4 lecciones de gestión para tu trabajo

Ser constante y prestar atención a los detalles permite sobresalir como profesional y empresa; la falta de capacitación te limita, dice Tom Peters, gurú de ‘management’.
idea empresa  (Foto: Thinkstock)
Ivonne Vargas Hernández
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Se dice que la mejor fórmula para tener una empresa exitosa es reunir a empleados comprometidos, activos, entusiastas y leales. El problema es que la mayoría de veces los colaboradores responden a esas características únicamente cuando están fuera de su oficina, y dentro de ella son totalmente infelices. Por ello, las mejores organizaciones son las emocionales, que promueven el disfrute en los espacios de trabajo, señala el gurú del management Tom Peters. 

Las compañías que no disfrutan son opuestas a la excelencia, y sin importar el tamaño de la organización todo se resume a un concepto: personas. "Si pudiera haber una vacuna (para los negocios) llevaría a recompensar a los empleados", advierte el autor del libro In Search of Excellence (En Búsqueda de la Excelencia).

Ganar mucho dinero y tener ideas maravillosas es importante, "pero ese no es el punto", el aspecto central es tratar a los empleados como si fueran tus principales clientes. A veces se piensa que lo primero es el consumidor, no es así, a ‘la cabeza' debe estar aquella persona que atiende y hace feliz al cliente externo, explicó Peters en su participación en el World Innovation Forum, realizado en León, Guanajuato, en conjunto con la red Laureate International Universities (que integra escuelas como la Universidad del Valle de México).

En cuestión de negocios hay una constante indiscutible, dice Peters: "la gente deja a los jefes, a los directores, no a las compañías". Bajo ese entendido, a las empresas no les queda otro camino (si buscan crecer) que invertir en tener a su personal feliz, reconocido; de esa manera se obtiene más dinero y clientes contentos.

De acuerdo con Peters, lo que se observa en la vida laboral es lo siguiente: "puedes tener una compañía ‘mal hecha', pero si el empleado está feliz con su supervisor, ahí estará, siendo productivo". Una herramienta para tener a un colaborador activo es capacitarlo. No obstante "podría decir que ninguna compañía ha invertido demasiado dinero en la capacitación".

El especialista en temas de liderazgo y gestión pone como ejemplo otras profesiones para precisar el poco interés que existe por el desarrollo de sus empleados. "Pilotos, bomberos, futbolistas, todos ellos invierten cientos de horas en entrenar y mejorar, pero no se da la misma situación en los negocios". El también autor de la obra The Little Big Things: 163 Ways to Pursue Excellence agrega que alrededor del 25% de las ganancias corporativas deberían asignarse al abastecimiento (capacitación) del personal.

Las 4 infaltables

En alguna ocasión se le pidió a Conrad Hilton, creador de la cadena hotelera Hilton, que señalara ¿cuáles eran algunas lecciones más importantes en su carrera? Su respuesta fue: "Recuerden siempre meter la cortina del baño en la tina (bañera)". Con esta anécdota, Peters refiere que la falla más común de las empresas es pensar que deben enfocarse 100% a estrategias y dejan de lado la ejecución; implementar los detalles que parecieran triviales con excelencia. 

La innovación, expresa, es un aspecto que debe estar presente, diario, en la vida de las empresas y sus equipos de trabajo. Para trabajar en ese concepto y diferenciarse en cualquier ámbito, Tom Peters sugiere los siguientes puntos: 

1. Intenta una y otra vez. "El reto en lo laboral es ser prolífico", aclara Peters. Ser destacado en un negocio y en una actividad exige tiempo, no se logra de la noche a la mañana, y no hay que despegarse del objetivo perseguido, de lo contrario, otro profesión podría rebasarte.

Es la historia de las grandes compañías, apuntar varias veces y probar si lo que se tiene en mente es una buena idea. El gran error es que los sistemas educativos enseñan a la gente que "fallar y equivocarse es algo malo", todo lo contrario, menciona el especialista en management, hay que "celebrar" a la persona cuando comete errores, porque significa que lo intentó.

2. Rodéate de los mejores. Si tú convives con gente interesante te vas a volver igual. Júntate con personas que busquen tus objetivos y, además, sean intrépidos, sin miedo a emprender. "Cada decisión respecto a con quién salimos a comer, o convivir, es estratégica". El 25% de los clientes (personas) con quienes se establece una relación deben ser más atrevidos, no tan serios.

¿Quieres más noticias como esta?
Obtén los mejores consejos laborales y de management.

3. Aprende a escuchar. ¿Cuánto tiempo tarda un doctor en interrumpirte cuando explicas tus malestares? Peters señala que 18 segundos. Lo primero que hace un médico es dejar hablar al paciente y presta atención. Lo mismo requiere hacer la empresa y la gente, en general. "Cierra la boca y abre las orejas", eso, de acuerdo con Peters, te da ventajas, como el detectar oportunidades.

4. Buscar ser único. Ser el mejor, es el único mercado que no está lleno de competencia. En el mercado profesional y empresarial se está rodeado de detalles, prestar atención a eso puede hacer la "gran diferencia". Enfócate en acciones "pequeñas" que creen un fuerte impacto y se queden en la mente de los demás.

Ahora ve
Este panda disfruta de la nieve en Washington como pocos
No te pierdas
×