Cuatro pasos para tener un mejor puesto

Mostrarse abierto a la crítica y desarrollar el auto-aprendizaje, son esenciales para ascender; soslayar los errores y no aprender de ellos es el primer camino al fracaso, señalan expertos.
ejecutivo  (Foto: Photos to Go)
Ivonne Vargas Hernández
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Tal como sucede cuando se busca trabajo por primera vez, para lograr una promoción laboral hay que tener una buena dosis de paciencia y de constancia. Ésos, sin embargo, no son los únicos requisitos que facilitan un ascenso. Llegar a esa meta implica, de inicio, estar preparado para un proceso vital: cambiar. La persona tiene que plantearse, por ejemplo, si cuenta con tales competencias o debe incorporarlas; si está dispuesto a transformar su forma de trabajo actual, y debe definir la manera de allegarse de nuevos contactos para cumplir el objetivo, afirma Leticia Pérez, orientadora vocacional por la UNAM.

México es el segundo país con mayor movilidad, es decir, con un alto porcentaje de personas que desean un cambio laboral, según datos de la firma internacional de recursos humanos Randstad. Entre esos giros laborales, podría señalarse el deseo de alcanzar una jefatura o colocarse en otro puesto (no todos los cambios en las empresas son ascendentes).

Cual sea la decisión, cuando se tiene en mente dar ese 'salto' laboral, hay que dejar algo en claro: los avances para un desarrollo profesional son personales, no corresponden a la organización, dice José Raúl Guerrero, director de la consultora especialista en administración de talento, Korn Ferry México.

"Hay un debate enorme (en este tema). Una preocupación de las empresas es cómo ayudar a su talento a crecer". Pero ese indicador no es responsabilidad de la compañía, ese tipo de desarrollo corresponde al individuo, quien debe preocuparse por obtener nuevas habilidades y conocerse muy bien, detalla Guerrero. ¿Qué otros pasos son necesarios para tener mayor proyección en lo laboral? Buscar la crítica de los jefes y detectar áreas de oportunidad, forman parte de un listado de cuatro pasos que ayudan a concretar ese cometido, de acuerdo con el directivo de Korn Ferry México.

1. Ubícate sobre lo que quieres

Muchas veces la persona no se "auto- conoce de la manera en que se tendrían que conocer, y es donde viene el gran descarrilamiento de la carrera".

Para lograr un mejor conocimiento de cómo vas en lo profesional y hacia dónde te puedes mover, un primer paso es vencer los miedos y preguntar ¿estoy haciendo bien mi labor?, ¿la actitud es la correcta?, ¿puedo crecer en otros puntos? Ese ejercicio se hace de manera individual, y también consultando a jefes y conocidos.

"Si uno asume que es perfecto y no tiene áreas de oportunidad se está ante el primer camino al fracaso y al estancamiento del desarrollo profesional", asegura José Guerrero.

Hay que buscar la retroalimentación continua para descubrir las cosas que se hace en forma acertada y qué no. A veces "no nos damos cuenta si somos buenos o malos en determinados sentidos, asumimos que somos buenos, pero cuando preguntas descubres que quizá cierta actividad no es tu fuerte".

2. Generar la diferenciación. En opinión del especialista, hay ciertas competencias que resultan vitales para un ejecutivo, una de ellas es learning ability, o habilidad de aprendizaje.

Como profesionista, las empresas valoran que siempre estés a la ‘caza' de nuevos temas y no te quedes en el área de confort. Por ejemplo, si aspiras a una dirección pero no eres hábil en desarrollar el trabajo en equipo o comunicarte, evita esperar a que un tercero te recuerde la importancia de entrenarse en esas destrezas; hay que hacerlo por iniciativa personal.

3. ¿Dónde están tus desventajas?

Parte de desarrollar el auto-conocimiento, implica identificar las áreas que menos te agradan, y de esa manera saber qué labores quisieras o no desempeñar.

Por ejemplo, un futuro jefe debe saber "si es bueno o no manejando gente". Si no lo eres, entonces no te metas mucho en ese aspecto, alguien más te puede apoyar en el tema, en tanto tú te enfocas en tus fortalezas. Aquí, la sugerencia es: no empeñarse en realizar algo que, de entrada, te resulta poco atractivo o desconoces en su totalidad. Aunque tengas la intención, quizá los resultados no sean favorables, lo conveniente es explotar las fortalezas.

4. Invierte ‘sabiamente' en tu entrenamiento

"Si tú tuvieras 100 dólares, ¿cómo los utilizarías para el desarrollo de la gente?". Esa es una pregunta que Korn Ferry de México ha planteado a sus clientes. Lo que típicamente hacen las organizaciones, de acuerdo con el entrevistado, es ocupar un 90% en cursos, talleres, capacitación en aula en general. "Ése es el primer gran paradigma que se tiene que romper, el mejor entrenamiento es en el trabajo, hay que hacer más tarea ahí".

Para el especialista no hay una 'receta secreta' en este tema, pero lo conveniente sería que la persona se capacite siguiendo esta regla: 70% en el trabajo, 30% mentoreo y 10% en aula.

"Si tú sabes que no eres bueno en finanzas, un curso en ello te va a ayudar, pero si no lo vives, si no lo estás haciendo, se olvidará". La mejor manera de desarrollar una competencia puntual es en el campo laboral, y esto debes considerarlo al planear tu entrenamiento. Busca, primero, generar nuevas destrezas a partir de proyectos en la oficina que te exigen aprender algo nuevo, y eso se puede complementar con una formación académica.

Debes tratar de formar parte de nuevas ideas en la oficina, y si la empresa no es proactiva en este ámbito, la opción es recurrir a los cursos externos, pero siempre buscando que lo aprendido lo lleves al terreno profesional.

¿Quieres más noticias como esta?
Obtén los mejores consejos laborales y de management.

Para José Raúl Guerrero, el deseo de "reinventarse y perder el miedo al cambio" son características demandables en un profesionista que pretende apuntalar su trayectoria laboral.

Los empleadores, añade, quieren para sus puestos estratégicos personas interesadas en mejorar continuamente, saber acomodarse a las diferentes situaciones, manejar el conflicto de manera inteligente y que no estén satisfechos con el status quo. "Hay que retar, trata de romper barreras, reintroducir nuevas tendencias, e incluso, sentirse a gusto con la complejidad".

Ahora ve
Así se apagó la torre Eiffel por las víctimas de Barcelona
No te pierdas
×