Los réditos bancarios, bajo la lupa

Topar las tasas de interés que cobran los bancos podría contraer la colocación de crédito en México; ampliar la competencia ayudaría a regular de manera natural el mercado, estimaron especialistas.
Tasas  (Foto: Archivo)
Tania Moreno
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Topar las tasas de interés que cobran los bancos en México traería como consecuencia una inhibición en el otorgamiento de crédito y una menor oportunidad del consumo en los usuarios de la banca, estimaron especialistas financieros. Por ello, modificar la Ley para que el Banco de México (Banxico) sea el árbitro regulador, como la propone el grupo parlamentario del Partido Revolucionario Institucional (PRI), ocasionaría más daños que beneficios.

"La tasa de interés es el resultado de la oferta y demanda del mercado de los fondos prestables. Querer controlarla manipulando el mercado es un error que traería graves consecuencias a largo plazo", dijo en entrevista el economista Gabriel Pérez del Peral.

Fijar un techo al precio que los bancos cobran por rentar dinero traería beneficios de corto plazo para los usuarios, pero desincentivaría a los bancos a colocar crédito y provocaría una escasez, aseguró el catedrático de la Universidad Panamericana (UP).

Al cierre del año pasado los bancos cobran un promedio de 41% de tasa de interés en las tarjetas de crédito clásicas, según datos de la Comisión Nacional para la protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) hasta diciembre de 2008. Sin embargo, instituciones como Bancomer llegan a cobrar a sus clientes réditos superiores a 50%.

De aprobarse esta iniciativa, "el techo de las tasas debe estimarse con sumo cuidado, ya que no debiera ser el mismo siempre, sino definirse por periodos de tiempo y según la coyuntura económica" opinó el economista y catedrático del Tecnológico de Monterrey, José Luis de la Cruz.

Ello evitaría especulación por parte del sector bancario y una insolvencia de pagos de parte de los consumidores, señaló De la Cruz.

El índice de morosidad en el crédito al consumo de la banca se elevó a 8.75% en diciembre pasado, según datos de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV).

La cartera vencida en el llamado dinero plástico aumentó 50.3% al cierre de 2008, en comparación a diciembre de 2007, al sumar 41,375 millones de pesos que deben alrededor de 1.3 millones de acreditados.

Tan sólo de julio a septiembre de 2008 se emitieron 26 millones 139,624 tarjetas de crédito en México, y en ese periodo 19 millones fueron utilizadas en operaciones por un monto de 15,730 millones de pesos, según cifras del Banco de México (Banxico).

Con un índice de morosidad tan elevado, la regulación en el tope a las tasas de interés podría ocasionar que el usuario "se relajara y dejara de preocuparse por elegir y mantener un servicio financiero más competitivo", señaló el administrador financiero y experto en finanzas personales, Salvador Tamayo.

En este sentido, ofrecer mayor competitividad y apertura al sector ayudaría a una regulación natural del mercado de fondos prestables, coincidieron los especialistas.

En la actualidad, cinco bancos, de los 43 que operan en México, poseen el 85% de la cartera. "Bancomer, Banamex, Santander, HSBC y Banorte operan un oligopolio, por lo que introducir mayor competencia haría que las tasas bajaran naturalmente", dijo Pérez del Peral.

"El regular y manipular el mercado no trae beneficios para el consumidor porque no permite que se refleje la escasez de recursos, son señales naturales para advertir el estado del sector", agregó.

Antes que optar por una regulación gubernamental, los expertos recomiendan incentivar una mayor cultura financiera, pues recordaron que las tasas de interés se fijan con base en el riesgo de los usuarios, por lo que es una responsabilidad compartida.

Por ello lo ideal es conocer el Costo Anual Total (CAT) de los créditos o en su caso las tarjetas de crédito. El CAT promedio del dinero plástico oscila entre el 70 y 75%, según cifras de la Condusef.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe los mejores tips para tu ahorro, gasto e inversión.

Los beneficios

De aprobarse la iniciativa, que además de autorizar a Banxico para fijar comisiones y tasas de interés máximas, pretende facultarlo para prohibir la penalización de clientes por diversas causas, como las cuotas interbancarias que se cobren entre sí y consultas en ventanilla, el consumidor se beneficiaría en:

  • Tendría establecido con certeza el máximo interés que enfrentaría. Eso le permitiría certidumbre sobre los costos máximos que tendrá en el futuro y evitaría que ante una tendencia en la baja en los bancos centrales existiese un usufructo en el consumidor.
  • Evitaría que debido a la crisis económica se generar incrementos en tasas desmesuradamente, tal como ocurrió en la crisis del 95,  lo que aumentaría el problema financiero.
  • Permite que el riesgo del crédito no se traslade de manera total o mayor al usuario, sino que se comparta con el banco emisor del crédito.
  • Generaría mayor disponible para gastar, consumir y ahorrar.
  • Obligaría a los bancos a hacer más eficiente la colocación de créditos, sin otorgar líneas mayores a quien no puede pagarlas.
  • El usuario tendría una carga financiera más baja, lo que le permitiría manejar mejor su crédito y evitar deudas impagables.
Ahora ve
Historias de abuso sexual que han sacudido al mundo del entretenimiento
No te pierdas
×