Insulina para diabéticos… sin inyección

En la UNAM se desarrolla un dispositivo que mide el nivel de glucosa y coloca la hormona sin agujas; el proyecto busca simplificar la colocación de insulina y garantiza la dosis exacta que se...
insulina  (Foto: Thinkstock)
Ivonne Vargas Hernández
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

México tiene uno de los primeros sitios mundiales en obesidad infantil y adulta, padecimiento considerado como un importante factor de riesgo para enfermedades como la diabetes. Según cifras del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), el país registra anualmente más de 150 mil casos nuevos de personas jóvenes con ese mal, y el 30% no lo sabe.
Las personas con diabetes tipo 1 requieren tratamiento de insulina (hormona secretada por las células) para mantener la glucosa (azúcar) en rangos estables. Para hacer más sencilla su aplicación sin inyecciones, investigadores de Posgrado de la Facultad de Ingeniería (FI) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) diseñaron un dispositivo que mide los niveles de glucosa y lleva integrada una bomba para suministrar la dosis requerida de insulina (a través de un proceso de infusión), explica Ana Gabriela Gallardo, integrante del equipo de trabajo de la FI.

El equipo funciona para todo tipo de pacientes con esta afección, es decir, sin importar el grado de avance del padecimiento, la cantidad de carbohidratos que haya ingerido la persona ni la práctica de ejercicio para mejorar su condición o niveles de azúcar, dice Gallardo.

La investigadora de la UNAM explica que la concentración de hasta 100 mg/dl de glucosa se considera normal; si es inferior, provoca complicaciones en distintos órganos, principalmente en el cerebro, que consume 70 miligramos por minuto.

Si los niveles son de 126 mg/dl o mayores y persisten por un período prolongado, tejidos, nervios y vasos sanguíneos se dañan, razón por la que aparecen problemas renales, pérdida de visión y lesiones en extremidades. A esa situación médica se le conoce como hiperglucemia crónica.

Con la terapia de insulina se regula la glucosa, pero es un procedimiento, por lo general, incómodo para el paciente, pues se requiere medir niveles tres o cuatro veces al día antes de cada inyección, subraya Gabriela Gallardo.

El proyecto de la UNAM, en el que también contribuyeron ingenieros biomédicos, médicos, matemáticos, veterinarios y biólogos, busca simplificar el proceso de colocación de insulina; al no requerir punciones evita molestias, mientras que mide la glucosa en tiempo real y garantiza la dosis exacta de tratamiento que necesita la persona.

Ana Gabriela Gallardo afirma que este tipo de investigaciones están orientadas a reproducir la función del páncreas, a fin de crear uno artificial que mejore la calidad de vida de los pacientes al mejorar sus niveles glucémicos.

El Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), en Estados Unidos, trabaja en proyectos orientados a diabéticos, pero en otras direcciones. Desarrollaron, por ejemplo, un equipo para minimizar el dolor y molestias al medir el nivel de glucosa, utilizando la luz. Uno de los principales obstáculos que han enfrentado consiste en que la luz del rayo infrarrojo penetra sólo la mitad de un milímetro por debajo de la dermis, por lo que mide la cantidad de glucosa en el líquido que baña las células de la piel, no la cantidad en la sangre.

En tanto se desarrollan otros proyectos, el desarrollado por la UNAM, en colaboración con la Unidad de Investigación Médica de Enfermedades Metabólicas del IMSS, ha sido probado en el Centro Médico Nacional Siglo XXI, y actualmente se consideran algunas modificaciones para utilizarse con pacientes.

 

 

¿Quieres más noticias como esta?
Obtén los mejores consejos laborales y de management.

 

 

Ahora ve
Trump quiere enviar hombres a la Luna, como paso previo a llegar a Marte
No te pierdas
×