6 tips para sobrellevar un romance con tu jefe

El 14% de los mexicanos ha mantenido un romance con un superior en el lugar de trabajo; este tipo de relaciones pueden poner en peligro tu empleo si no tomas precauciones.
romance  (Foto: Photos to Go)

Tener una relación sentimental con algún compañero del trabajo es común. Tenerla con tu propio jefe es menos frecuente pero muy factible cuando la convivencia es hasta de más de ocho horas diarias.

Un 46% de los mexicanos han tenido un romance en el trabajo, y 14% reconoció haber tenido una relación sentimental con un jefe o superior, según una encuesta del portal de empleo Trabajando.com entre 2,150 personas.

Pero salir con un jefe es más sensible que salir con un compañero de la oficina, pues puede prestarse a malas interpretaciones y rumores. De ahí que, según los expertos, sea necesario ser prudente en la comunicación y tener un plan de acción para evitar que alguna de las partes pierda su empleo.

El comentario más común al que se presta una relación así es “se involucró con su jefe para trepar y ganar poder”, dijo Doris González Rhode, directora del departamento de Salud y Bienestar integral en el Tec de Monterrey, Santa Fe. Por eso ese tipo de relación es más vulnerable.

Aunque la mayoría de las veces la pareja oculta la relación, debe haber un plan para que ese vínculo no se convierta en un conflicto permanente para alguna de las partes, aseguró la también psicóloga.

El trabajo ha sido considerado siempre una zona neutral, “donde se prohíben los sentimientos y el amor, así que lo sucedido en este campo se verá con recelo”, cita el sociólogo y profesor del Instituto de Estudios de París, Ronan Chastellier, autor del libro "Tendançologie" (Relaciones en la Oficina).

Estos son elementos para un plan de acción ante este escenario:

1. Antes de hablar, observa

Aunque entablar una romance en la oficina no está prohibido por ley, no pases por alto cómo reaccionaría la empresa ante ese vínculo. En muchos casos forma parte del código interno de ética que sus empleados no se involucren.

El 35% de las empresas prohíben las relaciones sentimentales y 13% de los mexicanos que entablaron una relación con un colega refirieron celos por parte de sus compañeros, según la encuesta de Trabajando.com. ¿Por qué enviar señales innecesarias de que están juntos jefe y subordinado?, sugiere Doris González.

2. Amor en secreto

Estar con alguien de mayor rango tiene su encanto, pero la emoción que genera debe contenerse y evitar que se convierta en un asunto del dominio público. Las relaciones sentimentales con niveles superiores exaltan los celos profesionales. Hay que evitar estar en el escrutinio público lo más que se pueda.

3. ¿Cambiamos de área?

La situación se torna más peligroso si jefe y subordinado son de la misma área, por lo que una recomendación, si la relación avanza, es que una de las partes busque desempeñarse en otro departamento. Un error común de las relaciones en la oficina es que las parejas buscan apoyarse por la cercanía, olvidando que otros colegas y jefes observan.

“Lo mejor es marcar una línea, seguro hay alguien más de la empresa listo para dar un feedback, no tiene por qué ser el jefe, que ahora también es novio (a)”, dijo la psicóloga y docente del Tec.

4. Si lo sabe el mundo…

Cuando la relación ha avanzado, y si ya es un secreto a voces en la oficina, es el momento de plantearlo pero hay que saber con quién. La recomendación es platicarlo con el director del área, o quién lidere el proyecto. El área de recursos humanos es otra alternativa, aunque no siempre es garantía de que esta área tenga una política o apoyo al respecto.

5. Es el jefe, ¡pero cuidado!

Al inicio, los romances son idílicos, pero no se sabe cómo pueden concluir esas relaciones con el paso del tiempo. “Puede haber temas legales de por medio porque el subordinado acuse al jefe de ciertos comportamientos”, señaló Doris González.  

6. Juntos pero no revueltos

¿Quieres más noticias como esta?
Obtén los mejores consejos laborales y de management.

Un 9% de los mexicanos con un romance en la oficina perdió su empleo. Es importante cuidar los comentarios realizados en redes sociales, evitar caer en la dinámica de tener actividades en conjunto, como comer o salir de la oficina al mismo tiempo y, sobre todo, mantener una agenda de trabajo individual.

Separar lo profesional del aspecto sentimental es un consejo obvio que no siempre siguen las parejas, agregó la especialista. Eso ayuda a mantener en forma neutral la relación hasta que una de las partes decida salir del proyecto o estar en otra área, agregó González.

Ahora ve
¿Roban animales de zoológico venezolano para comérselos?
No te pierdas
×