¿Qué cambios necesita la ley laboral?

La legislación mexicana es obsoleta en áreas como la indemnización por accidentes de trabajo; éste y otros temas sufrirán un ‘freno’ en su análisis ante el proceso electoral de 2012.
En el marco del Día del Trabajo, distintas organizaciones si  (Foto: Notimex)
Ivonne Vargas Hernández
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Se dice que urge para crear mejores empleos y tener un país competitivo, lo cierto es que 2011 cerró sin una reforma laboral y el 2012 se recibe, como en años anteriores, con una Ley Federal de los Trabajadores confusa en varios conceptos. En la iniciativa de Reforma Laboral que se presentó en 2010 se estipularon varios ejes rectores, como facilitar el acceso al mercado laboral a los jóvenes y generar equidad para las mujeres. Esos indicadores son importantes, pero no hay que perder de vista otras áreas, como la indemnización por accidentes de trabajo. "Estamos hablando que (este aspecto) se determinó en 1960 y no ha sido actualizado", dice Tamara Montenegro, catedrática especialista en Derecho laboral del Tecnológico de Monterrey, campus Santa Fe.

De acuerdo con datos de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), un 55% de los 247 mil juicios individuales que están en resolución en la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje se refieren a Seguridad y Previsión Social de los trabajadores.

La académica menciona que el sistema de impartición de justicia es una de las áreas que mayor actualización requieren. "Ayudaría si se contrata gente más capacitada en la resolución de conflictos. El principal problema que tenemos es que hay procedimientos que duran 3, 6 ó 10 años, y eso hace que sea algo totalmente del pasado", afirma.

Óscar de los Reyes, director del departamento de Derecho, Relaciones Internacionales y Ciencias Sociales del Tec, campus Santa Fe, indica que el reto no sólo es capacitar a quienes deben atender un caso laboral: también hay que hacer más expeditos los procedimientos. Otro reto, dice, es que los trabajadores estén en una situación de equilibrio y complemento con las empresas, no de oposición.  

Lo que existe actualmente entre empresas y colaboradores es una visión separatista, traducida en "si tú no me das esto, yo no hago nada. Eso se vuelve un círculo vicioso, y si el patrón no ve claras las reglas puede decir: yo te corro porque no me caes bien (...). Otro problema es el desconocimiento de las responsabilidades y los derechos que tiene cada una de las partes", indica Montenegro.

La legislación laboral en el país, detalla, debería ir más enfocada a hacer un cambio cultural en esos ámbitos, y las empresas pensar en ofrecer otro tipo de beneficios, como la capacitación.

Para el director del departamento de Derecho, la relevancia de los derechos laborales es un tema que no avanza por diferencias entre las autoridades. "Al interior del Congreso existen muchos intereses creados de carácter político, que han impedido la necesaria reforma laboral", comenta.

En su opinión, el proceso electoral del 2012 frenará analizar los cambios que se demandan, como la Reforma Laboral. Sin embargo, "es ineludible que los candidatos se pronuncien frente a este tema. Dejemos de lado cómo se visten, se peinan o hablan", expresa de los Reyes.  

Para Montenegro, la propuesta de reforma laboral que existe en la actualidad no es una solución de fondo. Abarca temas importantes, pero no establece los mecanismos para hacerla efectiva. La entrevistada ejemplifica con el tema de equidad de género, mencionado en la propuesta, pero que no establece una política efectiva para su implementación en las empresas.

En la Reforma se tiene "el problema que llevamos en todas las leyes sociales: se establecen cuestiones tan amplias que al final tampoco se pueden llevar a cabo", comenta la catedrática.

Sergio Miranda González, profesor de la facultad de Economía de la Universidad Autónoma del Estado de México, indica que en el tema de sindicatos, la propuesta es que éstos dejen de participar directa o indirectamente en la toma de decisiones de las empresas, pues en muchos casos manejan las promociones en los puestos de trabajo, así como el ingreso de nuevos empleados.

"Las organizaciones sindicales han pervertido la defensa de los derechos laborales de sus agremiados a cambio de un tratamiento privilegiado, y han contribuido de manera importante a estimular las ‘rigideces' en las relaciones laborales", cita el académico en el análisis ‘Causas y efectos de la propuesta de Reforma Laboral en México 2010'.

¿Quieres más noticias como esta?
Obtén los mejores consejos laborales y de management.

Para los especialistas del Tecnológico de Monterrey, el eje de los cambios que se requieren en materia laboral está en cómo se establecerán políticas para modificar la cultura laboral. Mientras no se modifique en esencia y el patrón no vea a sus trabajadores como un equipo común, no habrá cambios, puntualiza Tamara Montenegro.

Por su parte, Óscar de los Reyes estima que los cambios en materia laboral son "poco alentadores" a corto plazo por el clima electoral. Pero "en algún momento no habrá alternativa y tendremos que dar un paso adelante, porque no se están tocando los temas que son necesarios en la agenda pendiente del desarrollo", afirma.

Ahora ve
Cómo evitar que tu hijo sufra un accidente relacionado con sus juguetes
No te pierdas
×