de los 140 caracteres, por ejemplo, Yammer, un programa que utiliza el modelo de comunicación de Twitter, con la diferencia de que sólo los poseedores de un mismo correo corporativo (@nombredelaempresa.com) pueden 'verse' entre ellos. Este sistema permite crear grupos de trabajo (como ventas, desarrollo, administración, etcétera) y los mensajes, además de no tener límite de longitud, pueden llevar contenidos adjuntos. Es gratuita, pero para incluir ciertas aplicaciones hay que pagar una cuota, que oscila entre los 36 y 61 pesos al mes.

Otra opción es WackWall, un sitio que permite mensajes privados entre miembros de una comunidad, y da la posibilidad de compartir videos, fotos y crear comunidades para los clientes de una empresa, así como blogs y foros. Incluso, a través de este sistema se organizan eventos con la ventaja de que uno puede seleccionar quién se entera o no de una convocatoria. Esta plataforma es gratuita.

¿Quieres más noticias como esta?
Obtén los mejores consejos laborales y de management.

Sea cual sea la alternativa, no hay que dejar de lado que las redes sociales pueden ser un contacto profesional más que efectivo. Así lo ve, por ejemplo, PricewaterhouseCoopers, quien patrocinó una nueva función en el sitio de redes profesionales LinkedIn, donde los estudiantes ponen su nombre, especialidad e industria donde quieren laborar, y tiene acceso a un listado de vacantes de empleos, elegidos por la consultora. La función, por el momento, sólo está disponible para universitarios en Estados Unidos.

En 2010, de acuerdo con el blog en español de Twitter, se publicaron 25,000 millones de mensajes en esta red y 100 millones de personas se registraron como usuarios.

Ahora ve
30 datos de Lionel Messi a sus 30 años
No te pierdas
ç
×