Reclutadores, a la caza de talento energético

Los empleadores analizan abrir programas académicos y mejorar estrategias de atracción de empleados: sin embargo, la oferta de profesionistas con la especialización requerida es baja.
Ingeniero  (Foto: Getty)
Ivonne Vargas
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

En la antesala de la bonanza energética prometida con la apertura de la industria energética, los ‘cazadores’ de talento tienen en la mira abrir programas académicos y mejorar las estrategias para a especialistas en el sector, tarea difícil por la limitada oferta y el nivel de especialidad requerido.

Actualmente existen en México unos 5,000 estudiantes inscritos en Ingeniería Petrolera en 28 instituciones de educación superior que imparten la carrera, según la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior.

Pero ese recurso humano será insuficiente para relevar a unos 20,000 profesionales que se jubilarán en Pemex, además de los recursos humanos necesarios para lograr la producción de 4 millones de barriles de petróleo diarios en los próximos 10 años, según la Agencia Internacional de Energía.

El Gobierno mexicano ha estimado la creación de 135,000 empleos directos y 365,000 indirectos asociados a este sector para 2018.

Este tipo de profesionales se han convertido en “objeto de deseo” de los cazadores de talento. Las firmas dedicadas a este servicio tienen ya unidades de negocio para captar personal especializado en el sector energético, señaló Héctor Márquez, director comercial de México y Centro América de Manpower.

La firma Shore Executive Search, por ejemplo, inició en 2013 el proyecto Shore Energy con oficinas en Houston, Texas. “Queremos atraer inversiones y proyectos trabajando con empresarios interesados en petroquímica y electricidad, a un nivel de socio. Otro aspecto será repatriar mexicanos para la industria”, agregó Mark Ruiz, Executive manager de Shore Executive Search.

Michael Page, Hays y Manpower -a través de su división Experis- también se aplican en especializar ejecutivos en sus filas para reclutar este perfil, y no en vano. Por un lado hay un fenómeno de ‘urgencia’, reconoció Márquez.

Empresas y universidades también se suman al boom por atender la demanda. Braskem-Idesa, por ejemplo, impulsó el área de capacitación in house (en casa) porque debe conformar una plantilla de al menos 1,000 soldadores para construir la planta petroquímica Etileno XXI, que se ubicará en Coatzacoalcos, Veracruz para producir polietileno.

 La empresa productora de aceros, Ternium, trabajó con Conalep para crear el programa de técnico electromecánico industrial básico, y en el radar está la creación de la carrera en perforación de pozos de gas shale, que comenzaría a impartirse en Nuevo León. Mientras tanto, la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL) abrió la carrera en ingeniería petroquímica.

“Los jóvenes se percatan de las oportunidades en esta industria, muestra de ello es que recibimos más de 500 solicitudes cuando la carrera se abrió, pero es imposible atender esa oferta. Sin embargo, se empezará a preparar, porque es una realidad que el agua nos llegó al cuello”, dijo Mario Salinas Carmona, Secretario de Investigación, Innovación y Posgrado de la Universidad Autónoma de Nuevo León.

El talón de Aquiles

El 77% de los empleadores en el sector planea aumentar su plantilla este año, e incluso aumentar el salario para atraer este talento, según la Guía Global Salarial en Petróleo y Energía (O&G) 2015 de Hays, que incluye encuesta entre 45,000 profesionales del sector.

El talento especializado se requerirá para posiciones administrativas, en cargos como compradores, personal operativo en barcos y plataformas, señaló Héctor Márquez.

“Hay que apresurarse para encontrar personal para exploración, administración y desarrollo de proyectos, y desarrollo de infraestructura”, señaló.

Puede haber muchos ingenieros, pero sin la experiencia necesaria, sin los conocimientos, o que piden mayor sueldo y mejores planes de compensación, mencionó Mark Ruiz.

Pero no es simple migrar de una industria a otra, advirtió. “No son los mismos protocolos, certificaciones e incluso, contactos, tratándose de puestos directivos”, agregó.

¿Quieres más noticias como esta?
Obtén los mejores consejos laborales y de management.

A nivel directivo, entre los perfiles más demandados para el sector energético están el ¨Project Manager y el Project Controler, dijo Adriana Fraga, consultora de finanzas en Oil & Gas para Hays. Para cubrir estos puestos, quienes proceden del sector minero y construcción son una buena alternativa, por la similitud entre industrias.

No obstante no son totalmente adaptables. Aunque hay talento experimentado en automotriz, por ejemplo, resulta que en el sector energético los costos cambian, la mano de obra es diferente. “No todo es compatible, por el salto de industrias, y eso es una gran curva de aprendizaje para las empresas y, por tanto, invertir”, puntualiza la consultora de Hays.

Ahora ve
A cien años del nacimiento del ‘ídolo de Guamuchil’, Pedro Infante
No te pierdas
×