En México, poco empleo y mal pagado

Los empleados deben buscar la forma de ser más productivos y ganar mejor, según estudio del ITESM; una carrera no garantiza mejores ingresos, pero sí lo hace el tener una educación continua.
DESEMPLEO CAJA  (Foto: Thinkstock)
Ivonne Vargas
Ciudad de México (CNNExpansión) -

México es un país con alto grado de precarización en el mercado laboral en el que cada vez es más difícil conseguir un buen empleo con un salario competitivo. En ese contexto el empleado debe encontrar la forma de ser más productivo y aumentar las opciones para incrementar sus ingresos, concluyó el informe "Trabajar más y ganar mejor", que elaboró el Centro de Investigación en Economía y Negocios del Tecnológico de Monterrey (CIEN), Estado de México.

La tasa de desocupación en septiembre de 2013 se ubicó en 5.3% para el total de la población económicamente activa, cifra superior al 5.0% registrado en el mismo periodo en 2012, de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

El desempleo es generalizado, un mayor nivel de estudios no garantiza la inserción laboral. Los egresados de educación superior padecen incluso en mayor índice.

El porcentaje de desocupación en la población con primaria completa e incompleta es de 15.7% y 6.3%, respectivamente. En el caso de las personas con secundaria esta cifra aumenta a 40.1%, mientras que para los egresados de educación superior se ubica en 37.8%, según datos oficiales.

Aunado al desempleo, las personas enfrentan bajos salarios, dijo la directora de la escuela de negocios del Tecnológico de Monterrey, María Fonseca Paredes.

Deben encontrar por su cuenta la forma de ser más productivas, pues la condición económica del país no permite generar ofertas laborales mejor remuneradas aun cuando se laboren muchas horas, agregó.  

A finales de 2006, existían 5.1 millones personas que representaban 12% de la población económicamente activa, con ingresos superiores a 5 salarios mínimos y actualmente sólo el 8% gana arriba de esa cantidad, de acuerdo con información del presidente nacional del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF), Gustavo Rodarte.

El empleo en el país no es suficiente para salvaguardar el entorno económico ni para garantizar niveles de bienestar en la población, advirtió Fonseca Paredes.

El escenario para mejorar la remuneración de los trabajadores se complica con la reciente reforma hacendaria aprobada por el Senado. "Lejos de promover la competitividad de las empresas encarecerá la nómina e impactará las contrataciones", aseguró la especialista del Tec. Al saber que existe necesidad de empleo algunas compañías incurren en malas prácticas corporativas y precarizan más el salario.

Otro error que impacta en el mercado laboral es no aprovechar como país tendencias valiosas como el bono demográfico. Aunque la población juvenil es una ventaja para México, no hay estrategias claras para que los egresados encaren el tema del empleo, encontrar quién los contratará, cómo emprender un negocio o cómo llegar a mejores opciones de contratación y de remuneración, dice el estudio.

Tener una carrera no es una solución para reducir  la brecha salarial, por lo que la experta aclaró que buscar la preparación continua sí puede ayudar a conseguir mejor posición laboral y un mayor ingreso. "Una persona con más educación tiene las herramientas para achicar la brecha de salarios", precisó Fonseca Paredes.

"Lo importante es entender que como ciudadano ya no se puede exigir que el Gobierno o la empresa actúen", dijo la directora. No existen las condiciones y las malas prácticas dentro de las empresas y la falta de toma de decisiones por parte de las autoridades puede continuar, por lo que el empleado necesita buscar por sí mismo las opciones para su desarrollo.

Ahora ve
Con Guillermo del Toro a la cabeza, así quedan las nominaciones a Globos de Oro
No te pierdas
×