3 razones que estancan al mercado laboral

La reforma laboral que entró en vigor en 2013 no ha logrado detonar la competitividad: WEF; la razón es que México es un país con altos costos de contratación y de liquidación, dicen expertos.
desempleo joven  (Foto: Archivo)
Ivonne Vargas
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Pese a la reforma a la Ley Federal del Trabajo que se aprobó en 2013, la competitividad laboral en México no repunta. El país se ubicó enel sitio 121 de 144 en el Índice de Competitividad Global (ICG) del World Economic Forum (WEF) respecto a eficiencia de su mercado laboral.

La reforma laboral no es aún sinónimo de aumentar competitividad del país, e incluso, la falta de una correcta interpretación a los cambios ha frenado planes de contratación. Dos terceras partes del mercado mexicano permanece en la informalidad, recordó Raymundo Tenorio, director de las carreras de Economía de la Escuela de Negocios del Tec de Monterrey, Santa Fe.

México se percibe como un país donde los costos de contratación y de liquidación son altos, explicó Romina Girón Palau, consultora del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO).

La reforma laboral prometió un esquema de contratación flexible que no termina de adoptarse por las empresas, tampoco la reducción del costo de despidos, aunque se establecieron topes en el tema, dijo Palau.

Si el despido de un empleado se lleva a litigio, le cuesta 50% más a las empresas, entre indemnización y salarios caídos, según estimaciones del IMCO. La empresa absorbe la salida de dinero lo que se traduce en menos incentivos para contratar personal.

Otros puntos que rezagan al mercado laboral son:

1. Falta flexibilidad. No se terminan de adoptar esquemas laborales flexibles con empleados que tengan incentivos que aprovechen su talento en áreas distintas a la que estudió. En México la contratación por horas, que podría beneficiar a jóvenes y madres de familia, avanza lento en las empresas. “La reforma no ha cumplido con ese objetivo porque las empresas no tienen incentivos”, detalló Raymundo Tenorio.

En México más del 90% de las empresas deben deducir prestaciones, hacer revisiones de seguridad social y desarrollar al personal. La reforma fiscal, por el contrario, aumenta los costos para las empresas, añade el académico.

2. Poca preparación Un país competitivo en el ámbito laboral también requiere recursos humanos capacitados y con capacidad para adaptarse rápido a diferentes situaciones. “Gente preparada es esencial para las economías que quieren crecer”, dijo el académico del Tec.

En el índice del WEF México ocupa el lugar 71 en educación primaria y el 87 en educación superior.

Un 55% de los estudiantes mexicanos no logran niveles básicos en matemáticas y sólo 41% de los alumnos consigue el nivel básico en lectura. En el país hay 32 millones de personas mayores de 15 años en condiciones de rezago educativo y la reforma propuesta por las autoridades no es la panacea para acabar con ese problema.

3. Informalidad La reforma laboral habla de periodos de prueba, contratación por horas, topes salariales, pero todo eso aplica a organizaciones formalmente establecidas y olvida a quienes están en la economía informal. La reforma no define estrategias para llevar a esas personas a la formalidad, y no se refiere sólo a quienes no cuentan con contrato definido si no a cualquier trabajador que no tiene derechos sociales (Infonavit o ISSSTE, seguro social y pensión).

Ahora ve
La boda entre el príncipe Enrique y Meghan Markle será el 19 de mayo
No te pierdas
×