Más dinero, ¿la solución al conflicto del IPN?

El gasto en educación superior representa 0.6% del PIB, estudiantes del Poli quieren un 2%; mayor presupuesto no implica más calidad educativa, pues depende cómo se distribuya: CIDAC.
jovenes  (Foto: Getty)
Ivonne Vargas
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Los estudiantes del Instituto Politécnico Nacional inconformes con los cambios al reglamento solicitan en su pliego petitorio al Gobierno Federal un incremento al presupuesto del Instituto Politécnica Nacional, y a sectores educativos públicos y de investigación científica, equivalente al 2% del Producto Interno Bruto.´

El gasto actual en educación superior apenas representa 0.62% del PIB. Pero según información disponible y expertos, la posibilidad de tener más recursos no se relaciona necesariamente con aumentar la calidad educativa.

"Pensar que un incremento es lo único que ayudará a cambiar el panorama educativo es equivocado", señaló Ernesto García, investigador del Centro de Investigación para el Desarrollo (CIDAC).

En los últimos seis años, la inversión federal en educación superior y posgrado aumentó 40%, según datos de la subsecretaría de Educación Superior de la Secretaria de Educación Pública.

La Universidad Nacional Autónoma de México y el Instituto Politécnico Nacional, las instituciones públicas con mayor número de estudiantes en el país, incrementaron sus presupuestos en los últimos años. Concretamente, el IPN, con 176,513 alumnos, obtuvo en 2011 un presupuesto de 10,271 millones de pesos, el cual aumentó a 12,551 en 2014.

Pero aún con el aumento en el presupuesto hay un rezago respecto al gasto en el rubro educativo y al gasto por alumno en comparación con otros países, además de la baja calidad educativa ya bastante difundida.

Ocho de cada 10 estudiantes en universidades públicas reprueban en aspectos básicos como materias de ciencias exactas, según Carlos Armando Cuevas Vallejo, del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados del IPN.

Además México tiene dos años de retraso en la escolaridad entre los integrantes de la OCDE, de acuerdo con el informe Education at Glance 2014. Según el estudio, México tiene una puntuación de 413 puntos en la prueba PISA que lo coloca en el nivel 1, el más bajo de los seis en los que se divide la prueba, que tiene como puntaje mínimo 358 puntos.

Entre los países de la OCDE, México ocupa el lugar 32 de 34 países, respecto a gasto anual por estudiante en educación superior, lo superan países como Brasil y Chile. La inversión por persona es 8, 000 dólares, mientras el promedio de la OCDE es 14,000.

Más que la cantidad de recursos, los expertos señalan un problema en la distribución de los mismos. "Tendría que estar más orientado a la experiencia de aprendizaje del alumno, a las herramientas para garantizar que lo aprendido se puede aplicar al terreno práctico, no exclusivamente a temas administrativos”, señaló Ernesto García, del CIDAC.

En el país, abundó, el gasto en educación es poco óptimo, porque la inversión no se orienta al aprendizaje, ni tiene como unidad de costo los servicios que necesita el alumno.

Un 96% del presupuesto para el ramo educativo se destina a gasto corriente, y 4% se asigna a modernizar y ampliar la experiencia educativa del alumno, de acuerdo con un análisis del Presupuesto de Egresos de la Federación 2014, la Dirección General de Servicios de Documentación, Información y Análisis (DGSDIA) de la Cámara de Diputados.

La mayor parte de los recursos se va a cubrir servicios personales, como sueldos prestaciones de seguridad social, papelería, equipos de cómputo y subsidios, de acuerdo con Marcial Reyes, investigador parlamentario.

Además existe poca transparencia respecto a cómo se distribuye el gasto por estudiante, refirió el investigador del CIDAC. Los retos respecto a la educación no empiezan ni terminan con el presupuesto, agregó.

 

 

Ahora ve
México es la cuna de la nochebuena, la flor de la Navidad
No te pierdas
×