3 cosas que debes saber de un MBA

Antes de estudiar una maestría en negocios en el extranjero debes calcular cuánto va a costarte; los expertos aconsejan prepararse durante un año y demostrar tu experiencia en las pruebas.
mba  (Foto: Thinkstock)
Ivonne Vargas Hernández
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Ser aceptado implica esfuerzo y dinero; especialistas sugieren prepararse durante un año, a las escuelas les interesa conocer tus expectativas personales y profesionales.

Buscar un puesto de trabajo requiere ‘pulir' la imagen profesional para ‘lucir' como un candidato atractivo. Ésta no es la única actividad donde debes pasar por un proceso riguroso de selección. Cursar un master en administración de negocios (MBA) también requiere un ‘escaneo' por parte de las universidades para ser aceptado. Primera regla a recordar: aplicar a las escuelas de negocio lleva tiempo y dinero.

Y es que el reconocimiento cuesta. En España, por ejemplo, las escuelas de negocios IE Business School, IESE y ESADE, figuran entre las 10 mejores de Europa, según el ranking de Financial Times. El interesado en estudiar un programa en ese tipo de instituciones debe competir con cientos de solicitantes y pagar entre 30,000 y 60,000 euros por el master.

La Universidad de Harvard admite a 10% de estudiantes, de todas las solicitudes que reciben anualmente, de acuerdo con datos del portal educativo Iberestudios Internacional.

Lubet Garrido, directora asociada para México y Guatemala de IE Business School, da estas cifras: "sólo en México recibimos entre 150 y 200 solicitudes al año, y la matrícula incrementó 5% entre 2010 y 2011".

Pruebas de inglés, de personalidad, entrevistas cara a cara, ensayos, envío de currículo y pagos de algunas cuotas (adicionales al costo del programa) son algunos de los requisitos a cubrir. Se recomienda comenzar los trámites un año antes, porque hay que dejar los tres últimos meses para planificar la llegada al extranjero y concluir temas de alojamiento, dice Garrido.

Uno de los primeros pasos para aplicar a estos programas es hacer el GMAT, una evaluación de conocimientos estandarizada que realiza la GMAC (Graduate Managament Admission Council). Según datos de ese organismo, alrededor de 265,000 aspirantes al MBA aplican a esta prueba, anualmente. Este test se hace por computadora, en inglés, y se divide en tres partes: analítica, cuantitativa y verbal. Las puntuaciones son de 0 a 800 y sólo 10% de los alumnos participantes supera los 700 puntos. El costo del GMAT es de 250 dólares.

Esta evaluación es la puerta de entrada en el caso de muchas escuelas de negocios, aunque hay otras que tienen sus pruebas propias. A su vez, las escuelas piden otros requisitos, entre éstos un examen de inglés para garantizar que se cuenta con el nivel indicado para tomar las clases en ese idioma. Lubet Garrido explica tres reglas más que el candidato debe cumplir, y qué se valoran en una escuela como el IE:

1.Demuestra tu experiencia. Adicional el envío de la solicitud de ingreso (más cartas de recomendación) hay que presentar ensayos.

En este documento es importante que la persona muestre cuál es su proyección de vida y qué puede aportar a los demás; si has ganado experiencia la pregunta es ¿cómo la ocupas?, ¿de qué manera la transmites?, explica Garrido.

Generalmente son tres ensayos, con temáticas diferentes, siendo lo económico un tema obligado. El objetivo es conocer al candidato en el terreno personal y profesional, pero también se varía el contenido para evitar que haya un copy paste (copiar y pegar) de documentos generados por otros estudiantes.

Hay ensayos que resultan poco coherentes y carentes de información, y lo confirmas cuando realizas la entrevista, la información en papel no coincide con lo que expresa el candidato, puntualiza Garrido.

2. Sé un candidato auténtico. Tanto las evaluaciones, como los ensayos y el resto de la documentación pasan por un comité de admisión. Sin embargo, el proceso clave en la aplicación al MBA está en la entrevista, porque ahí valoran tus capacidades, visión personal y potencial para acceder al programa. 

"Aquí vemos expectativas de la persona, lo que quiere hacer en realidad con el posgrado", señala la representante de IE, para quien la comunicación clara y asertividad representan las principales cualidades a mostrar. En esa reunión se analizan aspectos, tipo estabilidad emocional, capacidad de trabajo en equipo y disposición al cambio.

El encuentro cara a cara con representantes de admisiones ayuda a entender si el estudiante está listo para el master. "Hay candidatos que han brincado en diferentes carreras, por ejemplo, ir del sector público al privado, o de marketing a finanzas (...) eso hace preguntarse ¿estos cambios son parte de una visión, o es alguien que da volantazos?,  y sólo quiere ir al extranjero a pasar un año sabático", apunta Lubet Garrido.

¿Quieres más noticias como esta?
Obtén los mejores consejos laborales y de management.

En caso de que el primer entrevistador tenga dudas sobre el candidato, suele generarse otra valoración, en ese caso puede participar un egresado del MBA y así tener otro punto de vista.

3. Prevé gastos. Un error es pensar que el master se limita a pagar el programa. En realidad, el desembolso económico comienza desde antes, además del costo de los exámenes hay que pagar el proceso de admisión. En el caso de IE esto representa invertir 120 euros. Garrido aconseja generar un ahorro adicional, pues aunque consigas financiamiento para la maestría, hay que tener un extra económico para manutención o algún imprevisto durante la estancia en el extranjero.

Ahora ve
Sobrinos de la primera dama venezolana son sentenciados a 18 años de prisión
No te pierdas
×