Estudiar fuera de México no es tan caro

La colegiatura en las universidades de Inglaterra cuesta lo mismo que algunas escuelas mexicanas; existen múltiples formas de pagar tu residencia en el extranjero sin perjudicar el gasto familiar.
apps viajero  (Foto: Thinkstock)
Ivonne Vargas Hernández
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

El número de mexicanos ávidos de salir del país va en aumento. Entre las razones está cursar un programa académico, además de la inseguridad y los costos de las colegiaturas en instituciones privadas. Estos dos factores han propiciado un incremento del 10% del turismo educativo mexicano al extranjero.

A esa conclusión llegó un análisis elaborado por Mundo Joven y la firma Study Group. El informe, que tomó como referencia 10 centros extranjeros y cinco mexicanos, destaca que el Reino Unido es uno de los países con mayor demanda entre nacionales.

La preferencia aumentó un 30% con respecto al 2010, pues las colegiaturas de algunas universidades inglesas son similares o más bajas que en escuelas mexicanas, establece el documento que cita a Estados Unidos, Canadá y Australia entre los destinos de mayor elección.

En el norte del país aumenta el deseo de ‘sacar' a los hijos para estudiar en el extranjero, los problemas de seguridad influyen en esa decisión, comenta Isabel von Barthalis, directora de comunicación y responsable del área Live & Learn de Mundo Joven. 

El costo de las colegiaturas es otro tema. En México, el promedio de duración de una carrera es de cuatro a cinco años, lo que equivale a 300,000 y hasta 670,000 pesos de gasto, mientras que en el Reino Unido se ofrecen opciones con un costo que va de 430,000 a 800,000 pesos en centros de prestigio mundial, como la Universidad Lancaster y Sussex, entre otros, indica Laura Aguirre, consultora de Study Group. 

En el estudio se evaluaron los costos de toda la carrera en el Tecnológico de Monterrey, Universidad Iberoamericana, Anáhuac, Universidad Panamericana y Universidad de las Américas. El desembolso más alto en estas instituciones es de 670,000 pesos, aproximadamente, mientras que el más ‘económico' es de 534,000 pesos. 

Las escuelas con las que se comparó a las mexicanas fueron: Lancaster, Leicester, Lincoln, Keele University e ISC Wales Newport, del Reino Unido. De Canadá se eligieron: University of British Columbia, Simon Fraser, University of Toronto, Ryerson University, y Seneca College. 

Según el análisis, considerando los gastos de vida de los estudiantes foráneos en México y en el Reino Unido, las cifras "son similares" y rondan entre 100,000 y 130,000 pesos anuales. 

Von Barthalis pone un ejemplo, el de los chicos que viajan del interior de la República para prepararse en el Distrito Federal o en Puebla (donde se ubican los centros académicos comparados con el extranjero). Generalmente gastan en renta, transporte y otros aspectos de manutención, los cuales en muchos casos son similares a lo requerido en el extranjero. 

"¿Cuánto cuesta una residencia universitaria en esas escuelas mexicanas?", plantea la directora de comunicación. 

Aún cuando los programas tienen un costo similar, es cierto que el costo de vida en el extranjero es todo un reto, en especial porque las opciones laborales se limitan, la persona se enfoca en el estudio y debe recurrir a préstamos, ahorros y becas para garantizar su estancia, indica la pedagoga, Lilia Soria.  

Manuel Cruz Domínguez, quien estudió su MBA en la Manchester Business School, ahorró tres años, pidió dos préstamos y ayuda a su familia para cubrir manutención y escuela. El costo también depende del destino elegido, por ejemplo Londres y el sudeste de Inglaterra es más caro y Manchester es menos costoso. Manuel compartió hospedaje pagando cerca de 750 libras por mes, "en Londres puede costar más del doble", señala el mexicano. 

Dinero para estudiar

Lo importante al pensar en estudiar en el extranjero es conseguir quién otorgue recursos. En México, adicional al capital otorgado por fundaciones, fideicomisos, organismos públicos y banca, las sociedades financieras de objeto limitado (SOFOL) dan préstamos para estancias internacionales. FINEM (Financiera Educativa de México), por ejemplo, hizo un convenio con Mundo Joven para cubrir inscripciones y colegiaturas en programas de idiomas, licenciatura, especializaciones y maestrías en todo el mundo. 

El préstamo opera de la siguiente forma. FINEM, creada con el apoyo de Banco Mundial, da créditos hasta por 500,000 pesos mexicanos con pago directo a la institución en el extranjero. Ese recurso aplica como "complemento de gastos adicionales", es decir, la persona debe comprobar que tiene ahorrado para gastos de vida (lo que se presenta para tramitar una Visa). 

Es necesario contar con un aval y, una vez que se aprueba el crédito, la Financiera organiza "la corrida" de cómo deberás pagar, indica Isabel von Barthalis. Una de las cláusulas del crédito es cubrir un interés mensual sobre saldos insolutos, es decir, sobre la parte de la deuda que no ha sido cubierta, no por el total del préstamo. La tasa de interés fijo que se maneja es 18% anual y la persona tiene un plazo de hasta 60 meses para repago de capital. Se pueden adelantar cuotas sin penalización. 

Al estudiante se le pide la carta de aceptación de una institución en el extranjero, llenar una solicitud, autorización para consulta en el buró de crédito y copia de ciertos documentos. Además, el trámite debe iniciarse a través de Mundo Joven. 

Sea cual sea la opción de financiamiento elegida, llegando a tu destino hay diferentes formas de ahorrar en tu día a día. Isabel von Barthalis recomienda lo siguiente: 

- Alojamiento. Compartir departamento con otros compañeros funciona, pero si quieres conseguir más ahorros la alternativa es buscar espacio en la universidad o con familias, en estos modelos de hospedaje se incluyen los alimentos y otros utilities (como agua y luz). 

- Transportación. Mientras más anticipación tengas para comprar los boletos de avión, mejores precios. La recomendación es no hacer este trámite hasta tener la Visa en tus manos, por ello es que debes iniciar el ‘papeleo' para salir con un año de anticipación. 

En los outlet virtuales organizados por agencias, como Mundo Joven, se publican ofertas de programas y escuelas. En el destino, utiliza el transporte público y compra la tarjeta mensual, en lugar de un ticket diario.

- Caza las ofertas. Viaja unos días antes de comenzar el programa para adquirir equipo y cosas de hogar con estudiantes que vayan de regreso a sus países. Ellos necesitan sacar toda su mercancía, así que suelen manejar precios bajos y en buen estado.    

Si quieres hacer una transferencia al extranjero pregunta a la oficina que te ayudó con tus trámites si ellos hacen ese proceso, para ahorrar en ese trámite. 

La representante de Mundo Joven indica que una de las ventajas de organizar tu salida mediante este tipo de empresas es la seguridad. "Si vas a buscar una familia con quien hospedarte, tal vez ahorras haciéndolo en forma independiente, pero quién puede garantizar que el lugar elegido está bien, que es seguro y cuentan con experiencia recibiendo a estudiantes internacionales", puntualiza.

Ahora ve
Errores que cuestionan la reputación de Apple, la marca más valiosa del mundo?
No te pierdas
×