Desempleo: mayor preocupación por crisis

Falta de empleo y pérdida de poder adquisitivo, los efectos que más inquietan a los consumidores; Internet es la mejor aliada de los mexicanos para reducir su gasto en diversión, según un estudio.
compras, precios, tienda, súper, consumo, Sam´s  (Foto: AP)
Tania M. Moreno
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

El desempleo y la pérdida de poder adquisitivo son los efectos de la crisis que más preocupan a los mexicanos, de acuerdo con un estudio que mide los cambios en el consumo después de la debacle financiera. Y aunque el consumo se ha estabilizado, la inflación que generada por el ajuste económico y la percepción de que la crisis afecta el crecimiento del país ha hecho que los mexicanos sigan manejando su gasto con cautela, revela el análisis de las consultoras TNS Research International, Latin Panel y la agencia de publicidad Ogilvy.

Esta encuesta fue hecha en Latinoamérica y México hasta septiembre de 2009 a través de cuestionarios online y presenciales.

Si fuera necesario recortar gastos para estabilizar el bolsillo, la primera acción de los mexicanos sería no contraer deudas,  para 86% de los encuestados, seguida de disminuir la inversión en viajes y diversión en el 73% de los casos, bajar su gasto en telecomunicaciones para 50% y en productos en belleza e higiene en un 21%.

"Los hábitos de compra se han estabilizado, al tiempo que las promociones han aumentado (...), la proximidad se ha vuelto clave, por lo que la gente está acudiendo a más tiendas y no a un solo establecimiento", dice el director general de Latin Panel, Carlos Cotos.

Esto refleja la preocupación por mantener el ingreso y sacrificar lo superfluo, que en algunos casos significa olvidar la lealtad hacia una marca determinada y buscar mayores satisfactores.

En el caso de los alimentos, las variaciones en el precio se tradujeron en un aumento de compra, igual que en las bebidas.

Apuestan a Internet

Por otro lado, la crisis cambió las prioridades y los objetivos, como en el caso de los artículos de higiene y belleza, que aunque mantienen un alza en sus precios el consumo se mantiene porque nos ayudan a recuperar la autoestima y se usan para consentirse a pesar de la dificultad del entorno económico.

Para estos productos también existen trucos que los consumidores utilizan, como prolongar el uso aprovechando hasta la última gota, "si no hay suficiente valor en ese producto, simplemente se sustituye", dice Cotos.

Para el 79% de los consumidores mexicanos, la crisis afectó mucho sus finanzas, mientras que el promedio en Latinoamérica es de 52%, de acuerdo con el estudio.

Por eso nueve de cada diez dijo que se quedaría en casa para tratar de ahorrar.

Este cambio de hábitos ha sido más fácil gracias a la popularidad que Internet ha ganado, en especial con herramientas como las redes sociales, que han contribuido a que los consumidores permanezcan más tiempo en su hogar y sustituyan el gasto en diversión por el entretenimiento virtual.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe los mejores tips para tu ahorro, gasto e inversión.

"En este caso vemos más que un ajuste en el gasto, un cambio en el perfil del consumidor, que busca mayores satisfactores para no deprimirse, y lo hace con el plus de obtener un mejor precio", dice el especialista en Mercadotecnia de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), Carlos Aguilar.

Así que para incentivar el consumo las marcas deberán esforzarse por ofrecer distintivos de valor y apostar por el "gancho emocional" para ganar mercado entre un sector que cada día se vuelve más selectivo pro la crisis, finalizó el especialista.

Ahora ve
Carstens deja Banxico con un recorte al pronóstico de crecimiento económico
No te pierdas
×