Horario flexible: también para hombres

Cerca de 40% de los hombres entre 33 y 48 años rechazarían empleos que no prometan flexibilidad; este tipo de horarios son una ventaja para atraer talento en todos los niveles, según Ernst & Young.
papa1  (Foto: Getty)
Anne Fisher

¿Quieres atraer y mantener a los mejores talentos? He aquí una sugerencia: haz que un horario flexible de trabajo sea parte del trato.

Una encuesta realizada este verano por EY (anteriormente Ernst & Young) a 1,215 gerentes y empleados estadounidenses a través de una variedad de industrias, encontró que los miembros de la Generación Y, de entre 18 y 32 años, clasifican la flexibilidad entre las ventajas que más desean, y un 33% que dice que no trabajaría en un lugar donde no se la ofrecieran. Pero parece que la generación X valora los horarios flexibles aún más: 38% de las personas de entre 33 y 48 años la consideraron como no negociable, y los hombres que afirmaron eso (40%) superaron ligeramente las mujeres (37%).

"Las empresas comenzaron a ofrecer horarios flexibles a finales de los años 80 y en los 90, como una forma de reclutar y retener a las mujeres con talento, pero ahora han ido mucho más allá", señala Karyn Twaronite, socia de Ernst & Young LLP, que ingresó a través del área fiscal del negocio y ahora tiene el título de directora de Inclusividad para América Latina de EY.

Twaronite destaca que tanto hombres como mujeres en todos los grupos de edad, ubicaron a los horarios flexibles entre los beneficios no monetarios, y añade: "Ese resultado refleja exactamente lo que estamos viendo aquí en EY". El gigante de la contabilidad y consultoría, ubicado en el sitio 57 de la lista de las Mejores Empresas para Trabajar de Fortune, ha tenido miles de empleados trabajando en horarios flexibles durante años -incluyendo, desde 2004, seis semanas de vacaciones pagadas para los nuevos papás-.

"Un mito es que los hombres no tomarían permisos por paternidad", dice Twaronite. "De hecho, yo estaba en la reunión donde decidimos comenzar a ofrecerlos, y había mucho escepticismo acerca de si los hombres los tomarían". Nueve años después, Twaronite dice: "El 90% de los hombres aquí, incluyendo a los altos directivos, toman al menos dos semanas, o las extienden, tomando dos semanas ahora y un máximo de cuatro semanas después. El número de hombres y mujeres que toman un permiso por paternidad es ahora exactamente igual".

Dan Black, director de reclutamiento para América Latina de EY, dice que los horarios flexibles son "una ventaja importante para atraer talento desde los puestos de nivel principiante hasta los profesionales con experiencia". Señala que la insistencia de los miembros de la generación del Milenio de no ser obligados a días de trabajo de 9:00 a 5:00, "ha envalentonado a las personas mayores para hablar de la necesidad de flexibilidad. Es un gran factor en la decisión de muchos candidatos de venir a trabajar aquí.

"Puede que los horarios flexibles hayan comenzado como un "asunto de mujeres", pero se han transformado en algo que la gente de ambos sexos ha llegado a esperar", añade. "Creo que es en parte debido al gran número de hogares con dos carreras que existen ahora, donde las personas tienen que ajustarse a dos exigentes horarios profesionales en lugar de solo uno".

Black, cuya esposa es abogada, habla por experiencia: Él ha estado trabajando en un horario flexible desde que se unió a EY hace 20 años y tomó cuatro semanas de permiso de paternidad tras el nacimiento de cada uno de sus dos hijos. Ahora entrena al equipo de fútbol de su hijo, juega un papel activo en un par de organizaciones sin fines de lucro, y sirve como bombero voluntario en su ciudad natal de Archville, Nueva York.

¿Quieres más noticias como esta?
Obtén los mejores consejos laborales y de management.

La encuesta de EY sugiere que, en la próxima década más o menos, la oportunidad de una vida fuera de la oficina se convertirá en un atractivo aún mayor -o factor decisivo- de lo que ya es. La mayoría de los encuestados todavía trabajan en un horario fijo, indica el informe, pero "los encuestados anticipan un cambio en los próximos años hacia horarios más flexibles, ya que 62% trabaja actualmente en horarios de oficina, y sólo el 50% espera hacerlo dentro de cinco a 10 años".

Eso no sorprende a Karyn Twaronite . "El trabajo está cambiando", observa. "La tecnología para conectarse en cualquier lugar y en cualquier momento significa que se espera que la gente esté de guardia las 24 horas del día, sobre todo en las empresas globales que operan en diferentes zonas horarias. La otra cara de esto es que los empleadores son cada vez más comprensivos hacia la vida de las personas fuera del trabajo - porque así tienen que serlo".

Ahora ve
Los hechos económicos que marcaron a México durante el 2017
No te pierdas
×