México prohíbe -y ejerce- discriminación

Las principales formas en que los mexicanos excluyen son el racismo, la misoginia y la homofobia; mujeres mayores de 14 años han sufrido, en algún momento de su vida laboral, este rechazo.
discriminacion  (Foto: Photos to go)
Ivonne Vargas Hernández
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Aunque en México está legalmente prohibida cualquier forma de discriminación, en el país se reproducen -por razones estructurales- múltiples formas de exclusión, segregación y violencia.

Así lo afirma Rodrigo Gutiérrez Rivas, especialista del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, y agrega que las principales víctimas de discriminación son mujeres, migrantes, personas con discapacidad o con preferencias sexuales distintas.

"Recuerdo cuando mi jefe dijo frente a mis compañeros: ‘denle chance, se le olvidaron los datos y cometió el error porque está embarazada'. Me quedé sin habla en ese momento y al presentar la queja a Recursos Humanos me dijeron que le llamarían la atención, pero 'el jefe es así y no cambiará'". ¿Qué clase de ayuda es esa?, dice Karime Esquivel, colaboradora en una empresa de Relaciones Públicas (cuyo nombre prefiere mantener en anonimato).

A propósito de este mes, en el que se celebró el Día de las madres, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) señaló que las mujeres no sólo son discriminadas por cuestión de sexo, sino también por la dedicación a sus hijos.

De acuerdo con estadísticas del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), el sector femenino mayor de 14 años sufre en algún momento de su vida laboral algún tipo de discriminación, lo cual incluye desde chistes de mal gusto, la no contratación, hasta acoso sexual.

El instituto revela que el estado de Querétaro ocupa el primer lugar nacional en violencia laboral contra las mujeres, incluidos el acoso sexual y la baja remuneración económica. Tiene, además, el lugar número 13 en violencia en todas sus modalidades.

Para Gutiérrez Rivas, especialista en derechos humanos, si bien hay avances importantes como la prohibición de todas las formas de discriminación -establecida en el párrafo tercero del artículo primero constitucional- hay mucho por hacer para garantizar y respetar los derechos fundamentales de quienes son segregados por su género, origen étnico o nacional, o sus preferencias sexuales.

Por ejemplo, se deben desarrollar leyes que precisen el contenido de esas normas para garantizar su eficacia, y así vencer las distintas formas de opresión y segregación; también es necesario implementar instrumentos que garanticen su cumplimiento.

Gutiérrez Rivas explicó que las formas de exclusión en México son múltiples, entre las principales el racismo, misoginia y homofobia. "Discriminar significa dar trato diferente a una persona, basado en uno de los criterios vedados por la Constitución: género, origen étnico o nacional y preferencia sexual, entre otros", explica el académico.

Sin embargo, no siempre es fácil identificar y probar conductas de segregación, porque esos actos están presentes todo el tiempo, "en todos lados, y van desde gestos corporales y miradas, hasta acciones como no contratar a alguien o negarle el alquiler de un inmueble", reconoce el investigador.

¿Quieres más noticias como esta?
Obtén los mejores consejos laborales y de management.

En referencia a la homofobia, señala que el problema reside en que no sólo se producen tratos desiguales, sino que en ocasiones derivan en agresión física. Las distintas formas de marginación y violencia pueden ir desde un chiste, una mirada agresiva en la calle, un trato desigual en el empleo, hasta el homicidio.

El problema es que la discriminación está enraizada en la sociedad y se vincula a estereotipos que se construyen culturalmente, concluye Gutiérrez Rivas.

Ahora ve
Para Estados Unidos, el TLCAN necesita cambios de fondo
No te pierdas
×