Empresas ofrecen acciones a empleados

Compañías usan sus títulos como incentivo para retener empleados o para atraer nuevos candidatos; 8 de cada 10 ejecutivos prefiere esta opción de remuneración variable.
acciones  (Foto: Getty)
Ivonne Vargas
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Más que un programa de capacitación continua, un bono o un seguro médico, el ofrecer acciones de la empresa está reputando como una herramienta para atraer y retener empleados clave, señalan consultores.

“El sentimiento de propiedad aumenta con esta herramienta. En cierta manera es como decir al empleado: perteneces a este lugar, te invito a tener aspiraciones de carrera a largo plazo aquí”, indica Male Mejido Martínez, senior client partner en Advanced Technology and Professional Services de Korn Ferry.

En el mundo, cerca de 10 millones de empleados se consideran dueños, en parte, de su empresa al acceder a sus acciones, cita un estudio del departamento de Recursos Humanos de la Universidad de Nueva Jersey. Y para 8 de cada 10 ejecutivos es su opción preferida de remuneración variable.

Microsoft, IBM, Apple están la lista de quienes seducen a sus colaboradores con este incentivo, ¿pero es una alternativa para todas las empresas?

Es un modelo más utilizado a nivel directivo, pues los mandos operativos quieren “algo tangible”, un bono anual, por ejemplo, no la promesa de tener un ingreso con un plan de acciones a largo plazo, dice Manuel Valencia, director del programa de Negocios Internacionales en el Tecnológico de Monterrey, Santa Fe.

“En México es un gancho atractivo para muchas empresas familiares, pues al directivo le queda claro que nunca será presidente de la compañía, pero puede tener una participación económica en ella. Eso lo incentiva a cumplir altas metas”.

Algunas empresas, dice Mejido Martínez, ponen a la venta acciones como ‘empuje’ para cumplir objetivos y sólo por determinado tiempo. Otras crean paquetes para colaboradores para mandar el mensaje de “ya eres elegible”. Cuál sea el caso, el mayor riesgo es sobrevender las expectativas de esta iniciativa, pues no siempre se hacen fortunas de tener acciones.

“Imán” en grandes y pequeñas

Para el director que tiene varias ofertas de trabajo o quien está valorando un puesto en el extranjero, un plan de acciones sí marca la diferencia, dicen los especialistas.

Twitter, por ejemplo, puso esta modalidad a disposición de jóvenes talentosos con potencial de desarrollo, para retenerlos en la organización, de entrada, por cuatro años, señala la red social.

Si la empresa no cotiza en Bolsa, se puede tomar esta opción como base para motivar y retener a un empleado a largo plazo. .

Que una estrategia de este tipo funcione requiere de un cambio de mentalidad en las empresas, coinciden los entrevistados. Empezar por modificar el mito “de siempre trabajo en lo urgente”, pues se requiere invertir tiempo en comunicar a los empleados sobre a qué metas deben llegar y cómo ayuda eso a mantener un buen nivel en las acciones o bonos.

Ahora ve
Blue Origin, de Jeff Bezos, prueba con éxito una nave para el turismo espacial
No te pierdas
×