Consigue empleo al salir de la carrera

Los estudiantes deben preocuparse por elegir una escuela que tenga alianzas con empresas, expertos; antes de terminar la carrera aprende a redactar tu currículo y cómo vender tus habilidades.
estudiante universidad salon  (Foto: Thinkstock)
Ivonne Vargas Hernández
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

David Ramírez Padilla, rector del Tecnológico de Monterrey, habla de los retos para los egresados; el profesionista debe planear su ingreso al mercado desde que estudia y aprender a ‘vender' su talento.

Quien está por concluir su formación universitaria o técnica no tiene un panorama fácil. Competirá con más de 380,000 jóvenes que egresan de instituciones de educación superior en busca de un trabajo, según cifras de la subsecretaría de Educación Superior.

Uno de los primeros retos del egresado comienza por conseguir una oferta en el área que estudió. Ante la situación del mercado laboral, 70% de profesionistas en el país estaría dispuesto a cambiar de especialidad o área de trabajo para ser contratado o tener un mejor empleo, y sólo un 60% se mudaría a otra ciudad o país para desempeñarse profesionalmente, refiere una encuesta de OCCMundial.

El sondeo, realizado entre 750 personas, señala que cinco de cada 10 profesionales ha dado un giro a su especialidad por falta de ofertas laborales. El 45% de los entrevistados trabaja en un área laboral diferente a lo que estudiaron.

Según la percepción de los encuestados, los sectores que presentan más posibilidades de empleabilidad, son: negocios y administración; tecnologías de la información y electrónica; ingenierías y ciencias físico-matemáticas. Por debajo de éstas se ubican ciencias sociales y humanidades.

En cuanto a nivel salarial, el 26.4% de los participantes considera que son los puestos de negocios y administración los que ofrecen mejores salarios, seguidos por las ingenierías y ciencias físico-matemáticas (24%), y las tecnologías de la información y electrónica (23%).

La precariedad del mercado siembra dudas en los estudiantes, que van desde cuestionarse ¿qué carrera cursar y dónde?, hasta ¿cómo colocarse más rápido en un oferta laboral de calidad? De acuerdo con el rector del Tecnológico de Monterrey, David Noel Ramírez Padilla, los universitarios deben afrontar otros retos:

1. Aprender a ‘vender' sus alcances. Un egresado carece de experiencia, pero eso no es obstáculo, es más, las empresas quieren atraer talento para ‘moldearlo' a la organización.

Lo importante es cómo se prepara el egresado para transmitir al reclutador que invertir en él o ella vale la pena. Un estudio de Adecco, elaborado a nivel internacional, encontró que 7 de cada 10 universitarios reconoce que sale de la carrera sin tener técnicas para enfrentar la búsqueda laboral, por ejemplo, ¿cómo tener una entrevista de trabajo, qué decir en ella?

¿Dónde está el reto? Noel Ramírez señala que son vitales los centros de calidad de vida y carrera en las universidades; esto es; tener un espacio dedicado a que el estudiante se entrene para buscar y encontrar trabajo. Antes de que concluya su formación en las aulas, el universitario debe saber cómo redactar un currículo, dar entrevista, qué salario pedir, entre otros temas, aclara el rector.

2. Actualizar el "lenguaje". A las empresas les preocupa, en gran medida, el tipo de resultado y rendimiento que arrojes, pero también les interesa un perfil particular: el empleado que conoce conceptos, como responsabilidad social y compromiso con la comunidad.

Esto va más allá de decir: ‘me gusta cuidar el medio ambiente, hagámoslo'; a las firmas les interesa gente que, a partir de estas nuevas demandas, propongan medidas de ahorro aplicables a la empresa y a mejorar la relación con los clientes.

¿Qué necesitas ahora? Varían, según la industria, pero hay que ir ‘mentalizado' a que las empresas quieren escuchar conceptos como: innovación (proponer cómo hacer las cosas en forma distinta y, con ello, lograr más ahorros y productividad en la empresa); trabajo con base a resultados, tecnología digital, trabajo colaborativo.

3. ¿Estudiar en pública o privada? Aun cuando tener un empleo depende de la experiencia, desempeño y movilidad del profesional, más que de dónde estudió, la pregunta dónde y qué estudio se ha convertido en una inquietud entre los universitarios, considerando la saturación laboral actual.

En 2011, de 389,000 ofertas de trabajo registradas en la Red Universitaria de Empleo (RUE) de OCC Mundial, sólo 100,100 fueron para instituciones públicas, el resto, 288,900 fueron a privadas. El promedio por universidad pública es 2,700 ofertas, en las privadas 4,700, indica Jorge Caballero, coordinador de la RUE de OCC.

La cantidad de ofertas a escuelas particulares fue 104% superior con respecto a las públicas, en 2009; en 2010 estuvo 90% arriba, y este año ese indicador es de 75%. Las causas de estas cifras podrían encontrarse en que las escuelas particulares suelen fomentar un vínculo más estrecho con las industrias para identificar la formación y materias requeridas para cubrir vacantes.

¿Quieres más noticias como esta?
Obtén los mejores consejos laborales y de management.

¿Cuál es el reto? David Noel Ramírez comenta: a las universidad privadas "se les sataniza en forma injusta (diciendo) que forman a los egresados para hacer dinero", cuando en realidad se les impulsa a sus egresados a que tengan un compromiso social.

La elección, dice, debe fundamentarse en una revisión de planes de estudio, en la necesidad e interés del profesional. No hay que dejarse llevar por el mito de la "guerra entre privadas y públicas", dice la pedagoga por la Universidad del Valle de México, Lilia Soria.

Ahora ve
Las razones que hacen del aguacate el “oro verde” de Michoacán y de México
No te pierdas
×