Los 3 mejores tipos de jefe

Para saber dirigir a un equipo de trabajo la clave es la autoconciencia, dicen expertos; alguien que respeta a sus empleados y genera confianza se gana a sus subordinados.
jefe  (Foto: GettyImages)
Jeanne Sahadi
NUEVA YORK (CNNMoney) -

Para muchos, tener un buen jefe es la excepción y no la regla. Pues ser en verdad un buen jefe requiere mucha mano izquierda. Tienes que inspirar a las personas para tener éxito y darles las herramientas que necesitan, y a la vez, cumplir con lo que manda la empresa.

La mayoría de nosotros evaluamos la calidad de un jefe por la forma en que dirige a sus empleados.

Pero para dirigir y guiar bien a los empleados, un líder necesita dominar primero otras dos cosas, explica la profesora de la Harvard Business School Linda Hill, coautora de dos libros de liderazgo, Being the Boss y Collective Genius.

Lo primero, señala Hill, es desarrollar la autoconciencia, saber cómo se sienten otros cuando están contigo. ¿Te tienen miedo? ¿Confían en ti? ¿Sienten que tú confías en ellos?

“Siempre se trata de la conexión emocional”, dijo. “Si te temen no significa que seas respetado”.

Lo segundo es gestionar con éxito tu red de colegas y jefes, sobre los cuales no tienes autoridad alguna, pero cuyo apoyo necesitarán tú y tu equipo para sobresalir.

Piénsalo de esta manera: incluso si tus empleados te aman, se sentirán muy frustrados si tú eres incapaz de vender sus ideas en la cadena jerárquica.

CNNMoney pidió la opinión de los lectores sobre lo que piensan que caracteriza a los mejores jefes. Tres rasgos surgieron una y otra vez en sus comentarios.

Los grandes líderes:

1) Respetan y valoran a sus empleados

Ellos respetan lo que haces, tu experiencia y el hecho de que quizás tengas tu propio estilo de trabajo.

“Los buenos jefes se ganan el respeto al dar respeto”, dijo un lector.

Los jefes que saben decir “gracias” fueron muy mencionados por los lectores, como también los que reconocen públicamente el mérito a quien corresponda, los que están abiertos a la aportación y los comentarios de los empleados, y que reconocen que los empleados son seres humanos, no sólo "recursos", como dijo otro lector.

2) Crean confianza y apoyo

Un excelente jefe confía en el trabajo que haces, tiene fe en su equipo, fomenta su éxito, sale en tu apoyo y siempre es accesible.

“Con gusto lo seguiría (a un jefe maravilloso) a otra empresa si se fuera, porque trabajar para ellos es una gran experiencia. Y quieres asumir nuevos retos y riesgos, pues sabes que tienes su apoyo”, señaló Colin Adams de Somerville, Mass.

Los buenos jefes también son sistemáticamente éticos y justos, y contratan a personas buenas, dijeron los lectores.

3) Dan a los empleados el apoyo y los recursos para hacer su trabajo

Un gran jefe proporciona una orientación, un coaching y estructura clara, pero también da margen para desarrollar un sentido de propiedad sobre tu trabajo.

Y cuando algo sale mal, según los lectores, los buenos jefes evalúan lo sucedido y ayudan a solucionar la situación en lugar de distribuir culpas.

¿Quieres más noticias como esta?
Obtén los mejores consejos laborales y de management.

“(Ellos) te permiten cometer errores y aprender de esos errores sin lanzarte a la calle”, dijo Jim Langseth de Minnetrista, Minnesota.

Y en efecto, en su investigación, Hill encontró que las personas suelen decir que sus mejores jefes eran exigentes, pero también muy generosos en términos de darles el espacio para mostrar sus talentos y darles el beneficio de la duda cuando algo sale mal.

Ahora ve
Esto es lo que deja el año 2017 en América Latina
No te pierdas
×