¿Me conviene adquirir una tarjeta ahora?

Los expertos recomiendan, a pesar de la crisis, tener al menos un plástico y usarlo adecuadamente; también aconsejan no tener más de dos tarjetas por persona, ya que compromete los ingresos.
tarjeta  (Foto: Jupiter Images)
Tania M. Moreno
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

A pesar de la crisis económica, el alza a los impuestos y aumentos en servicios públicos que entrarán en vigor en 2010, contratar durante diciembre una tarjeta de crédito es una buena opción si este instrumento financiero se maneja de forma adecuada, concuerdan especialistas.

El plástico crediticio es una herramienta que sirve para aumentar la capacidad de compra y permite tener un registro financiero de todas las operaciones realizadas, pero es también un arma de doble filo cuando no se limita su uso.

Para quienes ya tienen una tarjeta de crédito, los especialistas recomiendan no caer en la tentación de adquirir un nuevo plástico a menos de que se esté totalmente seguro de poder cumplir con los compromisos financieros de este instrumento.

"Una billetera llena de tarjetas no necesariamente quiere decir que el individuo tenga mucho dinero u orden financiero (...), una o dos son suficientes para evitar descalabros económicos", dice el profesor de Contabilidad y Finanzas del Tec de Monterrey Ciudad de México, José Gómez Villareal.

Antes de elegir una tarjeta es necesario conocer todas las reglas inherentes a ella, es decir, el Costo Anual Total (CAT), la tasa de interés que maneja, comisiones, anualidad y las multas en caso de pagos a destiempo, dice el vicepresidente de Desarrollo de Negocios de MasterCard México y Latinoamérica, Armando Huitrón.

Además debes tomar en cuenta tu nivel actual de ingresos y determinar cuál es tu capacidad de endeudamiento para ver si tu situación financiera actual te permitirá adquirir este compromiso, recomienda el académico de la Escuela de Finanzas de la Universidad Panamericana (UP), Gerardo Aparicio. Descarga la calculadora para conocer tu nivel de endeudamiento.

A estas precauciones debe agregarse que debido a la carga fiscal para el próximo año los consumidores pagarán en general 1% por sus compras, lo que incluye el crédito bancario y los intereses de las tarjetas de crédito.

Entre sus ventajas destacan que ayudan a enfrentar las emergencias, sobre todo en gastos médicos y que posibilitan las reservaciones en épocas de vacaciones, como la decembrina.

Menos es más

Aunque el número de tarjetas de crédito que se tengan depende del nivel de ingresos, situación financiera y capacidad de pago de cada persona, los expertos recomiendan no superar los dos plásticos.

"Hay quienes tienen tres o cuatro con diferentes montos y algunas las utilizan para operaciones diarias y las de mayor fondeo las dejan para emergencias o Comoras fuertes (...), esto es adecuado pero existe el riesgo de dejarse vencer por la tentación", dice Huitrón.

Recuerda que por cada tarjeta debes cubrir gastos específicos, como anualidades, comisiones, costos por aperturas con el banco, etcétera.

Si ya tienes un plástico y cubres perfectamente tus gastos, los expertos recomiendan no adquirir otro: "Si no lo has necesitado hasta ahora, es poco probable que lo hagas después, y en cambio puedes comprometer tus ingresos", dice Aparicio.

Tener más de una tarjeta sólo es recomendable para quienes tienen un orden financiero impecable, ya que de no tener cuidado, este compromiso se puede convertir en un costoso dolor de cabeza.

Por el contrario, si manejas más de una tarjeta, los especialistas recomiendan analizar los costos de cada plástico y eliminar la tarjeta más cara.

Finalmente los expertos recomiendan conservar el plástico con la mejor tasa de interés y que tenga una línea de crédito suficiente, de tal manera que se te posible utilizar y pagarla adecuadamente.

Ahora ve
La vaquita marina, el negocio de la extinción
No te pierdas
×