5 reglas para negociar un aumento de sueldo

Solo 26% de las empresas darán incrementos a sus empleados por arriba de la inflación; la base de un aumento son argumentos objetivos basados en logros medibles y observables.
jefazo  (Foto: Thinkstock)
Ivonne Vargas
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

El argumento con que se negocia un incremento de sueldo es clave para conseguirlo. Pero 90% de las veces, el empleado carece de razones “medibles” para obtener una respuesta positiva, afirma Irma Flores Ruiz, directora general de la firma Red Ring México.

Sólo 26% de las empresas en México incrementarán la remuneración de sus empleados por arriba de la inflación este año, según el International Business Review (IBR) de Grant Thornton entre empresarios de 40 economías que aportan 80% del Producto Interno Bruto mundial.

Frente a ese escenario, entrenarse para poder lograr un aumento mayor es indispensable. “Hay personas que creen que valen más de lo que cobran, pero no tienen claro cuánto se merecen. No cuentan con información objetiva sobre lo que deberían pedir”, señala Pablo Tovar, coach ejecutivo, en su obra '¿Cuánto quieres cobrar?'

La petición de una mayor sueldo debe comenzar con el jefe directo, sugiere Federico De Vicente, director de Michael Page. Ignorar la jerarquía y acudir primero con el director general puede traer consecuencias negativas al empleado.

Además de saber hablar de resultados, hay otros factores que pesan al aventurarse por un incremento de sueldo. De acuerdo con Irma Flores, es importante observar el momento que vive el área y la empresa, la situación financiera del lugar, los proyectos a largo plazo y las posibilidades de desarrollo para el puesto.

“Un aumento es sinónimo de ver el momento adecuado, hay que planear con anticipación. Es cero recomendable (lanzarse) si la empresa o el jefe atraviesa una situación difícil”, precisa Federico De Vicente.

ABC del aumento

Si el empleado busca conseguir una respuesta afirmativa respecto a ganar más, el primer paso es tener claro cuáles son sus resultados medibles y el valor agregado que aporta a la empresa. Esos puntos son clave para que el superior reconozca la calidad de su trabajo.

Estas acciones ayudan a enfrentar mejor esa petición.

1. Argumento claro. Hay que tener claro por qué se pide un aumento. Antes de iniciar la negociación, el empleado debe hacer una autoevaluación para determinar si es tiempo de plantearlo y elaborar una lista de resultados cuantitativos, recomendó Federico De Vicente.

Como colaborador, hay que evitar “escudarse” bajo el siguiente argumento: laboro en un área donde es difícil cuantificar logros. Se necesitan números y ejemplos para justificar la petición.

2. Habla por ti. En la plática, hay que tener un plan de acción para no desviarte del objetivo de la reunión. Evita la comparación con otros colaboradores de la empresa. El foco está en tu desempeño y logros.

3. El tiempo no es argumento. El aumento de salario no se relaciona con una cuestión de antigüedad. “No por estar uno o dos años en la organización significa que automáticamente se debe otorgar un aumento de sueldo”, dice el representante de Michael Page.

Hablar de tu valor agregado implica que jerarquices tus contribuciones más valoradas, lo que no se había conseguido hasta que tú rompiste el esquema o de la mejora de algún resultado o proceso en la organización.

4. Abre los ojos a lo ‘real’. Si la empresa no cuenta con demasiado presupuesto por el momento, se puede negociar otros beneficios, como pedir más flexibilidad en el horario de trabajo, permisos para capacitarse, aumento de ciertas prestaciones como días de vacaciones, señala De Vicente.

Es la oportunidad para cuestionarse si en el medinao plazoo la empresa podrá cumplir con mejorar el sueldo. A veces el empleado aumenta su experiencia y eso no se refleja en ingreso. O bien para tener una mejor remuneración requiere subir de puesto, pero carece de competencias. Quizá puede ser momento de plantearse si el lugar ofrece el desarrollo deseado, dice Irma Flores.

¿Quieres más noticias como esta?
Obtén los mejores consejos laborales y de management.

5. ¿Y si recibes un NO? Evita guardar silencio, pregunta las razones de por qué la negativa. Puede haber motivos válidos por los cuales no se genera el incremento de inmediato, como problemas en el presupuesto de la empresa. Se vale pedir una fecha para consultar de nuevo esta solicitud.

Si la razón por la cual no se da el aumento es un tema de desempeño o problemas con el jefe, el empleado debe hacer un plan con acción a corto para trabajar en las áreas donde detecte problemas, expresa Federico De Vicente.

Ahora ve
Nobel de la Paz 2017 advierte el peligro “de que alguien pierda los estribos”
No te pierdas
×