5 claves para salir adelante tras un rechazo laboral

El primer paso al recibir la negativa de un empleo es no tomarlo de forma personal, dicen expertos; falta de experiencia laboral, de conocimientos y no saber venderse, son las principales causas.
Contratar candidato trabajo entrevista  (Foto: Getty)
Ivonne Vargas
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Un rechazo laboral no solo significa la pérdida de una oportunidad de trabajo y de ingresos, para el aspirante puede convertirse en un freno emocional que afecte su búsqueda de nuevas oportunidades.

Para la cultura mexicana la palabra “rechazo” es difícil de asimilar, se vive como un golpe a la autoestima, señaló Marcela Hernández, coach y directora de la empresa Cae-el20, orientada a capacitación de empresas.

Debe evitarse hacer de esa negativa algo personal, hay que ser más hábil y detectar qué elementos influyeron para ser descartado, sugirió la experta.

En la mayoría de los casos los aspirantes a un puesto desconocen las causas por las que no resultan elegidos. El candidato no busca retroalimentación y eso se convierte en el principal error al vivir un rechazo laboral, refieren expertos en reclutamiento.

“Es válido contactar a quien entrevistó y preguntar el motivo por el cual tu perfil no encaja con el puesto ofertado. A veces el rechazo es por ideología de la empresa, no significa falta de talento”, opina Vanesa Echandi, psicóloga en el Centro de Especialización en Estudios Psicológicos de la Infancia (CEEPI).

Las razones por las que un aspirante es rechazado pueden ser falta de experiencia laboral, no saber venderse, bajos niveles de escolaridad, aspiraciones salariales muy altas, falta de habilidades sociales y de conocimientos técnicos, según el Centro de Investigación para el Desarrollo (CIDAC).

La falta de conocimientos o de personalidad para la vacante son las más comunes.

Después de varios “no”

Difícilmente podría pensarse que un rechazo laboral tiene lado positivo, pero el reto es aprender a sacar ciertas ventajas de esa negativa, afirman los entrevistados. Cinco sugerencias para enfrentar un “no”:

1. Buscar respuestas. Ante un “no” lo peor es reaccionar con ‘quejas’ y asumir que el mercado laboral no te quiere, dijo Vanesa Echandi. Hay que buscar razones específicas, eso implica comentarios de quién realizó la entrevista o hasta de conocidos que trabajen en ese lugar, y cuestionarse a uno mismo si lo ofertado se vinculó al perfil del puesto y de la propia empresa.

2. Analizar los motivos.“Hay muchas personas que tras varios rechazos prefieren auto engañarse y buscar culpables que asumir su responsabilidad”, afirmó la coach Marcela Hernández. Una vez detectadas las posibles causas del rechazo, por ejemplo “mi expectativa de salario resultó mayor a la de la empresa”, “hablé de mi experiencia pero no di muestra de habilidades sociales”, debe analizarse cómo cambiar ese escenario.

3. ¿Intentar de nuevo? Algunas empresas se convierten en “ideales” para los candidatos, alerta Echandi, psicóloga del CEEPI. Investiga si la organización tiene políticas respecto a tiempo estimado para aplicar de nuevo a un puesto en ese lugar.

¿Quieres más noticias como esta?
Obtén los mejores consejos laborales y de management.

4. Seguir en capacitación. Cada candidato debe ser consciente de lo que tiene o le falta para cubrir un puesto, si se recibe un “no” hay que evitar que eso detone inactividad. En lo que se buscan otras oportunidades hay que continuar preparándose. No actuar será sinónimo de problemas en otras entrevistas laborales, dice Vanesa Echandi.

5. De lo negativo a lo constructivo. ¿Qué pasa si vas de una a otra entrevista sin lograr emplearte? La gente se predispone a pensamientos como: ‘no me llaman por insensibles’, ‘sólo buscan a quien trae palancas’. Esa emocionalidad se transmite al empleador y si no se hace un cambio en esas actitudes, los siguientes encuentros terminarán siendo un desastre, concluye Hernández.

Ahora ve
Pese a Trump, las personas transgénero podrán enlistarse en el ejército de EU
No te pierdas
×