Conoce tu talento para conseguir empleo

Tener el trabajo de tus sueños implica, además de conocimientos técnicos, conocer tus cualidades; el primer paso para descubrirlas es conocer en cuáles actividades ‘marcas’ la diferencia.
talento  (Foto: Photos to Go)
Ivonne Vargas Hernández
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Destacar en lo laboral tiene más que ver con identificar para qué eres bueno, que con haber conseguido un promedio sobresaliente o dedicar largas horas a un trabajo que no te apasiona. A veces se asume que los ‘gigantes' de los negocios deben tener un don especial, sin embargo, suele pasar lo contrario, muchos empresarios no dan un indicio temprano de aquello en lo que podrían convertirse, señala Daniel Coyle, autor del libro ‘The Talent Code'.

No obstante, muchos innovadores muestran algo en común: "siguieron sus talentos, aquello para lo que son buenos y -literalmente- los desborda y apasiona", indica Leticia Pérez Hernández, psicóloga por la UNAM y orientadora vocacional.

De Bill Gates se dice que quedó fascinado por las computadoras desde niño y comenzó a desarrollar su primera pieza de software a los 13 años. Por supuesto, llegar a un buen puesto requiere de más 'ingredientes': el primero es detectar esas cualidades personales que marcan la diferencia para convertirlas en fortaleza y, después, en una competencia laboral, refiere la orientadora vocacional.

El talento puede definirse como un patrón recurrente de pensamiento, sentimiento o comportamiento que se pueda aplicar productivamente, de acuerdo con una definición de Marcus Buckingham y Donald O. Clifton, psicólogos y autores del libro ‘Ahora descubra sus fortalezas'.

La verdadera prueba para un candidato es demostrar -precisamente- que se conocen, que saben cuáles son sus talentos y cómo aportarían valor al trabajo, indica Pérez Hernández.

Uno de los principales mitos, en especial entre jóvenes, es que la experiencia y los conocimientos técnicos son los únicos factores valorados por los reclutadores. Es importante más no es lo único, eso depende del tipo de puesto y del área, señala Ivette Calvet, consultora en atracción de talento de la firma brasileña Cia. de Talentos.

Otra 'leyenda' falsa al buscar trabajo es que resulta mejor hablar mucho durante la entrevista, y que los egresados de determinadas escuelas son mejor o peor recibidos. Falso: si lo que se busca es ser elegido por una empresa lo importante es diferenciarte, dice Calvet. Y para ello debes de empezar por saber en qué te desempeñas mejor y dónde están tus debilidades.

En opinión de la consultora en atracción de talento, para lograr esa meta, empieza por dedicar un tiempo a responder estas preguntas:

- ¿Qué haces muy bien? ¿En qué te felicitan siempre?

- ¿Por qué cualidad eres reconocido (a) por tus colegas, jefe, familia, amigos y profesores?

- ¿En qué situaciones te sientes muy bien y en cuáles incómodo (a)?

- ¿En qué contexto haces una diferencia?

- ¿En qué trabajo te has sentido más cómodo, con qué personas y colegas, y por qué?

Otra actividad que funciona es preguntar a tu alrededor cómo te observan amigos y familiares. Cuestionar sobre qué puntos son tu ‘fuerte' y cuál es la debilidad, especifica Calvet.

¿Listo para aplicar?

Para hacer visibles los talentos, hay que estar atento a las reacciones espontáneas e inmediatas que se tienen frente a cualquier situación, mencionan en su obra Buckingham y Clifton. Además, hay otras 'pistas' que te pueden ayudar, como tener presentes tus anhelos y lo que aprendes rápidamente u ocasiona satisfacción. 

Cual sea la opción elegida para identificar en qué eres bueno, y si lo haces a través de un coach o con la ayuda de conocidos, la realidad apunta a que "esta tarea es una de tus mejores inversiones, pues ahora las empresas se fijan si la persona sabe a dónde quiere llegar con su trabajo", subraya Pérez Hernández.

Las organizaciones valoran que la persona reflexione en lo siguiente: "qué soy, qué tengo y de qué voy a echar mano", menciona Calvet. Una vez que se tiene esa información, es posible saber determinar cómo está el desempeño de la persona en ciertas competencias, es decir, en las características que tienes como individuo (empático, innovador, etcétera) y se relacionan con tu desempeño laboral.

Las competencias, añade Calvet, suelen evaluarse a través de prácticas como ‘Assessment grupal'. ¿En qué consiste esta dinámica? Se trata de juntar a candidatos ‘finales' para un puesto y que resuelvan un caso práctico.

De principio, se les pide que se presenten en forma individual en unos minutos; hay que aprovechar ese momento para dar información valiosa sobre el conocimiento que se tiene de la industria y el puesto para el cual se aplica. Después, menciona la consultora, se dan 20 ó 30 minutos para la sesión grupal, en donde directivos de la empresa analizan la información que da y cómo interactúa cada candidato.

¿Quieres más noticias como esta?
Obtén los mejores consejos laborales y de management.

"Se fijan en quién escucha, quién piensa en el cliente externo e interno, quién es el líder del grupo y los que siguen la información. Si alguien se enoja con eso, confirma que tiene tendencia a molestarse día a día en el trabajo", afirma la consultora de talentos.

Si deseas dejar de ir 'a dónde te lleve la vida' laboralmente hablando, tienes que tomar control de dónde puedes desempeñarte mejor desde el punto de vista personal y profesional, aconseja Calveta. Para ello hay que invertir en conocer tus talentos y sumarlos a una competencia.

Ahora ve
La molestia empresarial contra Donald Trump no ha parado de crecer
No te pierdas
×