Bancos podrían reclasificar a deudores

Cerca de 7 millones de personas tienen calificación de incumplimiento ante el Buró de Crédito; la Condusef considera que las claves actuales podrían frenar el financiamiento de manera arbitraria.
credito  (Foto: Cortesía SXC)
Isabel Ferguson
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Las Sociedades de Información Crediticia (SIC) tienen en sus listas de incumplimiento a más de 7 millones de personas físicas y morales, sin contar los 2.7 millones de clientes bancarios que podrían estar entre sus filas por cuestiones de reestructura bancaria.

El Buró de Crédito actualmente clasifica de igual manera a las personas que tienen endeudamientos mayores con daños patrimoniales a las instituciones y a aquellos que cuentan con retrasos menores en el pago de sus créditos o están en proceso de reestructura, impidiendo en ambos casos el acceso a financiamientos.

Ante esta dificultad, la Condusef propondrá la próxima semana al Banco de México y a la Comisión Nacional Bancaria y de Valores la reclasificación de las claves utilizadas por las SIC, las cuales hasta el momento van "de cero a nueve, donde el cero indica que eres una persona que cumple y de ahí avanza en la numeración para señalar el grado de incumplimiento, donde una "X" significa incumplimiento total", de acuerdo con el Buró de Crédito.

"Al final del día hay condiciones exógenas que acercan a una persona a ese grado de incumplimiento, falta de empleo, robos incluso, no necesariamente se debe a una cultura del no pago", afirma Gerardo Aparicio, profesor investigador de la Universidad Panamericana.

La dificultad que presenta esta propuesta es que podría caerse en una administración por excepciones en la que el deudor tiene la impresión de que "al final no pasa nada", según el investigador. Por ello propone un análisis a profundidad y una clara diferenciación entre quienes son clientes AAA y CCC para proceder a la reclasificación de las 26 claves que posee el Buró.

"Es necesario una clasificación de aquellas personas que se registran en el Buró de Crédito debido a una reestructura parcial, total, de cambio de tasas de interés, porque se puede prestar a arbitrariedades, y hay registros muy subjetivos de una u otra institución", indica Luis Pazos, presidente de la Condusef.

La propuesta podría ser benéfica tanto para las instituciones financieras y comerciales como para los usuarios.

"El banco lo puede tener como un cliente más en otros productos y el propio usuario gana en el aspecto en que no se le cierre la fuente de crédito", dice el catedrático.

Los más de 50 millones que se encuentran en las bases de datos del Buró pueden pedir el Reporte de Crédito Especial una vez al año, para conocer el estatus de su historial crediticio, así como solicitar aclaraciones y modificaciones sobre el mismo. Una vez que se registra un incumplimiento en el Buró, los clientes permanecerán en dicha clasificación durante 6 años, tras saldar el adeudo.

La reclasificación podría requerir de mucha inversión pero va acorde al proceso de reestructura financiera que se está viviendo, además de que al permitir la reincorporación de los clientes se reactivaría el flujo de dinero, explicó la Comisión.

La Condusef también pedirá a las instituciones que notifiquen a los clientes antes de clasificarlos ante el Buró, de manera que tengan la oportunidad de solicitar aclaraciones al respecto.

Claves "peligrosas" del Buró de Crédito

Al momento de pedir el Reporte de Crédito es importante analizar si se cuenta con alguna de las siguientes claves, de ser así se pierde la posibilidad de acceder a financiamientos.

96: retraso de más de 12 meses en uno de los créditos

97: deuda parcial o total sin recuperar, quitas y reestructuras.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe los mejores tips para tu ahorro, gasto e inversión.

99: fraude cometido por el consumidor

FUENTE: CNNExpansión.com con  información de Condusef

Ahora ve
Escultores del hielo alistan sus piezas en mercado de Edimburgo
No te pierdas
×