Lograr puestos altos depende de mujeres

La poca presencia de mujeres directivas puede obedecer a una cuestión de actitud, dicen expertos; pese a las adversidades, las empleadas deben ser más exigentes con sus jefes y temer metas claras.
mujeres  (Foto: Photos to go)
Ivonne Vargas
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

La inclusión de las mujeres en puestos directivos aún es reducida y su presencia ha disminuido en consejos de administración. Al parecer la mayor dificultad que enfrentan para asumir mejores puestos y liderar emprendimientos es su propia actitud frente al poder, dijo la responsable del Entrepreneurship and Innovation Center de la escuela de negocios española IE, Concepción Galdón.  

Para muchas mujeres ‘ambición' es un concepto difícil de pronunciar, lo que las vuelve menos proactivas a destacar sus méritos y demandar crecimiento dentro de la empresa, aseguró.

Artículo relacionado: Equidad de género empresarial estancada

Un 43% de las empresas en México cuentan con mujeres en sus consejos de administración, sin embargo es la participación más baja desde 2010, según el ‘5º. Estudio Anual de Mejores Prácticas en Gobierno Corporativo', de Deloitte. Esa participación es ocho puntos porcentuales menor al año anterior, y 10 puntos menor respecto a 2010, según los resultados del estudio. 

A nivel regional, las mujeres representan un 6.8% en consejos de administración y niveles de alta gerencia, según un estudio regional de Centro de Investigación de la Mujer en la Alta Dirección (CIMAD), del Ipade.

El informe, que incluye entrevistas con 75 empresas de América Latina, muestra que uno de cada cuatro puestos de trabajo es ocupado por el sexo femenino, pero sólo una fracción de estos es a nivel directivo.

La dificultad no estriba en el volumen, sino en promover su paso a niveles directivos, para lo que se requiere transformar su concepto de ascender, expresó Galdón en el marco del evento Women Day, organizado por IE. 

El primer error es no demandar. "Los hombres verbalizan, acuden con los superiores y dicen ‘quiero ese puesto'. Las mujeres a veces se quedan sentadas, esperando que su jefe las vea para un ascenso", aseveró la  también directora de Área 31, espacio para emprendedores en la escuela de negocios.

La forma de manejar las relaciones en la oficina también difiere por género. La representante de IE afirmó que ellas suelen tener menos lazos de trabajo para promocionarse. Su tiempo libre se destina a tareas personales, o a estar con la familia. El hombre, por su parte, "entiende que las salidas después de la oficina, por una cerveza, son el contexto para negociar un aumento o ascenso".

Artículo relacionado: Mexicanas, excluidas de puestos clave

También existen diferencias cuando se trata de liderar un proyecto propio. Cuando inician un negocio las mujeres los consideran una vía para tener más tiempo con la familia, o salir de una necesidad. "El hombre, por lo general, se plantea una visión de cuánto ganará con el proyecto a largo plazo", apuntó.

¿Quieres más noticias como esta?
Obtén los mejores consejos laborales y de management.

Las mujeres tienen varias cualidades en su estilo de liderazgo, entre otras cosas suelen escuchar más que los hombres a sus equipos de trabajo, son más abiertas a conceptos de flexibilidad, y sus decisiones suelen tomarse a partir de lo que observan en su entorno.

"Esto les da un extra al momento de dirigir, pero primero tienen que romper la barrera de levantar la voz y buscar aliados en las organizaciones para crecer y para emprender".

Ahora ve
Al cierre del año, la Fed sube su tasa de interés y el pronóstico de crecimiento
No te pierdas
×