Deudores, nuevas víctimas de fraude

Morosos son presa fácil de personas que ofrecen créditos para liquidar deudas a tasas exorbitantes; los prestamistas se anuncian en el periódico y aparentan no pedir garantías para el financiamiento.
trampa-dinero  (Foto: Jupiter Images)
Tania M. Moreno
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Los morosos de tarjetas de crédito se han vuelto presa fácil para la comisión de fraudes, ya que existen particulares que les ofrecen dinero para liquidar la deuda con altas comisiones y tasas de interés o garantías muy elevadas, advirtió la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef). Los usuarios de la banca en México se han visto en problemas para pagar sus deudas por la recesión económica; se estima que se pierdan 700,000 empleos en 2009, además de los 2.8 millones que existen de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Estos anuncios, que pueden encontrarse en periódicos o directamente en Internet, ofrecen créditos para pagar deudas, préstamos personales y líneas revolventes de cualquier cantidad, sin requisitos mínimos, comprobante de ingresos ni consulta previa al buró de crédito.

Las leyes mexicanas no prohíben que particulares o empresas den financiamiento a otros particulares, por lo que esta práctica, aún cuando busque un acuerdo provechoso para el prestamista no en un delito, dijo el director general de Análisis de Servicios y Productos Financieros de la Condusef, José María Aramburu.

"Si una empresa o persona se anuncia en el periódico y ofrece un crédito para pagar una deuda de tarjetas o financiamientos varios no es ilegal (...), sólo va contra la ley cuando busca captar dinero del público, por ejemplo que pida un monto determinado para dar el dinero", aseguró el directivo.

La cartera vencida en el segmento de tarjetas de crédito se ubica actualmente en 9.81%, por un total de 24,000 millones de pesos, según datos de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV).

Ante esta situación la Condusef recomienda ser muy cautelosos antes de tomar cualquier oferta que exista.

La desesperación por las deudas y el no comparar hacen que sea fácil que la gente se aproveche de los deudores, ya que además de pedirles dinero por anticipado, fijan tasas de interés superiores a las que hay en los bancos formales.

"Hemos sabido de gente a la que le ofrecen un préstamo de 100,000 pesos, pero para dárselos les piden 10,000, y cuando los obtienen, desaparecen", aseguró Aramburu.

Antes de tomar un crédito, el funcionario recomendó conocer las condiciones del financiamiento, tasa de interés del préstamo, conocer las garantías exigidas y cerciorarse que las condiciones sean más convenientes que las ofrecidas por la banca tradicional.

En caso de haber sido víctima de fraude o extorsión, la Condusef no está habilitada para tomar cartas en el asunto, ya que la ley no prohíbe a personas físicas otorgar créditos, por lo que el usuario queda desamparado.

El único caso en que se puede intervenir es si estas instituciones o prestamistas pretenden captar dinero mediante promesas de "convertir al usuario en socio", ya que esta es una práctica limitada a las instituciones financieras.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe los mejores tips para tu ahorro, gasto e inversión.

Si es así y se trata de una Sofom no regulada, la queja debe presentarse directamente en la Condusef, de lo contrario deberá turnarse a la CNBV, que es la autoridad facultada para sancionar esta práctica.

No te dejes sorprender

  • Antes de contratar un producto o servicio financiero compara la oferta del mercado, ya que entre la opción más barata y la más cara siempre habrá una diferencia de entre el 25 y 30%, señaló el directivo de Condusef.
  • Aunque el trámite y los requisitos suelen ser más tardados y extensos, lo mejor es hacerlo con instituciones serias debidamente establecidas, formales y que estén en el Registro de Prestadores de Servicios Financieros, para asegurarte que ante cualquier controversia estás amparado por la ley.
  • Nunca olvides verificar las garantías que te exige el prestamista, ya que en todo momento deberás asegurarte que sean por escrito y en condiciones más favorables que las que tienes con en banco al que le debes, si no, no vale la pena adquirir una deuda más difícil de saldar.
Ahora ve
Historias de abuso sexual que han sacudido al mundo del entretenimiento
No te pierdas
×