Errores que asustan a los reclutadores

Excederse en describir funciones y abusar de la creatividad en el CV, son errores comunes; el 34% de los candidatos no sabe cómo plantear preguntas atractivas al reclutador, revela encuesta.
entrevista de trabajo empleo  (Foto: Thinkstock)
Ivonne Vargas
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

"¿Por qué no me llaman para un trabajo?" Una de las respuestas a esa pregunta puede ser: por actitudes erróneas.

Un 34% de los candidatos, por ejemplo, no realiza preguntas atractivas a un reclutador, mientras 46% contesta el celular o un mensaje durante la entrevista, según un estudio de la consultora Harris Interactive entre más de 2,000 reclutadores en el mercado hispano y estadounidense.

Para un puesto aplican entre 250 y 300 personas, de las cuales al menos el 10% tienen el mismo nivel para cubrir esa vacante. “Si no hay preparación previa por parte del candidato no sobresales respecto a otros”, aseguró Amber Wigmore Álvarez, directora ejecutiva de carreras profesionales en IE Business School.

Por lo general el candidato omite hacer una lista de las cinco empresas prioritarias donde quisiera contratarse y por qué. Es importante saber qué vacantes oferta el lugar y qué tan calificado se está para aplicar a una vacante en esa compañía.

Abusar de la originalidad es otro error común. A menos que el candidato sea un diseñador, el resto que “olvide intentar ser creativo con el currículum”, cita Adecco en su informe.

Los reclutadores quieren practicidad, antes que originalidad. Si el color, la foto, el tipo de fuente o el formato se interpone en la lectura del currículum, perderá el interés de su interlocutor, agregó la psicóloga con experiencia en reclutamiento para tiendas departamentales Elsa Patricia Noriega.

El candidato puede quedar al margen de una entrevista laboral a causa de la “agresividad pasiva”, dijo Noriega. Sucede cuando el candidato da ideas para mejorar algo del puesto para el cual aplica, pero en lugar de ser constructivo es ofensivo. Una agresión no es bien vista por el empleador.

Relacionado: Convence al reclutador en tres minutos

Con la batalla que existe por conseguir una entrevista de trabajo, no es conveniente darse el lujo de caer en estos errores:

1. Desconocer las competencias del puesto. Una cosa es tener cierta experiencia en una industria y otra reunir habilidades, destrezas, conocimientos profesionales y personales solicitadas por la vacante.

Error. Acudir a una entrevista sin conocer las competencias que demanda la vacante y no realizar un ejercicio para saber cómo vender esas destrezas al empleador.

Sugerencia. Un ejercicio que ayuda a detectar si ofertas correctamente tus talentos para el puesto, consiste en tomar una hoja, escribir el nombre del puesto y en otra parte las competencias que consideras que se valorarán (piensa desde el punto de vista de la empresa).

Una vez que el candidato llena la hoja, debe compartirla junto con su currículum con un amigo, que se encargue de valorar si en el CV escrito y en la presentación verbal la persona hace una “venta” adecuada de las habilidades que demanda la vacante. “Eso ayuda a detectar lagunas donde trabajar antes de llegar a la entrevista”, sugiere Amber Wigmore.

2. 'Descriptitis'. En un currículum y en la entrevista de trabajo, el futuro empleador sólo quiere ver resultados.

Error. Abusar de la descripción. El 80% de los candidatos comete el error de limitarse a decir qué hizo, pero no en qué contexto y qué resultados obtuvo, señaló Wigmore Álvarez, de IE Business School.

Sugerencia. Convertir las acciones en números o en hechos cualitativos, que muestren la capacidad de decisión. Ejemplo: “gestioné un equipo de cinco personas y con ello logre determinadas tareas”.

3. El imperdonable. Existen faltas que en cierto nivel ya no son admisibles.

Error. Resulta increíble que personas profesionistas incurran en faltas de ortografía y de estructura gramatical al redactar.

Sugerencia. Es recomendable que otra persona, con buena ortografía, revise el documento antes de ser enviado, así como la carta presentación para el empleador.

4. Me conozco de memoria las entrevistas. El exceso de confianza puede acabar si el reclutador sorprende con una petición inesperada, como pedir que hagas un examen para valorar tu capacidad respecto al puesto.

Error. Aprender respuestas de memoria o argumentos trillados para “agradar” al empleador, aunque esto sólo hable de falta de preparación por parte del candidato.

Sugerencia. Las entrevistas simuladas ayudan a preparar mejores argumentos para enfrentar la entrevista.

Relacionado: 4 preguntas clave para reclutar

Consiste en que dos o tres personas valoren al candidato, por ejemplo, excompañeros de trabajo, un profesor que deben plantear las preguntas tradicionales de una entrevista y que el candidato hable por 10 minutos. Después es necesario tener una retroalimentación para corregir errores como nerviosismo, respuestas largas y no plantear preguntas sobre la empresa y la vacante.

Ahora ve
El juez Daniel Urrutia reprueba la Ley de Seguridad Interior
No te pierdas
×