Escuelas forman alumnos pasivos

El maestro que sólo imparte va de salida , dijo en entrevista el rector del Tec de Monterrey; el mercado exige un modelo educativo que forme estudiantes analíticos y emprendedores.
maestro alumno universidad profesor  (Foto: Photos to Go)
Ivonne Vargas
Ciudad de México (CNNExpansión) -

El modelo educativo en el país está aferrado al maestro que imparte y el estudiante que escucha pasivo, cuando lo que demanda el mercado son individuos que sepan discutir situaciones, usar la tecnología, trabajar en forma interdisciplinaria, dijo el rector del Tecnológico de Monterrey, David Noel Ramírez Padilla.

Hoy tenemos profesores del siglo XX con jóvenes del XXI, y el reto es cambiar del docente tradicional al mentor y coach del alumno, agregó.

El profesor que llega a clases y se dedica a hablar va de salida. "El nuevo modelo apunta a la discusión de casos con el universitario, al aprendizaje con base en proyectos y generar currículums más flexibles. Y, esto no es una imposición, es lo que piden las nuevas generaciones y el mercado de trabajo", afirmó el rector en entrevista para CNNExpansión. 

La desconexión entre profesor y las necesidades del alumno no sólo es visible en el salón de clases, también se refleja en su inserción en el mercado laboral. Tres de cada 10 profesores son incapaces de calcular si su enseñanza funciona para obtener un trabajo al término de los estudios, según un estudio de la firma McKinsey & Company.

Incorporar la tecnología ayuda a tener clases más vivenciales, pero esta herramienta no sustituye al profesor ni la tiene todo el sistema educativo, por lo que es necesario empezar con otros retos, como enseñar a enfrentar con la práctica lo que vivirá fuera de clases. "Llamamos a esto remar contracorriente, porque el egresado se moverá en un escenario muy adverso", precisó Ramírez Padilla. 

El rector explica que el estudiante sale a un mercado con poco empleo. En ese contexto poco favorable, dice, hay que aprender a emplearse, o a generar trabajo para otros, y generar impactos más positivos en la sociedad.

Para lograr una mejor inserción, advirtió, las instituciones deben incorporar elementos de aprendizaje vivencial con herramientas como exámenes para resolver fuera del salón de clases y una mayor participación del estudiante en el diseño de su programa académico.

El sistema Tec hizo un cambio este año para pasar de seis materias optativas a 16, con la idea de que la persona dimensione los ámbitos donde podría desempeñarse al concluir la carrera, comentó el académico.

Una realidad contundente para los estudiantes mexicanos, alertó, es que no todos encontrarán un empleo, por lo que el emprendimiento es una respuesta para crear las fuentes de empleo de las cuales el país adolece. Esta actividad se propicia no sólo con materias electivas, sino con cursos específicos para que el alumno entienda de negocios, dijo el rector.

Los alumnos del Tecnológico de Monterrey, a partir del cuarto semestre, además de su carrera pueden optar por recibir instrucción académica para crear y desarrollar su negocio. Unos 9,000 alumnos al año cursan la materia de Planeación de Microempresas para el Desarrollo Social, y el sistema cuenta con el Instituto de Emprendimiento Eugenio Garza Lagüera.  

Para asegurar que los alumnos entiendan lo que el mercado espera de ellos al egresar como responsables de un negocio o dentro de una organización, la propuesta del rector es que el sistema educativo adopte prácticas como tener estudiantes -por un periodo- en las compañías.

El profesionista saldría  un semestre completo y el aprendizaje adquirido se revalidaría como semestre escolar, además de que el profesor sería un mentor en ese tiempo, explica el rector.

¿Quieres más noticias como esta?
Obtén los mejores consejos laborales y de management.

Ese tipo de cambios, menciona David Noel Ramírez, son los que está exigiendo el ámbito de trabajo a las escuelas y a ello habría que agrega trabajar en los estudiantes el sentido de participación ciudadana.

 

Ahora ve
Te decimos qué es la neutralidad en la red y por qué debe importarte
No te pierdas
×