IPN crea helado para diabéticos

Estudiantes del Politécnico elaboraron un alimento con glicina, aminoácido que regula la glucosa; el proyecto se trabajará en la incubadora de empresas del IPN para su distribución.
yogurt  (Foto: Getty)
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Una de las mayores dificultades que enfrentan los diabéticos es seguir una dieta balanceada por considerar que las opciones alimenticias con que cuentan son restringidas. Para contribuir con una opción sana, estudiantes del Instituto Politécnico Nacional (IPN) elaboraron un helado de yogur llamado "Salud-Ice", bajo en calorías y adicionado con glicina, aminoácido que ayuda a regular los índices de glucosa en la sangre.  

Las investigaciones de Guillermo Carvajal junto con la Unidad de Investigación Médica en Bioquímica del Hospital de Especialidades Siglo XXI, del IMSS arrojaron que este aminoácido (productor de proteínas para el cuerpo) además de nivelar los índices de glucosa, activa la circulación, controla la presión arterial elevada y mejora el rendimiento físico, entre otros beneficios.

El helado desarrollado en el IPN también contiene arándanos, y es un proyecto que surgió con los alumnos René Flores Ponce, Roberto Carlos Gutiérrez Rojas, Alejandro Hernández Munguía, Emanuel Lima Martínez, José Alfredo Martínez Gallegos y Luis Sergio Muñoz Cerrillo, todos de la Escuela Nacional de Ciencias Biológicas (ENCB).

La glicina adicionada al helado actúa como protector de células en conjunto con las antocianinas y carotenoides (pigmento que se encuentra en la fruta) provenientes del arándano. Esta formulación ayuda a contrarrestar radicales libres (sustancias químicas) que producen enfermedades. La glicina también es un activador del sistema inmunológico, explicaron los estudiantes.

La glicina -de acuerdo con observaciones de los politécnicos- trabaja como un ‘amortiguador' en el caso de las personas con diabetes. Cuando se tiene esta enfermedad el organismo genera más radicales libres y acelera el envejecimiento celular. Lo que hace el aminoácido es actuar como antioxidante y aumentar las defensas del cuerpo, por lo cual este producto podría ser ingerido no sólo por diabéticos, sino por toda persona que quisiera una opción más saludable.

Los estudiantes de Ingeniería Bioquímica de la ENCB explicaron que para evaluar la calidad del producto elaboraron cinco formulaciones, las cuales pasaron por pruebas sensoriales. El nivel de acidez, dulce y textura son determinantes para que un producto sea agradable al paladar.

Señalaron que el próximo paso es trabajar este proyecto en el Centro de Incubación de Empresas de Base Tecnológica (POLINCUBA) del IPN, a fin de ponerlo al alcance de la población.

Debido a que la glicina ha sido foco de investigación en esta casa de estudios, el helado no es el primero producto alimenticio que se desarrolla con el aminoácido. La Escuela Nacional de Ciencias Biológicas alberga otras opciones, como una bebida de tuna adicionada con glicina.

Los responsables de la investigación decidieron usar este fruto porque México es uno de los productores principales de tuna y "se desperdicia más de la mitad de las cosechas".

¿Por qué no aprovechar su abundancia para crear un néctar y comercializarlo?, plantearon Guadalupe García, Nikté Martínez, Tania Reyes y Francisco Cruz, creadores del proyecto.

A través de este néctar de tuna adicionado con glicina se busca generar una opción alimenticia que proteja las proteínas del cuerpo y aprovechar la glucosa adecuadamente, sin que se eleven los niveles de azúcar, comentaron los estudiantes en un comunicado.

La población de diabéticos en México suma alrededor de 10 millones de personas, cuya atención médica absorbe el 7% del gasto nacional en salud, de acuerdo con datos del Colegio Mexicano de Farmacoeconomía e Investigación. Un paciente con esta enfermedad implica un costo aproximado de 21,000 dólares anuales en tratamientos y atención médica.

Ahora ve
El balotaje entre Piñera y Guillier en Chile es de pronóstico reservado
No te pierdas
×