Viernes casual, pero no demasiado

Los códigos de vestir en algunas empresas se han vuelto demasiado relajados con el paso del tiempo; descubre qué es lo correcto para vestir en el trabajo y qué prendas no tienen cabida en la oficina.
ropa moda  (Foto: Thinkstock)
Anne Fisher

¿Qué quiere decir realmente el código de vestir 'casual de negocios'? Los empleados de algunas oficinas algunas veces sobrepasan los límites de lo casual. La pregunta es, ¿dónde está el límite?

"Los jeans lavados con ácido (con agujeros), los pants para yoga y las camisetas sin mangas simplemente no tienen cabida en la oficina", opina una empleada de un equipo de gestión de marca de alrededor de 20 personas. "No es que todo el mundo tenga que volver a los viejos tiempos de usar traje y corbata todo el tiempo, Dios no lo quiera, pero tampoco ayuda a las perspectivas de carrera de una persona si luce como si acabara de salir de la cama".

Algunos oficinistas defienden usar todo tipo de ropa rara y descuidada con el  argumento, en primer lugar, que si su trabajo es realmente de primera categoría, no importa lo que usen, siguen siendo estrellas. Y en segundo lugar, que si Mark Zuckerberg puede aparecer en el piso de la Bolsa de Valores de Nueva York para la oferta pública inicial de Facebook con  jeans y una sudadera con capucha, eso demuestra que ya no existen más las reglas sobre la vestimenta.

Ésta es una cuestión interesante. Poco a poco, durante los últimos 15 años, la falta de código de vestimenta de oficina en las empresas de nueva creación ha permeado en el mundo laboral. "Todo comenzó con un 'viernes casual' y se derivó a partir de ahí", dice Lauren A. Rothman, autora de un nuevo libro llamado Style Bible: What to Wear to Work.

Rothman es una veterana profesional de la moda cuya firma de consultoría, Styleauteur, organiza seminarios de 'Vístete para el éxito' en compañías de Fortune 500 y en otros lugares. Ella recibe llamados frecuentes para asesorar a ejecutivos para mejorar su estilo personal. "Por ejemplo, me han llamado de bufetes de abogados y grandes empresas de contabilidad para decirme: '¿Puedes trabajar con fulano de tal? Él no va a convertirse en socio hasta que empiece a lucir como uno'", dice.

Existe una razón para ello: "A todos nos encantaría creer que las apariencias no importan, pero la realidad es que la presentación importa. Lo que vistes es parte de tu marca personal en general, tu imagen profesional. Si quieres ascender en tu carrera en casi cualquier gran empresa, tienes que lucir de forma adecuada para el puesto. El viejo adagio de "Vístete para el trabajo que deseas, no para el trabajo que tienes" es aún cierto.

En otras palabras, si tu jefe y otros altos mandos no van a trabajar con jeans lavados con ácido y camisetas sin mangas, tú y tus colegas posiblemente tengan que captar la indirecta. Y en cuanto a lo que viste Mark Zuckerberg, a menos que tus compañeros de trabajo también resulten ser multimillonarios que construyeron su propia riqueza, ¿cuán relevante es eso?

Cierta incertidumbre sobre cómo vestirse para el trabajo se deriva del hecho de que, a pesar de que muchas empresas todavía tienen verdaderos códigos de vestir -que tienden a variar mucho de una industria y de una región a otra-, "los directores en la mayoría de las empresas no hacen un gran trabajo eb comunicar qué es lo que se espera o cuál es la imagen que la empresa quiere que los empleados proyecten", señala Rothman.

"Es difícil hacer que la gente mantenga un estándar si no se les ha dicho cuál es la norma. Sin embargo, la mayoría de los empleadores sí quieren que te vistas de manera distinta a como lo harías si simplemente estuvieras pasando el rato en casa".

En términos prácticos, esto significa que, para cualquier persona que use jeans en la oficina, "un aspecto profesional sigue siendo una buena idea. No cualquier par de jeans viejos pueden servir", dice Rothman.

Agregó que el denim para la oficina debe ser de un lavado oscuro, con un dobladillo que sólo roce la parte superior de los zapatos, "sin arrastrarse por el suelo como es la moda, y libre de roturas, hilos colgando o cualquier otra cosa que los identifique como demasiado a la moda, o viejos. Busca pantalones tipo de vestir cuyo corte se parezca al de los pantalones más formales".

Style Bible entra en muchos detalles animados acerca de cómo armar un guardarropa laboral, en función de tu trabajo, tu presupuesto y el lugar en que vives. En general, Rothman dice que algunos de los errores que las mujeres cometen giran en torno al " factor de lo sexy", al usar faldas demasiado cortas, tacones demasiado altos o demasiado maquillaje. Respecto a los hombres, a menudo recibe más llamadas para ayudar a abordar problemas de apariencia descuidada, como "ropa manchada o arrugada, o prendas que no ajustan correctamente".

Si tus compañeros de trabajo piensan que la ropa no importa, posiblemente deseen considerar un par de nuevas ideas. En primer lugar, Rothman señala que el avance de una carrera en estos días depende en gran medida de la creación de redes. Así que, "incluso si crees que la calidad de tu trabajo debe hablar por sí misma, ¿qué pasa con la impresión que das a las personas que aún no están familiarizadas con lo bueno que es tu trabajo?, dice.

"Si vas a eventos de networking, la gente allí está formando primeras impresiones de ti, con base en cuán profesional te ves". Hasta que no lleguen a conocerte, tienen poco más que agregar a eso, por lo que es inteligente de tu parte asegurarte de que tu estilo no se interponga en tu camino.

Y en segundo lugar, Rothman sugiere que aquellos que tienen dudas acerca de la importancia de la vestimenta realicen un pequeño experimento: "Haz la prueba de vestirte más profesional durante una semana o un mes. La mayoría de nosotros nos sentimos más seguros y más competentes cuando nos vestimos bien. Incluso podrías descubrir que otras personas te responden de manera diferente. Puede ser difícil llamar la atención e imponer respeto cuando luces como si simplemente no te importara.

¿Quieres más noticias como esta?
Obtén los mejores consejos laborales y de management.

"Hay que vestirse todos los días de cualquier modo - no puedes ir a trabajar desnudo", añade. "Así que ¿por qué no tratar de hacer que lo que sea que lleves puesto trabaje para ti?"

 

Ahora ve
Con Guillermo del Toro a la cabeza, así quedan las nominaciones a Globos de Oro
No te pierdas
×