Alza al salario mínimo, ¿mayor costo para las empresas?

Un incremento podría orillar a las compañías a ajustar precios o despedir empleados, dicen expertos; 55% de los directivos opina que un incremento incrementará la informalidad.
PRODUCTIVIDAD  (Foto: Getty)
Ivonne Vargas
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

La posible alza al salario mínimo en México, cuyos efectos estudia una Comisión especial de la Secretaría del Trabajo, podría generar escenarios negativos para las empresas, dicen expertos.

Actualmente, el salario mínimo para la zona A (donde se ubica el DF) equivale a 67.29 pesos. La iniciativa propuesta por el Gobierno del Distrito Federal buscaría elevar escalonadamente el pago hasta alcanzar un total de 171 pesos diarios en 2017.

El Senado postergó para el siguiente año la votación de cambios constitucionales para desvincular el salario mínimo del cálculo de tarifas y multas.

“Si se demanda un incremento las empresas no escaparán de un aumento en los precios de productos y servicios”, señaló María Fonseca Paredes, directora del Centro de Investigación en Economía y Negocios del Tecnológico de Monterrey Campus Estado de México.

La propuesta de incremento salarial busca reactivar el mercado interno con un mayor consumo pero sin considerar las condiciones de cada organización, como su nivel de productividad, crecimiento anual, número de colaboradores, entre otros indicadores, coinciden especialistas de recursos humanos.

“Habrá compañías cuyo crecimiento al año sea de 4%, y si se les pide subir el salario un 12%, entonces tendrá un gap de 8% que ellos deberán cubrir de alguna forma, y eso quizá no deja otra alternativa que subir (precios)”, argumentó Eduardo de la Garza, recién electo presidente de la Asociación Mexicana en Dirección de Recursos Humanos (AMEDIRH).

Efectos secundarios

Podría haber casos en que incluso sea necesario despedir empleados, dijo el vicepresidente de Recursos Humanos de PepsiCo México. “Metes tal presión a la empresa por generalizar los aumentos que la matas porque no tiene cómo proceder de manera inmediata”, consideró.

El directivo de AMEDIRH estimó que el incremento al salario mínimo no sólo representaría elevar los precios, también podría darse un impacto inflacionario y cierre de empresas (micro y pequeñas).

55.3% de los 1,500 ejecutivos de Recursos Humanos encuestados por la asociación consideran que podría haber empresarios que evadan este requerimiento, incurriendo en la informalidad.

Además, una medida de este tipo pone en riesgo las utilidades de una empresa, ya que aunque sus ingresos le permitan seguir siendo rentable podrían optar por decisiones extremas, puntualizó María Fonseca Paredes.

El 29% de los encuestados por AMEDIRH opina que el incremento al salario mínimo debe ir de acuerdo a la inflación. El 29.3% dice que por arriba del 10%, mientras 15.1% indica que sería preferible entre 11% a 15% Sólo 12.6% estima conveniente que el aumento supere 16%.

¿Quieres más noticias como esta?
Obtén los mejores consejos laborales y de management.

En México un millón de trabajadores de tiempo completo perciben el equivalente a un solo salario mínimo, de acuerdo con datos de la Comisión Nacional de los Salarios Mínimos.

Más allá del porcentaje, el alza al salrio debería vincularse con factores como el rendimiento y la productividad,  según los directivos encuestados por AMEDIRH.

Ahora ve
Los mexicanos desconfían cada vez más en sus autoridades, revela un estudio
No te pierdas
×