¿Qué hacer tras una entrevista laboral?

La delgada línea entre el entusiasmo y la necedad hacen la diferencia para obtener un trabajo; agregar a tu reclutador a Facebook, mandarle SMS o llamar a su celular podrían borrarte del mapa.
entrevista  (Foto: Getty)
Anne Fisher

¿Cuánto tiempo debe pasar después de una entrevista laboral para saber si aún eres considerado para el puesto y qué tan seguido debes comunicarte si no tienes noticias? ¿Es válido enviar notas de agradecimiento a los gerentes de recursos humanos?

La persistencia es buena, pero no es correcto ser molesto. Hay una línea que separa el ser entusiasta y parecer desesperado. Dan Black está de acuerdo conmigo en que la línea entre ser persistente, lo que muestra iniciativa, y ser molesto, es “muy fina y puede ser difícil de ver”.

Black es director de reclutamiento para Estados Unidos en EY (antes Ernst & Young) y actual presidente de la Asociación Nacional de Universidades y Empleadores (NACE, por sus siglas en inglés). Este año fiscal, EY planea contratar 10,600 personas, incluyendo 6,300 recién graduados, un incremento de 5% en este tipo de empleados.

Artículo relacionado: ¿Qué dice tu cuerpo en una entrevista?

La hora de saber qué tan pronto escucharás de la empresa, dice Black, es durante la entrevista. “Siempre tratamos de decirles a los candidatos cuándo escucharán de nosotros, y cuándo contactarnos con preguntas, ya sea por correo o por teléfono”, afirma. “Pero si el entrevistador no te lo menciona, debes preguntar al final de la conversación cuando tengas oportunidad de hacer preguntas”.

El CEO de la plataforma de reclutamiento Jobvite, Dan Finnigan, está de acuerdo. “Es también crítico saber tolerar cualquier respuesta”, dice. “Si el reclutador o el entrevistador sugieren que se les contacte por correo, por ejemplo, no llames por teléfono”. El tiempo importa también. Si el empleador menciona que esperan tomar una decisión esa semana, búscalos en esa semana”, afirma. De otro modo, pregunta si puedes contactarlos en dos semanas sobre si estás considerado todavía o recordarán que no los buscaste. Un seguimiento a tiempo “nunca es visto como algo molesto”, añade Black.

Entérate: El peor error en una entrevista laboral

Es positivo enviar notas de agradecimiento. “La gente de recursos humanos y los reclutadores las esperan como parte del proceso”, dice Black. “Ciertamente no quieres ser el único candidato que no envió una”. Es importante hacer una nota corta reiterando tu interés por el trabajo y de ser posible referirte a algún tema en común que haya surgido en la entrevista.

Sin embargo, si una nota debe ser escrita a mano o enviada por correo es un debate todavía. Por una parte, con una nota a mano “vas a ser notado porque poca gente las manda”, dice Finnigan. Por otro lado, el correo puede ser más que suficiente aunque algunas personas jamás leen su bandeja de entrada. Una nota escrita también puede hacerte ver anticuado si buscas un puesto en el sector tecnológico, por ejemplo. Lo importante, es enviar una nota de agradecimiento rápidamente, preferiblemente en las siguientes 24 horas cuando tu currículo aún está fresco en la mente del entrevistador.

Artículo relacionado: Tips para dominar una entrevista

¿Qué pasa si después de buscar al reclutador,sigue sin suceder nada? Aquí está la pequeña línea entre la persistencia y ser molesto. Las compañías usualmente toman dos meses para llenar los puestos senior, así que no tener noticias simplemente significa que siguen entrevistando gente.

Pero para un puesto junior, como el que reciben los recién graduados, es importante no buscarlos más de dos veces si sigues sin tener noticias después de dos semanas.

“Si tienes el teléfono celular de tu entrevistador, no lo utilices para llamarlos o mandarles un mensaje de texto”, dice Finningan. “Puede ser perturbador”. Si bien algunos veinteañeros se sienten cómodos con redes sociales, tampoco agregues a tu entrevistador a Facebook. Algunas personas que buscan trabajo, especialmente quienes tienen poca experiencia en ello, ven movimientos como este como algo amistoso, pero los reclutadores sienten que están siendo acosados.

Entérate: El ABC del currículum del recién egresado

Una cosa más: si no escuchas nada de alguien que te haya entrevistado, no te lo tomes personal. “Tienes que aceptar la realidad de que a veces hay malas noticias”, dice Finnigan. A pesar de que puedas sentirte decepcionado (o incluso molesto) con el tratamiento que recibes de algunos empleadores, no quemes los puentes con ellos.

“Tienes que ser profesional en este proceso, porque te encontrarás con la misma gente más adelante en tu carrera”, dice. “Nunca sabes quién de ellos será importante para ti”. Así que buena suerte.

Ahora ve
Este traje busca eliminar el riesgo de que un astronauta se pierda en el espacio
No te pierdas
×