La consulta de historial crediticio sube

La crisis hizo que mexicanos pidieran más información a Condusef sobre el tema, que sobre su Afore; la consulta del historial crediticio pasó del noveno lugar en 2008, al segundo en lo que va del año.
bancarrota-quiebra  (Foto: Jupiter Images)
Tania M. Moreno
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Ante la crisis económica los mexicanos cada vez están más interesados en conocer su historial crediticio para evitar notas negativas y acceder a futuros financiamientos, coincidieron especialistas. La necesidad de no figurar en la "lista negra" de los deudores responde al entorno económico, pero también a que los usuarios de servicios financieros ya toman en cuenta el peso que su buena o mala calificación tiene sobre sus necesidades crediticias a mediano o largo plazo, dice el especialista en Banca y director de la escuela de Mercadotecnia de la Universidad Panamericana (UP), Mario Cortés.

Las solicitudes de aclaración relacionadas con las Sociedades de Información Crediticia ocupan el segundo lugar en las reclamaciones recibidas mediante el proceso de Gestión Electrónica de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), sólo por debajo de las tarjetas de crédito.

"Estas solicitudes ocupaban el año pasado el noveno lugar, y ahora han desplazado a las aclaraciones sobre Afores y Retiro hasta el cuarto sitio (...), creemos que se debe a las condiciones obvias del panorama económico actual", asegura el vicepresidente Técnico de Condusef, Luis Fabre Pruneda.

La recesión por la que atraviesa el país ha obligado a que hasta el momento cerca de 2 millones de personas hayan buscado la reestructuración de sus tarjetas de crédito, desde los 800,000 que lo solicitaron al cierre de 2008, según la dependencia.

Esta tendencia de verificar la información crediticia ayuda también a detectar y corregir errores.

"Cuando un usuario pide al Buró o Circulo de Crédito información, aunque no tenga adeudos, algunas veces se lleva sorpresas desagradables que de otra forma no hubiera podido detectar ni aclarar", dice Cortés.

Las reestructuras bancarias son un arma de doble filo, ya que al reflejarse en el historial pueden dar una nota negativa al usuario o mostrarlo como una persona interesada en pagar su adeudo, opinan los expertos.

"Podría ser una traba para obtener un nuevo financiamiento, pero siempre es mejor asumir los compromisos y evitar que las deudas continúen creciendo", asegura el catedrático de la UP.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe los mejores tips para tu ahorro, gasto e inversión.

Los usuarios de la banca se han visto en problemas para pagar sus deudas debido al desempleo que actualmente viven 2.3 millones de mexicanos; analistas prevén que la crisis cobre 700,000 puestos más.

Se calcula que la banca comercial mantiene alrededor de 190 comisiones en los diferentes productos financieros que ofrece, rubro que aporta el 32.8 de sus ingresos totales según la Condusef.

Ahora ve
La agonía de Takata terminó con su declaración de bancarrota
No te pierdas
ç
×