Errores del IEPS en telecomunicaciones

Telecom-CIDE prevé un daño al crecimiento del país por aplicar una tasa impositiva de 4% al sector; la telefonía móvil más cara, parte del motor del crecimiento, dañará los ingresos de los pobres.
Celulares  (Foto: AP)
Enrique Duarte
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

El crecimiento económico del país, atado en una parte por la evolución de las tecnologías de la información y comunicación (TICs), podría retrasarse por la pretensión del Gobierno mexicano de cobrar un impuesto a las telecomunicaciones, según un estudio de Telecom-CIDE. Solamente aumentar la carga impositiva en la telefonía móvil podría generar una reducción en la penetración de entre 2.2 y 4.3 puntos porcentuales, equivalentes a entre 2.4 y 4.6 millones de usuarios.

La anterior situación generaría una destrucción de la riqueza potencial de entre 20,000 y 81,000 millones de pesos, según el análisis.

El Gobierno mexicano pretende recaudar unos 13,911 millones de pesos con el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) a las telecomunicaciones (telefonía móvil, Internet, entre otras), con una tasa del 4%, propuesto en las modificaciones fiscales propuestas al Congreso de la Unión.

"Un aumento de precio, aún bajo un escenario de poca elasticidad, debe por lo tanto causar impactos negativos sobre la contribución del sector al crecimiento económico", mencionó el estudio.

La carga impositiva para el sector podría alcanzar una tasa del 21%, sumando el actual Impuesto al Valor Agregado (IVA) de 15%, más el IEPS propuesto al 4%, aunado a la también propuesta Contribución para el Combate a la Pobreza que gravaría todas las ventas de bienes y servicios con una tasa del 2%.

Hacienda te cobrará por pagar impuestos 

En México existen actualmente unos 27.6 millones de personas que utilizan el Internet, mientras que un 93% de las cuentas son de banda ancha, además de que entre 4 y 5 millones de usuarios se conecta a través de su teléfono celular.

Los datos mostrados por la Asociación Mexicana de Internet (AMIPCI) también relevan que en México existen alrededor de 73.6 millones de teléfonos celulares en uso.

Aunque la economía mexicana presentó una caída en el primer semestre de 9.2%, las industrias de las telecomunicaciones mantuvo un ritmo de crecimiento del 12% en el mismo periodo.

Según el texto de Telecom-CIDE, varios economistas han encontrado que cuando la inversión en telecomunicaciones alcanza una masa crítica, el impacto de la economía se magnifica; tal es el caso de la telefonía móvil, donde mayores costos impactarían en el crecimiento del país, por un menor uso (desde la actual penetración del 72%, incluso en los hogares con menores recursos (20% de los domicilios en México).

Sin embargo, México sufre un atraso en telecomunicaciones principalmente por altos costos que enfrentan los consumidores, que aunque van a la baja, aún se encuentran en niveles altos en comparación con naciones desarrolladas, incluso con países de América Latina.

Los usuarios de uso bajo de telefonía móvil pagan alrededor 240 dólares anuales por 360 minutos de llamada y 396 mensajes al cierre de 2008; los de uso medio pagan alrededor de 400 dólares anuales por 780 minutos de llamada y 600 mensajes de texto; mientras que uso alto pagan 740 dólares por ,680 minutos de llamada y 660 mensajes de texto.

Los usuarios de Dinamarca y Nueva Zelanda pagan 50 y 125 dólares por los dos primeros usuarios, según un estudio reciente de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

Telecomunicaciones, generador de empleo

El análisis de Telecom-CIDE prevé que en México existe una demanda insatisfecha de líneas de banda ancha de alrededor de más de 1.5 millones de líneas. Satisfacer este número de usuarios significaría aumentar la penetración en 1.4 líneas por cada 100 habitantes, es decir, de 7.1 a 8.5.

"Este incremento tendría como efecto la creación de 38,832 empleos nuevos, lo que significa un aumento de 2.8% en la tasa de generación de empleo a nivel nacional", mencionó.

El impuesto sí es regresivo

Las personas de escasos recursos tendrán una carga impositiva más elevada, porque el consumo será menos accesible para quienes ya consumen y (2) se dificulta la adopción para quienes no los consumen aún. Lo anterior ya que serán impuestos que tasan productos o servicios en los que los sectores de menores recursos gastan proporcionalmente una mayor parte de sus ingresos.

Esto se podrá en los consumidores de telecomunicaciones de menores ingresos, ya que equivale al 0.27% (telefonía fija) y 0.19% (telefonía móvil) de su gasto total mensual. Ya para el decil de mayores ingresos, estos porcentajes disminuyen a tan sólo 0.09% y 0.11%, precisó el estudio.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe los mejores tips para tu ahorro, gasto e inversión.

Según Hacienda, este impuesto gravará a las empresas que utilicen el espacio radioeléctrico que ha generado grandes ingresos para las grandes empresas -monto multiplicado por 12 en términos reales desde 1998 a 2007-, mientras que el pago por uso, goce, explotación o aprovechamiento del espectro radioeléctrico sólo ha crecido 1.13 veces en términos reales.

Según lo expuesto por la dependencia este impuesto será efectivo en su recaudación por tratarse de un servicio que presta un número reducido de empresas; por otro lado, precisa que recaerá en grupos de altos ingresos dentro de la población.

Ahora ve
A 100 metros de altura, Jeff Bezos inaugura la nueva granja eólica de Amazon
No te pierdas
×