¿Nuevo empleo? Prepárate con antelación

Si vas a cambiar de puesto, estudiar tus nuevas responsabilidades puede darte una ventaja inicial; los expertos aconsejan reunirte con personas clave y hacer un plan antes de tu primer día oficial.
Trabajo  (Foto: Thinkstock)
Anne Fisher

Los nuevos empleos por lo general conllevan nuevos retos para los trabajadores, y es más fácil superarlos si se cuenta con una preparación previa.

Si vas a entrar a un nuevo puesto en tu misma compañía o en una distinta, y tienes un par de semanas para prepararte, algunos consejos de los expertos pueden ayudarte a poner en práctica tus ideas de cambio para el negocio en que te desempeñarás.

De acuerdo con el asesor ejecutivo George Bradt, necesitarás aprovechar cada minuto para conseguir el inicio más sólido posible. "La mejor manera de construir tu equipo, de hacerte cargo, y obtener grandes resultados de manera rápida es crear tiempo comenzando antes de lo que nadie esperaría", dice. "Esta sola idea puede construir o destruir la transición de un nuevo líder".

Bradt basa esa afirmación en parte en sus propias décadas de experiencia como gerente de Unilever, Procter & Gamble y Coca-Cola Company, y en parte en su trabajo con 600 gerentes de cambio de puesto desde 2002 como director de PrimeGenesis, la empresa de asesoría ejecutiva que creó en 2002. Bradt es también coautor del nuevo libro The New Leader's 100-Day Action Plan (Tercera Edición).

Su misión es reducir la tasa de fracaso entre ejecutivos recién contratados o ascendidos a grandes puestos, que la investigación muestra que se ha mantenido en alrededor de 40% por lo menos durante 15 años.

"Los nuevos líderes que pierden la oportunidad de obtener una ventaja inicial antes de su fecha oficial de inicio, a menudo descubren más tarde que el impulso de la organización o del mercado estaba trabajando en su contra incluso antes de que se presentaran para su primer día completo en la oficina", dice Bradt.

Tomando prestado un término del mundo del desarrollo de productos, Bradt llama al tiempo previo a que un empleado esté oficialmente a bordo 'fase temprana de innovación'. Aquí hay cuatro maneras de sacar el máximo provecho de este periodo:

1. Reunirse con los principales involucrados tan pronto como sea posible. "Identifica a las personas en la empresa que pueden tener mayor impacto en tu éxito en el nuevo puesto", aconseja Bradt. "Éstas incluyen a tus subordinados directos, personas de apoyo clave, compañeros, aliados potenciales, e incluso la persona que quería tu puesto pero no lo consiguió". Llama o visita a cada una de estas personas, aunque sólo sea para sostener una rápida conversación o beber una taza de café. Suena simple, pero,"siempre hace una enorme diferencia. Es un factor que cambia el juego", dice Bradt.

2. Ten un plan para escuchar y recopilar información. "Las distintas partes involucradas tendrán diferentes puntos de vista sobre la misma situación", señala Bradt. Pedir sus opiniones y sugerencias "no es una búsqueda de la verdad única. Más bien, es un ejercicio para comprender los puntos de vista de las personas respecto a lo que va bien y lo que no y porqué, para que puedas trabajar efectivamente con cada una de ellas. Entra a estas conversaciones con una mente abierta y escucha de manera activa".

Mientras haces eso, trata de averiguar acerca de lo que Bradt llama 'métricas oscuras' en la organización a la que te estás uniendo, es decir, medidas clave de cómo van las cosas que podrían no ser evidentes a primera vista: "¿Cuáles son las principales medidas de éxito en curso? ¿Cómo se registran y cómo puedes obtener acceso a ellas?"

3. Crea tu mensaje. ¿Cómo vas a presentar tus ideas -aquellas que posiblemente hicieron que consiguieras el empleo- acerca de hacia dónde tiene que ir el negocio? "Parte de la preparación para el liderazgo incluye reflexionar sobre los mensajes que deseas enviar, y sobre algunos detalles como si la configuración de tu oficina será informal y de puertas abiertas o más formal y estructurada", dice Bradt. La gente te estará observando muy de cerca y hablará entre sí acerca de ti, añade. "Todo comunica, y no siempre lo que pretendes (comunicar), así que ten cuidado", dice el experto.

4. Comienza por hacer un plan de 100 días. El conocimiento que reúnas antes de que comiences oficialmente en tu puesto "te ayudará a empezar a poner las cosas en contexto y decidir qué quieres o necesitas hacer en tu primer día, durante tu primera semana, y en los tres primeros meses", dijo Bradt. "Es importante, no tanto para aprender todo lo que hay que saber antes de presentarte, lo cual sería imposible de todos modos, sino para tener un plan determinado para aprender más".

Por supuesto, esto es mucho trabajo. "La gente tiende a resistirse a hacer todo esto porque usualmente hay una falta de tiempo involucrada en el cambio de puestos laborales, en la que tu antiguo empleador quiere que permanezcas el mayor tiempo posible, y el nuevo quiere apresurar tu fecha de inicio", señala Bradt.

¿Quieres más noticias como esta?
Obtén los mejores consejos laborales y de management.

"También es muy común querer tomar por lo menos unas cortas vacaciones para descansar y recargar energía entre los empleos", añade. Pero aunque sea tentador sentarse en una playa y descansar durante unos días, si realmente quieres comenzar con fuerza, simplemente no tendrás tiempo.

Retroalimentación: ¿Qué te ayudó más en el inicio de un nuevo trabajo? Si alguna vez has tenido un nuevo jefe que llegó desde fuera de la empresa, ¿qué hizo bien al comienzo, y qué es lo que deseas que hubiera hecho de otra manera? Deja un comentario.

Ahora ve
Así fue el inicio de las precampañas de Anaya, López Obrador y Meade
No te pierdas
×