Tengo un auto GM, ¿y ahora qué?

A pesar de la bancarrota la armadora no cerrará operaciones y su relación con el cliente será igual; los servicios de garantía y mantenimiento operarán de forma normal, pero la depreciación será...
GM  (Foto: AP)
Tania M. Moreno
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Los acreedores de General Motors (GM) no son los únicos que sufren tras la declaración de bancarrota del gigante de Detroit, los propietarios de estos vehículos se preguntan qué pasará con la disponibilidad de servicio y refacciones tras el anuncio. Si eres uno de los 43,895 mexicanos que hasta abril de 2009 había comprado un auto de la armadora, no tienes de qué preocuparte, ya que la declaratoria no significa un cierre de operaciones, sino una reestructura en su relación con los acreedores.

“El servicio de mantenimiento, refacciones y garantías continuará operando de manera normal, ya que están respaldados por GM y por el gobierno de EU, así que los clientes no tienen absolutamente nada de qué preocuparse”, dijo en entrevista el director de Relaciones Públicas y Gubernamentales de la compañía, Mauricio Kuri.

En 2008 GM vendió 212,378 unidades en México, y tuvo una participación en el mercado de 20.7%, según datos de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA).

Durante el primer cuatrimestre de 2009 la venta de unidades de la armadora fue 40.6% menor respecto al mismo periodo del año anterior.

"Todos los servicios de garantía, mantenimiento y refacciones de GM seguirán operando normalmente, ya que están soportados legalmente.

"La normatividad mexicana obliga a los  distribuidores a suministrar durante los 10 años siguientes a la venta de un modelo las refacciones originales", dijo en entrevista el subdirector de Relaciones Gubernamentales de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA), Guillermo Rosales.

Si apenas vas a adquirir un automóvil de esta marca, debes saber que las garantías dadas por el distribuidor en servicio y mantenimiento, continúan vigentes.

Las garantías extendidas, es decir aquellas otorgadas por el fabricante y el distribuidor y que van más allá de la natural del producto, también continúan operando de forma normal.

Además los propietarios de un vehículo GM contarán con asistencia durante todo el ciclo de vida del automotor, según Mauricio Kuri.

 La declaración de bancarrota es una reestructura de la compañía que no implica el cierre de operaciones, por lo que los autos seguirán vendiéndose y la relación comercial con los clientes continuará prácticamente igual, opina Bernardo Terrazas, del departamento de Economía de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM).

A pesar de la reestructura de GM, la empresa no tiene previsto una estrategia de descuentos para incentivar al mercado: “No hemos pensado en la baja de precios, sino en planes con mejores condiciones de financiamiento y agregados como los seguros gratuitos o el seguro de desempleo por seis meses”, señaló el directivo de la firma.

 Y aunque la bancarrota no afecta la relación con el cliente, los expertos prevén que la depreciación en los vehículos de GM sea más rápida que el resto de los automotores, que usualmente es de 20% desde que se conduce fuera de la agencia. "La falta de información de algunos consumidores hará que se especule con el precio de estos automóviles, por lo que su depreciación será más rápida y dependerá de la percepción del público", finalizó Rosales.

Toma en cuenta

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe los mejores tips para tu ahorro, gasto e inversión.

A pesar de que el abasto está garantizado, deberás tomar algunas precauciones:

  • La caída en las venta del sector automotriz, que este año se prevé sea de entre 20 y 25%, ocasionará el cierre o fusión de algunos distribuidores, por lo que tal vez sea un poco más difícil ubicar puntos para el servicio del auto, pero no imposible.
  • Durante 10 años después de comprado tu auto no deberías tener problemas para conseguir refacciones originales. Después de ese tiempo "son pocos los dueños que siguen demandando piezas originales para sus autos", asegura Guillermo Rosales.
  • La depreciación de tu vehículo será más rápida, así que si pensabas venderlo, lo mejor será esperar a que se recupere la confianza del consumidor, de otra forma recibirás muy poco dinero por él.

Si tienes un automóvil de GM o piensas comprar uno, puedes llamar al 01 800 50 80 000, donde personal de la armadora está disponible para resolver todas tus dudas.

Ahora ve
El papel del gobierno de Obama sobre la presunta injerencia rusa en elecciones
No te pierdas
ç
×