El ABC para que el reclutador te elija

Los candidatos y colaboradores de una empresa deben dar un extra y no limitarse a cumplir; ser adaptable y resolver problemas con asertividad también te hace destacar de otros colegas.
empleados felices  (Foto: Photos to go)
Ivonne Vargas Hernández
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Millones de currículos circulan por la red en espera de un empleador que dé el ‘sí' para aplicar a la vacante. No faltan candidatos, pero no está siendo sencillo para las empresas reclutar a quien se ajuste con el puesto. El 76% de las organizaciones en el país ha tenidon puestos difíciles de cubrir en los últimos 12 meses, según una encuesta de Adecco México.

Las compañías esperan ciertos atributos de sus empleados, por ejemplo el interés en el aprendizaje continuo, que reúna los conocimientos y habilidades para la vacante y que sea flexible según el estudio "¿Dónde está el talento mexicano?"  elaborado por la firma de recursos humanos.

Hay también una triada requisitos de que no deberían faltar en el empleado que quiera sobresalir sobre otros candidatos: dar valor al puesto, resolver con asertividad problemas, y cumplir objetivos económicos/ profesionales del puesto.

Las habilidades y el tipo de perfil laboral que se demande variarán según el puesto, pero hay un punto que el empleado nunca debe perder de vista: si sólo te dedicas a "cumplir bien con el puesto, te irá así, sólo bien, en general", indica Jeff Taylor, fundador del portal Monster.com.

Para ser considerado en mejores proyectos y ascender, no puedes esperar a que el desempeño sea "más o menos bueno". Pregúntate ¿qué más puedes hacer para comprometerte con el trabajo, fuera de lo establecido en la descripción del puesto?, aconseja el director.

Taylor, quien dirige alrededor de 6,500 empleados en Monster, refiere algunas reglas que el profesional debe aplicar continuamente. La primera es asumir el cargo de "director general" de tu trayectoria. "Tenemos que dejar de esperar a que nos den el título", expresa. Hay que responsabilizarse de los resultados laborales y dirigir tu proyección laboral, sin delegar esa labor a otros. "Más vale que dirijamos nuestro trabajo", eso no lo hará un tercera, agrega.

Otro aspecto importante es dejar la zona de confort. "Si un proyecto te pone nervioso, estás por aprender algo. Hay que buscar esas oportunidades, de lo contrario no surge la innovación, y nadie más vendrá a presionarte" para crecer, expresa Jeff Taylor y propone entrenarse, laboralmente, como si fueras un atleta, con disciplina y metas específicas.

"Cada persona tiene la capacidad de presionarse y trabajar de tal manera que destaque, tú eres el encargado de definir cuánta fama quieres y hacer que ese (deseo) avance. Acostúmbrate a retar tu carrea", aconseja el director de Monster.com.

El 80% del éxito en la vida, advierte Taylor, es exhibirse. El profesional elige qué situación tomar o no, y cómo establecer sus contactos para ser -profesionalmente- visible.

¿Empleado atractivo?

Los empresarios catalogan a sus colaboradores entre los que generan valores agregados a la firma y los que sólo cumplen su función de manera limitada. De acuerdo con Mario Rizo, socio de la firma Salles Sainz Grant Thornton, entre las acciones que diferencian a unos de otros, destacan:

1. Personal proactivo. Estos empleados saben que cada acción que realizan aumenta su propio potencial. "Los pasos diarios y cortos no son señal de lentitud, sino de perseverancia", señala Rizo.

2. Busca tu propia inspiración. Jerry West, famoso jugador de baloncesto, comentó alguna vez: "No podrá conseguir mucho en la vida quien trabaja, únicamente, los días que se siente bien". Los colaboradores que cumplen sus metas, lo hacen porque se motivan a sí mismos y ven la manera de dar lo mejor, cual sea el escenario.

3. Pasa de lo general, a las prioridades. Ser eficaz implica tener la habilidad de manejar el tiempo para lograr resultados. Lo primero y más importante es la organización. Haz un plan en el que definas cuánto te toma realizar cada actividad y establece metas a cumplir en determinados períodos. Así, puedes aprovechar cada espacio disponible y evitar fuga de tiempo en cosas que ni te aportan y sólo retrasa llegar a los objetivos propuestos.

4. Acostúmbrate a los errores. ¿No se supone que una persona debe evaluar qué pasa con su vida profesional? Se lee como un aspecto obvio, pero no todos los empleados acostumbran calificarse y dar seguimiento a las áreas donde fallan, ahí es donde surge la oportunidad de hacer cambios, incorporar un nuevo conocimiento, cambiar de estrategia, etcétera.

"En muchas ocasiones solemos darnos por vencidos al fallar, pero una caída es un recordatorio de que jamás debemos bajar la cabeza ni dejar de esforzarnos", puntualiza Mario Rizo.

Ahora ve
La compra de Fox y otras predicciones acertadas de ‘Los Simpson’
No te pierdas
×