Planifica tu seguro y ahorra

Sólo el 5% de los mexicanos tiene un seguro de gastos médicos mayores y 7% uno de vida; no contar con esta protección puede poner en riesgo tus ahorros y hacerte perder tu patrimonio.
cartera  (Foto: Jupiter Images)
Tania M. Moreno
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Tener un seguro que te proteja personal y financieramente es esencial para prevenir desajustes en el presupuesto y no comprometer el ingreso familiar, concuerdan especialistas. A pesar de la importancia de esta protección sólo el 5% de los mexicanos tiene un Seguro de Gastos Médicos Mayores (SGMM), 7% cuenta con un Seguro de Vida y únicamente el 47% de los autos del país está asegurado, de acuerdo con datos de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS).

Este hecho refleja "la pobre cultura de prevención que existe en México, ya que la mayoría no tiene seguro porque piensa que es demasiado caro, pero cuando éstos se incluyen en el presupuesto se puede ver que sólo basta un poco de planeación", dice el especialista en finanzas personales y fundador de Liverti, Salvador Tamayo.

Los seguros no son un gasto, como muchos piensan, sino un instrumento que te ayuda a conservar tu patrimonio cuando un evento inesperado afecta tu persona o tus bienes, señala a su vez el director Seguros S, una empresa que ofrece seguros automotrices en línea, Igal Rubinstein.

Como la mayoría de los instrumentos financieros, los seguros deben ser un traje a la medida y por tanto deben adquirirse dependiendo de tu situación personal y económica actual y de cuerdo a las necesidades de cobertura que requieras.

Los especialistas recomiendan no destinar más de 15% de tus ingresos a este rubro para evitar desajustes. Esta cantidad debe incluir los seguros de vida, automotriz y de gastos médicos.

En una categoría aparte puedes contemplar un seguro de ahorro para tu retiro y de vivienda, en el que la cantidad recomendada es de 10%.

Utilizar 25% de tus ingresos para el pago de seguros puede parecer una cantidad excesiva, pero equivale a tener libres 7.5 pesos de cada 10 que ganas, por lo que si haces cuentas pagar un seguro es mucho más barato que endeudarte en caso de una emergencia, dice la experta en finanzas personales de la Universidad Panamericana (UP), Rosa María Izquierdo.

Los seguros son un gasto fijo, por lo que deben incluirse en una categoría fundamental dentro de tu presupuesto.

"Muchos confunden la inversión o el ahorro con la protección, pero son dos cosas diferentes, así que deben separarse desde la planeación de los gastos", asegura Tamayo.

Para contratar un producto adecuado siempre es mejor contar con asesoría especializada, ya que no sólo las características del producto, sino tu etapa de vida y la cobertura que elijas son determinantes para el costo de la póliza.

Verifica los agentes de seguros autorizados y capacitados para vender estos productos.

Lo primero es comparar precios, pues aun cuando se tenga un monto asegurado o cobertura estándar, las ofertas de las diferentes instituciones tienen diferencias que pueden implicar un ahorro considerable, recomienda la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef).

También debes tomar en cuenta que los beneficios adicionales de cada producto implican un gasto extra, por lo que antes de contratarlos debes valorar si realmente los necesitas.

"Contratar una sobreprotección también es una fuga de dinero, ya que es un gasto innecesario y destinas dinero a un producto que no te da mayores rendimientos", señala Izquierdo.

Los especialistas coinciden en que la protección es fundamental, pero si tu situación financiera no te permite asegurar todos los rubros de tu vida, al menos debes preocuparte por contratar uno de gastos médicos mayores, de vida y automóvil, que corresponden a los imprevistos más comunes.

Toma en cuenta que cada una de las compañías aseguradoras ofrece diversos plazos para el pago de las pólizas, aunque regularmente éstos son anuales, semestrales, trimestrales o mensuales, según Condusef.

Recuerda que si eliges el pago anual sólo desembolsarás el costo del seguro en una sola exhibición, si eliges un plazo diferente la aseguradora incluirá en el precio una cantidad extra como costo de financiamiento, por lo que es mejor ahorrar para evitar ese pago adicional.

A partir de la contratación del seguro, independientemente de la forma de pago que hayas elegido tienes 30 días para realizar el pago de tu póliza, de acuerdo con la ley. Este periodo también aplica para hacer cualquier aclaración.

Una vez transcurridos los 30 días si no has pagado el seguro la compañía podrá cancelar la póliza y habrás quedado desprotegido.

Finalmente antes de renovar este instrumento verifica que las condiciones ofrecidas no hayan cambiado, y sobre todo calcula el costo de la póliza con los incrementos que ha sufrido el producto.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe los mejores tips para tu ahorro, gasto e inversión.

Los expertos recomiendan cambiar de proveedor si a causa de la oferta del mercado los precios de otras compañías son menores en productos similares. En todo caso antes de mudar tu seguro verifica que aún con el descuento cuentes con la misma protección o mejores condiciones.

Otro factor fundamental para cambiar de aseguradora es si el agente de seguros o tu asesor no te brindan información clara o si te presionan para adquirir nuevas coberturas que no necesitas.

Ahora ve
Mayo de 2017 ha sido el mes con más asesinatos en México en los últimos 20 años
No te pierdas
ç
×