Ingeniero, trabaja en Silicon Valley

Algunos CEO de la industria tecnológica revelan lo que buscan en un desarrollador de ‘software’; para ser atractivo a los empleadores debes llevar tus conocimientos a la práctica y crear hábitos.
computacion  (Foto: Thinkstock)
JP Mangalindan

Los grandes ingenieros de software son difíciles de encontrar, ya no digamos de contratar y retener.

Es por eso que actualmente más personas que nunca están tratando de ser uno. El salario promedio anual de los ingenieros de software de Google, por ejemplo, ahora ronda los 145,000 dólares y se dispara hasta un máximo de 550,000 dólares, de acuerdo con el sitio de trabajo Glassdoor.

Pero la capacitación para ser un ingeniero de software y adueñarse de un puesto de alto perfil y gran sueldo no es sencillo ni fácil, ni siquiera para algunos graduados en Ciencias Computacionales de las escuelas de primer nivel. Zach Sims, cofundador del emprendimiento educativo Codeacademy, y Matt Mickiewicz, cofundador del sitio de reclutamiento laboral para puestos de tecnología Hired.com, ofrecen varias recomendaciones sobre qué hacer y qué no hacer para obtener un puesto ideal en Silicon Valley.

No: Sólo tomar cursos.

Construye algo, como un sitio web o una aplicación para el iPhone. "Si sólo estás tomando una clase, todo gira en torno a cumplir los requisitos de una clase, pero si se trata de lo que quieres construir, eres constantemente estimulado al ver las manifestaciones reales de lo que estás aprendiendo", dice Sims. Además, muchos empleadores potenciales quieren ver una cartera de trabajo de mundo real que demuestre lo que realmente puedes hacer.

Sí: Estudiar estructuras de datos y algoritmos.

Ambos son fundamentos de la informática, y constituyen una gran parte del proceso de entrevistas con las empresas, explica Mickiewicz. La gente puede construir algunas aplicaciones y escribir mucho código sin tener un conocimiento profundo de las estructuras de datos y algoritmos -y algunos lo hacen- pero que la falta de conocimiento básico es algo que empleadores potenciales descubren rápidamente.

No: Hacerlo sólo porque sí.

Entiende en lo que te estás metiendo, y asegúrate de que sea por las razones correctas. "Puedes probar las aguas y averiguar si esto es algo en lo que realmente estás interesado antes de comprometerte por completo", dice Sims. También señala que es poco realista suponer que conseguirás un trabajo en una empresa líder que paga 120,000 dólares al año. "No todo el mundo trabaja en Google. No todo el mundo trabaja en un emprendimiento".

Y no: Creer que puedes volar solo.

Contrariamente a la creencia popular, la programación no siempre es una actividad en solitario realizada desde el propio dormitorio de la residencia universitaria. La mayoría de las veces, se trata de un proceso de colaboración con los demás, que pueden, por ejemplo, ayudarte a averiguar qué aprender, identificar problemas en tu código o construir con base en él.

¿Quieres más noticias como esta?
Obtén los mejores consejos laborales y de management.

Pero sí: Crear hábitos.

"Vemos a muchos estudiantes que dicen: ‘Voy a hacer 15 minutos al día', se apegan a eso y realmente lo hacen", explica Sims. De hecho, este enfoque fragmentado es más realista que jurar que aprenderás cómo construir un sitio web en dos semanas. Tomando prestado el viejo adagio: Es un maratón, amigos, no un sprint.

Ahora ve
Estos cinco escenarios marcaron a México durante el 2017
No te pierdas
×