¿Necesitas ‘descansar del descanso’?

Regresar al trabajo tras un anhelado receso puede provocarte el síndrome postvacacional; este mal se caracteriza por irritabilidad, insomnio y falta de concentración, señalan especialistas.
aburrido  (Foto: Photos to go)
Ivonne Vargas Hernández
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

El cambio de temporada ¿podría propiciar que el ánimo con el que se va a la oficina sea diferente? Parece un elemento irrelevante, pero 19% de los mexicanos asegura que se desempeñan con un mejor ánimo durante el verano, mientras un 12% confiesa que trabaja peor. Eso fue lo que encontró una encuesta realizada por el portal Trabajando.com. De un universo de 3,000 entrevistados, el 69% aseguró que su humor al trabajar es el mismo sin importar la temporada, pero otro 46% de los participantes dijo que el verano le representa mayor motivación, entre otras razones, porque planea tomar unos días de descanso.

La mitad de los entrevistados refirió una disminución en su estado de ánimo por estar pensando constantemente en tomar vacaciones y no tener oportunidad de hacerlo.

Para los afortunados que saldrán o ya tomaron unos días de receso, podrían enfrentarse a una situación profesional muy común: el síndrome postvacacional. De acuerdo con un sondeo internacional realizado por la firma Randstad, cuatro de cada 10 trabajadores tarda -por lo menos- una semana en volver a rendir al 100% en sus actividades tras un periodo de descanso. Y 6 de cada 10 reconoce haber tenido problemas de ansiedad a su regreso.

Fernando Noriega Martínez, médico por la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla indica que, aunque este síndrome no es reconocido como una enfermedad, es un estado de malestar que sí perjudica a los profesionistas y se caracteriza por sentirse cansado, con fatiga, insomnio, falta de concentración y de interés.

Un estudio de la Sociedad Española de Medicina de Familia menciona que las personas que presentan estos síntomas con mayor frecuencia son empleados entre 25 y 40 años, y en especial aquéllos con problemas en su trabajo (agotamiento, inconformidad con el ambiente, desinterés) y ven en las vacaciones un momento para romper con esa rutina.

"Por eso el regresar los coloca en una situación de frustración que se manifiesta en molestias físicas". Quienes prologan mucho la salida de vacaciones, por políticas de la empresa, también experimentan esos malestares, afirma Noriega.

Existen actividades muy prácticas para librar ese desgano postvacacional. Lo primero es reajustar los horarios tres días antes de regresar al trabajo, así tendrás menos dificultad para regresar a la rutina habitual de levantarse temprano. "Generalmente en vacaciones se rompen esos patrones, la gente se duerme y levanta tarde y quiere repetir ese esquema hasta el último día, lo que altera la calidad del sueño", puntualiza el también especialista en Medicina deportiva.

Otra recomendación es repartir las vacaciones a lo largo de todo el año y regresar (si saliste de la ciudad) unos días antes de la incorporación, para asimilar el cambio.

Fernando Noriega afirma que este tipo de síndrome es pasajero: en siete días la persona debe sentirse anímicamente bien para realizar sus actividades.

¿Quieres más noticias como esta?
Obtén los mejores consejos laborales y de management.

En muchos casos, sin embargo, detrás de esas molestias físicas hay otros problemas, como el síndrome de Bournout, es decir, la persona está ‘desencantada' de su trabajo y factores como el mal humor, la irritabilidad y la pérdida de la empatía con lo que se hace se convierten en algo cotidiano, expresa Noriega Martínez.

Estos problemas, detalla, producen en la gente situaciones crónicas de ansiedad o depresión, de ahí que lo recomendable en estos casos es analizar cuál es la situación que se vive en la oficina y definir si se puede seguir sobrellevando la situación, o es momento de buscar otras opciones laborales.

Ahora ve
Cámaras de seguridad captan a un extraño objeto iluminando el cielo
No te pierdas
×