Urge ir más allá de la reforma educativa

Para revertir el rezago educativo de México deberán pasar al menos 10 años, estiman expertos; la prueba Pisa revela que se debe combinar el aprendizaje en aulas con la vida cotidiana.
mexico educacion  (Foto: AP)
Ivonne Vargas
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Los resultados de la prueba Pisa, en la que México se ubicó en la posición 52 entre 65 países, corrobora la urgencia de hacer cambios drásticos en la educación, más allá de una reforma que no resolverá el rezago en la formación de estudiantes en el país, advirtieron expertos.

La prueba reveló que el 55% de los estudiantes mexicanos no alcanzó el nivel de competencias básicas en matemáticas entre los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

Para revertir los resultados negativos, un primer paso es cambiar el sistema de enseñanza memorístico por uno práctico, afirmó el académico del departamento de Comunicación del Tecnológico de Monterrey, campus Estado de México, Alejandro Ocampo.

Un principio básico en la prueba Pisa es evaluar cómo los niños de 15 años aplican el conocimiento de la escuela en la vida diaria.  Pero en México "la escuela está separada de lo cotidiano, los ejemplos, las clases, no se relacionan con experiencias del alumno. Las escuelas se encargan de construir otra realidad paralela desde que el niño cursa primaria. El joven no sabe razonar y se olvida de lo que carece relevancia para su vida diaria", advirtió Ocampo.

Además sería importante disminuir el número de alumnos por grupo, lo que generaría otros retos, como incrementar el número de docentes, agregó el académico.

"El resultado no es una sorpresa, dado que no se ha trabajado en modificaciones con más impacto, pero cuya ejecución se vuelve compleja y delicada porque implica cambiar la mentalidad y la cultura en el sistema educativo", agregó el director del Centro de Alta Dirección en Economía y Negocios (CADEN) de la Universidad Anáhuac, Antonio Morfín.

Los especialistas coincidieron en que aún con la reforma educativa y las propuestas de las autoridades, no habrá mejoría en este sexenio. En menos de 10 años no será fácil cambiar el rezago que persiste, necesitan ejecutarse cambios y dejar que pase una generación completa de primaria para ver resultados, señalaron.

Artículo relacionado: Educación y empleo, pendientes de Peña

Respecto a la propuesta del secretario de Educación Pública Emilio Chuayffet de reducir la deserción escolar en el nivel medio superior de 15% a 9% para 2018, Morfín subrayó: "La pregunta con esa propuesta es qué consigues si aumentas la inserción de chicos en un sistema educativo con deficiencias como el actual". Estas pruebas demuestran el escaso trabajo en formar gente competitiva, cuando la realidad es que los estudiantes lucharán por un lugar no sólo con mexicanos, sino con personas de todo el mundo.

Tener cobertura educativa es importante pero con modificaciones en el salón de clases, infraestructura de calidad, y según las necesidades de cada entidad, acompañar al maestro con capacitación y no dejar de lado el tema de las evaluaciones, pues "lo que no mides no sabes cómo cambiarlo, aunque esto represente diferencias políticas", mencionó el director del CADEN.

Más allá de los números

"México debe alcanzar para la prueba PISA 2015 los 454 puntos en matemáticas", afirmó el presidente de Mexicanos Primero, Claudio X. González. En la prueba de 2012 el país sólo alcanzó 413 puntos. "Como el Gobierno no ha querido asumir metas concretas, nosotros nos adelantamos".

Agregó que es grave que la SEP y los gobiernos estatales no tengan una reacción de urgencia ante la situación que plantea la evaluación, en un escenario en el que ocho de cada 10 jóvenes no cuentan con las habilidades mínimas elementales de matemáticas y donde sólo el 0.1% tiene un  nivel de excelencia en ciencias.

Entre las medidas que ayudarían a revertir el resultado está la evaluación obligatoria de maestros para el 2015, hacer una cruzada nacional para mejorar la formación inicial y capacitación de los maestros, hacer más eficiente y transparente el gasto educativo, y mejorar el modelo pedagógico. "Hay que otorgar mayor autonomía a las escuelas y alentar la participación de los padres de familia en cada comunidad escolar", mencionó Claudio X González

Alejandro Ocampo precisó que un problema para las universidades es tratar de revertir la formación carente en el alumno, algo difícil por la falta de tiempo. "Cuando el muchacho llega a la preparatoria, o la universidad entiendes que no hay que enseñarles a redactar o razonar, y sucede lo contrario. Tal vez corres con la suerte que un maestro, de forma paralela a las clases, trabaje en esas deficiencias. Si no lo hace, el joven por su cuenta tendrá que trabajar en el camino", expuso.

Contradictoriamente, varias de las competencias que piden las para contratar debieron aprenderse desde temprana edad, como habilidad de comunicar y razonar, puntualizó el académico del Tec de Monterrey, Estado de México.

Ahora ve
“Los países nos dan a las peores personas”, dice Donald Trump sobre migrantes
No te pierdas
×