4 actitudes que enojan a un reclutador

A veces tener una buena entrevista de trabajo requiere más de sentido común que de preparación; ser arrogante y exigir sin ofrecer nada son actitudes que te restan puntos en una entrevista.
entrevista laboral  (Foto: Getty)
Ivonne Vargas
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Llegar tarde o hablar demasiado en una entrevista de trabajo pueden ser factores que rechace un reclutador, pero ser arrogante y no hacer preguntas son algunas las actitudes que más pueden molestarlos, refieren especialistas.

La mayoría de los candidatos se centran en “yo hice” en vez de decir cómo ayudarán al empleador. Sólo tres de cada 10 candidatos sabe lo que la organización busca con su contratación, según una encuesta de la consultora Harris Interactive, entre 23,000 profesionistas, incluyendo hispanohablantes.

“Hay candidatos que antes de escuchar sobre el puesto, quieren garantizar en cuánto llegarán a la gerencia. Eso no es proactividad, eso es condicionar un puesto”, dijo la psicóloga laboral por la UNAM Berenice Espinoza.

Por lo general la persona desconoce la visión de la empresa, los objetivos a largo plazo, las metas asociadas al puesto. Cuando el aspirante sólo se concentra en su pasado laboral, en vez de ubicarse en su futuro en la nueva empresa, pierde el interés del reclutador, aclaró Espinoza.

Los expertos coinciden en que las fallas del candidato comienzan en su estrategia para buscar empleo. Sólo dos de cada 10 personas invierte tiempo en filtrar las opciones, es decir, investigar a la organización, determinar un rango salarial y desarrollar habilidades indicadas para el puesto, según una encuesta del sitio CareerBuilder.

Además, siete de cada 10 personas actualizan el CV al iniciar la búsqueda, y no vuelven a hacerlo después, incluso cuando el promedio para encontrar trabajo es de dos meses, según más de 3,000 reclutadores encuestados por la bolsa de trabajo.

Éstas son las 4 faltas que restan más puntos a los candidatos al estar cara a cara con el reclutador:

1. Un ascenso, antes de empezar. Es importante que el candidato trasmita el anhelo de crecer en la empresa, pero el error común es dejar ver que si no encuentra ese desarrollo renunciarán.

Muchos candidatos entienden mal el discurso de las universidades de merecer un un puesto alto. Si la persona tiene metas elevadas a corto plazo y es poco flexible a ganar cierta trayectoria, la empresa puede descartarlo por temor a sus fallas o por su arrogancia, advirtió Espinoza.

2. ¿Me darás bonos extra? No está mal preguntar por el sueldo y el plan de compensaciones que habrá, pero hay que saber cómo y cuándo hacerlo, así como ser consciente de cómo se cotiza su puesto en el mercado, en especial si no hay experiencia previa.

Muchos candidatos casi quieren ganar el salario de quien los entrevista, que puede llevar años en la empresa”. Hay que ser consiente de esas realidades, plantea Karina Gutiérrez, coordinador de reclutamiento en American Standard.

¿Quieres más noticias como esta?
Obtén los mejores consejos laborales y de management.

3. Yo sólo quiero esta área. Otro error del aspirante es aferrarse sólo a cumplir ciertas actividades. “Recuerdo el caso de una psicóloga que se negaba a reclutar, porque ya estaba muy experimentada para ello, y quería sólo centrarse en el desarrollo de talentos”, relata Berenice Espinoza. Lo ideal es que el candidato muestrr dispocición para aprender en cualquier área, dicen los expertos.

4. ¿Y mi capacitación? Las oportunidades de actualización son importantes para siete de cada 10 empleados en México, de acuerdo con la Encuesta Global de Empleo 2014, de Kelly Services México. Pero ¿saben aprovecharlas? Quizá la conducta más irritante para los responsables de recursos humanos es que el empleado pida programas de desarrollo y, al recibir las oportunidades, no las aprovechan argumentando falta de tiempo o mala organización en la empresa.

Ahora ve
Con Guillermo del Toro a la cabeza, así quedan las nominaciones a Globos de Oro
No te pierdas
×